Feria comercial de Urumqi dirige su mirada a Eurasia

In Autonomías, Noticias by PSTBS12378sxedeOPCH

URUMQI, 6 sep (Xinhua) -- China elevará de categoría la feria comercial que se celebra cada año en Urumqi, capital de la región autónoma uygur de Xinjiang, para convertirla en una importante plataforma comercial en el centro de Eurasia e impulsar la cooperación económica entre los países de esta zona vulnerable a los disturbios y la violencia.


La Feria de Economía y Comercio con el Exterior de Urumqi, clausurada el domingo, se celebrará a partir del año que viene bajo el nombre de Expo China-Eurasia y pasará a ser una importante plataforma de intercambio para los países de la Organización de Cooperación de Shanghai, formada por China, Rusia, Kazajistán, Kirguizistán,Tayikistán y Uzbekistán, informaron fuentes de la organización.

“El evento se mejorará en todos los aspectos”, subrayó el ministro chino de Comercio, Chen Deming, también presidente del comité organizador del evento.

Chen aseguró que a través de la Expo, China podrá llegar no sólo al centro y el sur de Asia, sino también al conjunto de Asia y a Europa.

Los organizadores indicaron que la nueva versión de la feria podría incluir negociaciones sobre pactos comerciales entre economías regionales, así como cuestiones diplomáticas y culturales.

Durante la edición de este año se han firmado contratos de comercio exterior valorados en 3.613 millones de dólares, además de contratos de proyectos por valor de 126.000 millones de yuanes. Los proyectos, algunos de ellos de ámbito nacional, están relacionados con sectores como el de la minería, el procesamiento de crudo, la construcción y el turismo.

Xinjiang, una región del oeste de China en la que los miembros de la etnia uygur representan una gran parte de la población, limita con países como Pakistán y Afganistán, vulnerables a disturbios y amenazas terroristas.

En julio de 2009, 197 personas murieron y otras 1.700 resultaron heridas en Urumqi en los disturbios más graves ocurridos en China en las últimas décadas. Las autoridades acusaron a los separatistas y los extremistas de haber incitado la violencia.

Tras los disturbios, el gobierno central inició campañas de desarrollo en esta zona remota y menos desarrollada que otras partes del país para eliminar los factores que podrían generar malestar entre la población.

Sin embargo, la situación en Urumqi sigue siendo tensa y las medidas de seguridad se han reforzado durante los cinco días de la feria.

El secretario del comité de Xinjiang del Partido Comunista de China (PCCh), Zhang Chunxian, destacó que la Expo China-Eurasia contribuirá a que Xinjiang se vuelva a convertir en una región clave para la apertura de China a sus vecinos del oeste.

Ying Qian, experto en cooperación regional del Banco Asiático de Desarrollo (BAD), con sede en la capital filipina de Manila, afirmó en declaraciones a Xinhua que las políticas de apoyo a Xinjiang aprobadas por el gobierno central, entre ellas la reforma de los impuestos sobre el crudo y el gas natural, la exención o reducción de impuestos para las empresas de las zonas más pobres y el aumento de inversión fija, acelerarán el crecimiento económico regional y atraerán más inversión doméstica y extranjera a la zona.

Además, Ying señaló que la inversión fija destinada a impulsar el papel de Xinjiang como puente de conexión entre China y Asia Central generará grandes beneficios tanto para la región autónoma como para los países miembros del Programa de Cooperación Económica Regional de Asia Central (CAREC, siglas en inglés) del BAD.

El programa, iniciado en 1997 para estimular la cooperación regional, incluye a China (principalmente Xinjiang), Afganistán, Azerbaiyán, Kazajistán, Kirguizistán, Mongolia, Tayikistán y Uzbekistán.

El economista del BAD subrayó que se debería invertir en conexiones de transporte, instalaciones logísticas y mejoras en los puntos de tránsito fronterizos.

“Los países del programa deben convertirse en un enlace terrestre en Eurasia para que las empresas puedan acceder más fácilmente al mercado regional y global”, afirmó Ronald Butiong, economista del BAD encargado de la unidad CAREC.