Presidente chino celebra reunión clave sobre disturbios en Xinjiang

In Autonomías, Noticias by PSTBS12378sxedeOPCH

BEIJING, 9 jul (Xinhua) -- El presidente chino, Hu Jintao,  convocó en la noche de ayer miércoles una reunión del Comité  Permanente del Buró Político del Comité Central del Partido  Comunista de China (PCCh) para discutir asuntos relacionados con  los disturbios de la región autónoma uygur de Xinjiang, en el  noroeste de China. 


 

     En la reunión se afirmó que la estabilidad en Xinjiang  constituye la “tarea más importante y urgente”, según una  declaración difundida hoy jueves. Durante el encuentro, las  autoridades también se comprometieron a imponer un “severo  castigo” a los culpables de acuerdo con las leyes del país. 

     Hu, secretario general del Comité Central del PCCh, acortó su  viaje a Europa debido a la situación en Xinjiang, y llegó a  Beijing en la tarde de ayer. 

     El gobierno “tomará medidas duras contra los delitos graves,  incluidos asaltos, vandalismo, saqueos e incendios” para mantener  la estabilidad social y salvaguardar los intereses fundamentales  del pueblo de Xinjiang, según la declaración. 

     El Comité Permanente pidió a las autoridades pertinentes que  “aíslen y tomen medidas contra la minoría delincuente” y que  “unifiquen y eduquen a la inmensa mayoría”. 

     “Los instigadores, organizadores, responsables y criminales  violentos de los disturbios serán severamente castigados de  acuerdo con la ley”, según la declaración. 

     “Entretanto, aquellos que participaron en los disturbios porque fueron provocados y engañados por los separatistas deberán recibir educación”. 

     Los actos violentos mortales ocurridos en Urumqi, capital de  Xinjiang, el 5 de julio, tienen “profundos” antecedentes políticos, dice la declaración. 

     Se trata de un delito violento grave que fue planeado y  organizado por las “tres fuerzas” del terrorismo, el separatismo y el extremismo tanto dentro como fuera del país, reza el documento, y “los disturbios se han traducido en grandes pérdidas para las  personas y han dañado enormemente el orden y la estabilidad  locales”. 

     El Comité Permanente pidió a los gobiernos locales que visiten  a las familias en duelo, los heridos inocentes y aquellos que  sufrieron pérdidas materiales, para mostrar el apoyo y la ayuda  necesarios. 

     Al menos 156 personas murieron y más de 1.000 resultaron  heridas en los disturbios del 5 de julio. 

     La declaración también pide a los comités del PCCh a todos los  niveles, organizaciones rurales, comunidades, empresas,  instituciones y escuelas que formen grupos de trabajo para  adentrarse en las unidades de base con el fin de permitir a toda  la población implementar las políticas del PCCh y gobierno. 

     El documento exige a los miembros del PCCh que “superen los  desafíos presentados por los momentos cruciales” y que dependan de las masas de todos los grupos étnicos para mantener la  estabilidad. 

     “Los cuadros y el público de Xinjiang deben atenerse al  principio de que la estabilidad es más importante que todo lo  demás”, según la declaración. 

     En la reunión se urgió “conceder gran importancia a la unidad  étnica” y a perpetuar la tradición de que las personas de todos  los grupos étnicos de Xinjiang “respiran juntos, comparten el  mismo destino y están vinculados entre ellos”. 

     Las personas deberían saber que “la etnia han no puede ser  separada de las minorías ni viceversa y que los grupos de minorías también se necesitan entre sí”, dice la declaración. 

     El documento exige que el público y los funcionarios de  Xinjiang aprecien la unidad étnica de la región con el objetivo de obtener una situación de prosperidad común. 

     Asimismo, la declaración pide a los funcionarios que ignoren  los rumores, que no sean incitados o instigados a participar en  actividades ilegales y que luchen contra las actividades  criminales de manera firme con el objetivo de mantener la unidad  étnica y estabilidad social. 

     En la reunión se pidió a todos los comités del PCCh y gobiernos que impulsen la “conciencia política”. 

     “Los funcionarios deberían optimizar su sentido de  responsabilidad y dirigir el público para mantener el crecimiento  económico, mejorar el nivel de vida y garantizar la estabilidad”,  reza la declaración.