China logrará desarrollo a ritmo rápido y estabilidad duradera en Tíbet

In Autonomías, Noticias by PSTBS12378sxedeOPCH

BEIJING, 22 ene (Xinhua) -- China ha elaborado planes para lograr un desarrollo de ritmo rápido y una estabilidad duradera en la región autónoma del Tíbet con el objetivo de garantizar el desarrollo de China en general, de acuerdo a una reunión de alto nivel que se llevó a cabo aquí esta semana


El presidente chino Hu Jintao y otros altos líderes que asistieron del 18 al 20 de enero a la reunión sobre el trabajo en el Tíbet, en la que acordaron que se deben realizar más esfuerzos para mejorar en gran medida los estándares de vida de la gente del Tíbet, así como la unidad y estabilidad étnica.

En su discurso, Hu subrayó la gran importancia del trabajo del Tíbet, diciendo que es una tarea ardua con el objetivo de cumplir la Concepción de Desarrollo Científico, crear una sociedad próspera en general, establecer una pantalla nacional de protección ecológica y lograr el desarrollo sustentable.

El trabajo también es vital para la unidad étnica, la estabilidad social y la seguridad nacional, además es favorable para el ambiente internacional, añadió.

Exhortó a todos los miembros del partido a materializar las significativas estratégicas y necesidades urgentes del trabajo del Tíbet.

Durante la reunión, altos líderes también hicieron planes para desarrollar áreas habitadas por tibetanos en Sichuan, Yunnan, Gansu y Qinghai.

Desde el 2001, cuando se llevó a cabo la cuarta reunión sobre el trabajo del Tíbet, esa región ha hecho notables logros en economía, protección del medio ambiente y sustento de la gente, entre otros.

La unidad étnica ha sido impulsado y se logró un importante éxito en la lucha contra las actividades separatistas, señaló Hu.

Las políticas del Comité Central del Partido Comunista de China (PCCh) respecto al Tíbet en la nueva era fueron totalmente correctas, adecuadas a la condición nacional, a las condiciones reales del Tíbet y a los intereses fundamentales de la población de todos los grupos étnicos en el Tíbet, dijo.

Gracias a los arduos esfuerzos hechos en los últimos 50 años, especialmente después del inicio de la política de reforma y apertura en 1978, el Tíbet ha mejorado pero aún enfrenta dificultades y desafíos.

Hu comentó que la principal contradicción del Tíbet, así como del país en general, sigue estando entre las crecientes necesidades materiales y culturales de la gente y el retraso en la producción social.

Sin embargo, el Tíbet enfrenta una “especial contradicción” entre la gente de todos los grupos étnicos y las fuerzas separatistas encabezadas por la camarilla del Dalai, expresó.

Esas contradicciones han hecho que el desarrollo y la estabilidad duradera sean los principales temas en el trabajo del Tíbet, explicó.

Hu dijo que China se adherirá inquebrantablemente y mejorará las teorías y políticas del PCCh hacia las nacionalidades, así como el sistema de autonomía regional de los grupos étnicos en el Tíbet.

Al prometer tomar sustanciales medidas para garantizar el “orden normal del budismo tibetano”, Hu señaló que debe fomentarse constantemente la conciencia de pertenencia a la nación china y de ser ciudadanos que acatan las leyes entre los cuadros y las masas en el Tíbet.

Hu pidió evitar fundamentalmente y combatir “la penetración y el sabotaje” de los separatistas que promueven la “independencia del Tíbet”, con el fin de proteger la estabilidad social, el sistema socialista legal, los intereses fundamentales del público, la unidad nacional y la solidaridad étnica.

En la conferencia, Hu explicó las directrices del desarrollo social y económico del Tíbet en la próxima década.

Dijo que para el 2020 el ingreso neto per cápita de los agricultores y de los pastores en el Tíbet debe acercarse al nivel nacional level.

La capacidad del Tíbet para proporcionar servicios públicos e infraestructura también debe ser comparable con el nivel nacional para el año 2020, a través de más inversiones del gobierno y de una mejor administración.

Hu dijo que debe ponerse mayor énfasis en el mejoramiento del sustento de los agricultores y pastores tibetanos, en una mejor coordinación del desarrollo social y económico, en la capacidad de autodesarrollo del Tíbet, y en la protección del medio ambiente.

“El avance en el desarrollo del Tíbet significa la combinación del crecimiento económico, el bienestar, un ambiente ecológico sano, estabilidad social y progreso”, dijo.

Subrayó el significado que tiene el Tíbet para garantizar la seguridad nacional de China, y los esfuerzos para convertir la región en una reserva estratégica de recursos naturales, una base de producción agrícola, una tierra con una cultura única y un destino turístico de clase mundial.

Hu mencionó que la agricultura, la ganadería, el turismo, la industria artesanal y el desarrollo de recursos disfrutarán de más apoyo.

Con el fin de mejorar el sustento de la población tibetana, se destinará un mayor presupuesto del gobierno hacia los servicios públicos, como educación, servicios médicos, telecomunicaciones y la red de seguro social que abarque tanto a residentes urbanos como rurales.

Otros altos líderes que asistieron a la reunión fueron Wu Bangguo, Wen Jiabao, Jia Qinglin, Li Changchun, Xi Jinping, Li Keqiang, He Guoqiang y Zhou Yongkang.