Piden a empresas estatales chinas promover desarrollo económico de Xinjiang

In Autonomías, Noticias by PSTBS12378sxedeOPCH

URUMQI, 20 ago (Xinhua) -- Las empresas estatales (SOE's por siglas en inglés) administradas por el gobierno central chino deben jugar un papel vanguardista para encabezar el desarrollo económico de la región autónoma uygur de Xinjiang, señaló hoy un alto funcionario.


Las SOE’s centrales deben adoptar como sus responsabilidades la promoción del desarrollo social para el beneficio de los residentes locales y mejorar los estándares de vida en la región, dijo Wang Yong, presidente de la Comisión de Supervisión y Administración de Activos Estatales (SASAC en inglés).

“Las SOE’s centrales no deben seguir el viejo camino de ampliar ciegamente, abusar de los recursos o recurrir a medidas de tratamiento luego de la contaminación al buscar el desarrollo en la región. Deben participar en los proyectos de construcción para mejorar el empleo local”, dijo Wang al hablar en la conferencia de los 121 jefes de SOE’s centrales que discutieron la construcción de Xinjiang para que se convierta en una tierra industrial montañosa.

La inversión de las SOE’s centrales en la región occidental se duplicará en los próximos cinco años, comparada con el periodo 2006-2010, pues 31 SOE’s centrales planean invertir 991.600 millones de yuanes (154.860 millones de dólares USA) en Xinjiang entre 2011 y 2015, dijo Wang en la reunión realizada en Urumqi, capital de Xinjiang.

Alrededor de 44 SOE’s centrales invirtieron un total de 573.900 millones de yuanes en el desarrollo de las industrias petrolera y petroquímica, de carbón, de energía y metalurgia de Xinjiang hasta fines de 2010, llevando las contribuciones de las SOE’s centrales a la producción de valor agregado de las industrias locales a más del 70 por ciento, según datos del gobierno local.

Según los programas de desarrollo diseñados por la SASAC y las SOE’s centrales, éstas últimas se enfocarán en la promoción de proyectos de la alta calidad, altos estándares y eficientes en costos en los sectores petrolero y petroquímico, químico-carbón y de metales no ferrosos.