Policía china rechaza afirmación de Rebiya Kadeer sobre “100 muertos en Kashgar”

In Autonomías, Noticias by PSTBS12378sxedeOPCH

URUMQI, 9 jul (Xinhua) -- La policía en la ciudad de Kashgar,  en la región autónoma uygur de Xinjiang (noroeste de China), negó  hoy jueves las afirmaciones de Rebiya Kadeer, líder del  separatista Congreso Mundial Uygur, acerca de que la policía había matado a más de 100 ciudadanos de etnia uygur al tratar de  disolver protestas masivas en la ciudad. 


En respuesta a la violencia desatada en la región el pasado  domingo, Kadeer publicó un comunicado en los medios de  comunicación de Estados Unidos el 8 de julio en el que afirmaba  que “Kashgar ha sido la zona más afectada de las ciudades (de la  región) y, según informaciones sin confirmar, más de 100  ciudadanos uygures fueron asesinados allí”. 

     “Las tropas han entrado en Kashgar, y las fuentes en la ciudad  sostienen que (las autoridades) han desplegado dos soldados chinos frente a cada vivienda donde residen habitantes uygures”, dijo el  comunicado. 

     Sin embargo, el buró de seguridad pública de Kashgar, a 1.600  kilómetros al suroeste de Urumqi, capital regional de Xinjiang,  hizo llegar una declaración a Xinhua en la que negaba las  acusaciones. 

     El documento indica que más de 200 personas intentaron  concentrarse en la mezquita Id Kah, la más grande que hay en China, y generaron “disturbios” en el lugar a las 17:15 horas del lunes. 

     Las fuerzas locales de seguridad y efectivos de la policía  armada se desplazaron a la zona con “vehículos con altavoces e  instaban a la gente a dispersarse, al tiempo que les recordaban  que desconocían los hechos” relativos a la violencia de los  últimos días en Urumqi, añade la declaración. 

     “Reaccionaron de inmediato para rodear a los alborotadores y  sofocar los incidentes”, indica el documento. 

     La policía logró dispersar a los asistentes hacia las 18:00  horas sin que se registrara “ningún muerto ni herido”, subrayó la  policía. 

     Los periodistas de Xinhua pudieron comprobar que la mayoría de  tiendas en Kashgar estaban cerradas el 7 de julio, pero algunos  turistas extranjeros regateaban con los vendedores que habían  abierto sus establecimientos. Algunos restaurantes regentados por  ciudadanos uygures estaban abiertos a las 22:00, pero había poca  gente por las calles a esa hora. 

     Durante el día de ayer, no circulaban coches militares o de  antidisturbios, pero sí podían verse varios vehículos policiales  por las avenidas de Kashgar que recordaban a los habitantes que  ignoraran los rumores mediante mensajes transmitidos por  altavoces. 

     En los disturbios del domingo pasado en Urumqi, al menos 156  personas murieron y 1.080 resultaron heridas, informó Li Yi,  director del departamento de publicidad del comité regional de  Xinjiang del Partido Comunista de China.