China presenta protesta solemne por reunión de Obama con Dalai Lama

In Autonomías, Noticias by PSTBS12378sxedeOPCH

El viceministro chino de Relaciones Exteriores, Cui Tiankai, convocó ayer viernes al embajador de Estados Unidos en China, Jon Huntsman, y le presentó una protesta solemne por la reunión del presidente de ese país, Barack Obama, con el Dalai Lama.


“La acción de Estados Unidos interfirió groseramente en los asuntos internos de China y lastimó seriamente los sentimientos nacionales del pueblo chino y las relaciones sino-estadounidenses”, dijo, también hoy, el portavoz de la cancillería china, Ma Zhaoxu.

Obama y la secretaria de Estado, Hillary Clinton, sostuvieron reuniones separadas con el Dalai Lama ayer jueves en Washington, haciendo caso omiso a la fuerte oposición por parte de China.

“El Tíbet es una parte inalienable del inviolable territorio de China, y los asuntos concernientes al Tíbet son puramente asuntos internos de China”, enfatizó Ma.

China se opone firmemente a que líderes o funcionarios gubernamentales de cualquier país se reúnan con el Dalai Lama en cualquir forma, y también se opone firmemente a que cualquier país o cualquier persona utilice el asunto de Dalai Lama para intervenir en sus asuntos internos, agregó el portavoz.

“Las palabras y acciones del Dalai Lama han demostrado que él no es una simple figura religiosa sino un exiliado político que desde siempre ha venido dedicandose a actividades separatistas bajo el pretexto de la religión”, criticó Ma.

Estados Unidos permitió al Dalai Lama visitar su territorio y programó reuniones entre éste y su presidente y otro de sus altos funcionarios, lo que violó gravemente las normas básicas que gobiernan las relaciones internacionales y fue en contra de los principios establecidos en los tres comunicados conjuntos China-Estados Unidos y la declaración conjunta China-EEUU, insistió Ma.

“La acción también infringió los repetidos compromisos del gobierno estadounidense en el sentido de que reconoce al Tíbet como una parte de China y de que no apoya la ‘independencia del Tíbet'”, añadió el portavoz, quién enfatizó en que China expresa su fuerte insatisfacción y absoluta oposición al respecto.

La determinación del gobierno y el pueblo de China de salvaguardar la soberanía nacional y la integridad territorial es firme e inquebrantable, y quienquiera que intente utilizar el asunto del Dalai Lama para interferir en los asuntos internos de China está condenado al fracaso, sostuvo Ma.

El funcionario exigió a Estados Unidos considerar seriamente la posición de China, adoptar inmediatamente medidas para aliviar el perjudicial impacto (de la reunión), y suspender definitivamente sus acciones de confabulación con y apoyo a las fuerzas separatistas enemigas de China que buscan la “independencia del Tíbet”.

Estados Unidos debe dejar de interferir en los asuntos internos de China y llevar a efecto acciones concretas para mantener un desarrollo saludable y sostenido de las relaciones sino-estadounidenses, dijo.

El título del 14º Dalai Lama le fue conferido a Lhamo Thondup, su nombre real, en 1940.

Después de lanzar una fallida rebelión armada en marzo de 1959, escapó a India y conformó el llamado “gobierno del Tíbet en el exilio”.

Desde entonces, y utilizando la religión como pretexto, el Dalai Lama se ha dedicado a actividades encaminadas a dividir a China y a socavar la estabilidad social del Tíbet.