Insta Parlamento Europeo a respetar integridad nacional china

In Autonomías, Noticias by PSTBS12378sxedeOPCH

Algunos miembros del Parlamento Europeo (MPE) llamaron el miércoles a respetar la integridad territorial de China, mientras que debatían sobre la respuesta del bloque tras las revueltas de la región de Xinjiang.


Los MPE señalaron el hecho de que los disturbios que ocurrieron el 5 de julio en Urumqi, la ciudad de la región autónoma uygur china de Xinjiang, fueron instigados por los uygures separatistas, y que la mayoría de las víctimas eran parte de la etnia china Han.

Adrian Severin, un MPE rumano quien se expresó de parte del grupo socialista, declaró que los derechos de la minoría no deben ser utilizados como una excusa para buscar políticas separatistas ni utilizar medios extremistas para promoverlas.

“Asimismo, tenemos que pedirle a todos en este mundo que se abstengan de utilizar los derechos de las minorías como una manera para promover sus objetivos geopolíticos”, dijo Severin ante la Cámara.

Charles Tannock, de Gran Bretaña, manifestó que mientras que la mayoría de la población uygur en Xinjiang son seguidores pacíficos del Islam, “aun así, durante los últimos años, tristemente una parte de la población local se ha hecho cada vez más radical debido a los terroristas ligados con Al-Qaeda”.

Agregando que, debido a que la Unión Europea (UE) apoya la política de una China, “no debemos apoyar de ninguna manera la secesión de Xinjiang”.

Tannock, quien habló de parte del Grupo de Conservadores y Reformistas europeos (ECR, siglas en inglés), manifestó su descontento por las declaraciones del primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, en las que señala que la violencia en Xinjiang era un genocidio en contra de los uygurs.

Tannock hizo referencia a que Erdogan se ha negado a reconocer el genocidio armenio por parte de los turcos durante y después de la Primera Guerra Mundial.

Añadió que “de igual manera, sus esfuerzos para hacer un llamado a un nacionalismo turco son hipócritas, debido a la forma en la que Turquía trata a sus propias minorías, en particular a los kurdos en el este de Turquía.”

Nirj Deva, quien también es un MPE británico, adivirtió que la UE no debe apoyar las fuerzas separatistas en China.

Agregando que “el apoyo al separatismo en cualquier parte del mundo va en contra del espíritu de la UE (…), no podemos trabajar para unir Europa en nuestras patrias y apoyar la separación de China en el exterior. Ese es el camino al caos y al conflicto”.

De igual manera, Deva manifestó que si la violencia en Xinjiang fue “promovida y perpetrada por fuerzas externas, particularmente por las fuerzas fundamentalistas separatistas, entonces deberán ser juzgados en la Corte Penal Internacional, y que si fueron llevados a cabo dentro del país, entonces es un asunto que le corresponde a la policía de China”.

Algunos MPEs atacaron al gobierno chino por el control de la violencia o sus políticas respecto a las minorías en el país.

Estos MPE simplemente no quieren reconocer el hecho de que la violencia fue llevada a cabo por separatistas.

Struan Stevenson, de Gran Bretaña, pidió a este tipo de MPE que primero conozcan los verdaderos hechos.

“Los incidentes que tuvieron lugar el 5 de julio están relacionados con un ataque premeditado (…) Como sabemos, algunos militantes entre la población uygur de Xinjiang son fundamentalistas islámicos que exigen un estado separado. Llevaron a cabo un ataque violento que provocó la muerte de 137 personas de la etnia china Han, por lo que la gran mayoría de las víctimas mortales fueron Han”, anotó Stevenson.

Sabine Loesing, de Alemania, también criticó las ideas erróneas respecto a los uygurs en Xinjiang.

“Los uygurs en la región disfrutan de muchos privilegios. Por ejemplo, se les permite tener más de un hijo, así como practicar su religión durante horas de trabajo”, expresó Loesing frente a la Cámara.

Agregó que los europeos deben observar la situación desde un punto de vista imparcial, así como informarse mejor sobre los uygurs.

“En este caso, las cosas pueden ser un poco distintas a lo que parecen a primera vista. Debemos tener precaución cuando tomemos posiciones a favor de una parte”, señaló Loesing, quien es miembro del Grupo Confederado de la Izquierda europea unida, así como del grupo verde de izquierda nórdico.

Finalizó estableciendo que la UE debe apoyar el hecho de que le corresponde a China resolver sus propios problemas.