China aplicará estímulo fiscal de más de un billón de yuanes, según CICC

In Autonomías, Noticias by PSTBS12378sxedeOPCH

BEIJING, 11 sep (Xinhua) -- China está considerando la posibilidad de un estímulo fiscal de más de un billón de yuanes durante los próximos tres años, de acuerdo con el último informe publicado por la Corporación Internacional de Capital de China (CICC, siglas en inglés).


BEIJING, 11 sep (Xinhua) — China está considerando la posibilidad de un estímulo fiscal de más de un billón de yuanes durante los próximos tres años, de acuerdo con el último informe publicado por la Corporación Internacional de Capital de China (CICC, siglas en inglés).

El gobierno central inyectará un total de entre 1,2 billones de yuanes (188.000 millones de dólares) y 1,5 billones de yuanes para reponer el capital destinado a proyectos de inversión, principalmente aquellos ya aprobados por las autoridades, según el banco de inversión.

El estímulo podría reportar una inversión potencial total de entre 5 y 7 billones de yuanes en los próximos tres años, es decir, del 2,5 al 3,4 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB) de 2015 cada año.

Los proyectos de inversión se financiarán no sólo a través de los bancos de política sino también mediante entidades bancarias comerciales e inversores privados vía la asociación público-privada.

El informe se ha dado a conocer después de que el Ministerio de Hacienda del país presentara el martes múltiples políticas fiscales destinadas a estabilizar el crecimiento, tales como coordinar fondos para acelerar la construcción de proyectos, activar el dinero improductivo y ampliar las exenciones de impuestos.

Estas medidas significan que la política fiscal china “hará todo lo posible para apoyar el crecimiento”, indicaron fuentes de la CICC.

China está luchando contra la desaceleración del mercado inmobiliario, el exceso de capacidad industrial, la floja demanda y los problemas de las exportaciones, que provocaron una caída del crecimiento económico hasta el 7 por ciento durante la primera mitad del año.

La política fiscal se ha convertido en el factor principal de la estabilización del crecimiento, a medida que el margen para la relajación monetaria se ha reducido tras varias rebajas de las tasas de interés y los depósitos fiscales han continuado incrementándose, según la CICC.