Presidente chino subraya unidad para el Tíbet y promete combatir el separatismo

In Autonomías, Noticias by PSTBS12378sxedeOPCH

El presidente pidió una implementación integral y precisa de las políticas del Partido Comunista de China (PCCh) con respecto a asuntos étnicos y religiosos, así como esfuerzos para incrementar un sentido de identidad entre la gente de diversos grupos étnicos con "la patria, la nacionalidad china, la cultura china, el PCCh y el socialismo con peculiaridades chinas".


El presidente de China, Xi Jinping, subrayó la unidad nacional y étnica como un plan clave para el Tíbet, y prometió enfocarse en la estabilidad duradera y completa, así como en la lucha inquebrantable contra el separatismo.

En una reunión de dos días sobre la región autónoma del Tíbet, en el suroeste de China, que concluyó este martes, Xi afirmó que “los esfuerzos clave en los trabajos para el Tíbet deben ser dedicados a asegurar la unidad nacional y a consolidar la unidad étnica, con la tarea obligatoria de alcanzar la estabilidad social completa y a largo plazo”.

El mandatario destacó que el país debe “tomar la iniciativa firmemente” en la lucha contra el separatismo y prometió poner fin a todas las actividades que buscan dividir al país y destruir la estabilidad social.

Durante el encuentro, Xi reiteró una serie de estrategias que han estado vigentes y dijo que gobernar las áreas fronterizas es la clave para gobernar a un país, y que estabilizar al Tíbet es una prioridad para gobernar a las regiones fronterizas.

El presidente pidió una implementación integral y precisa de las políticas del Partido Comunista de China (PCCh) con respecto a asuntos étnicos y religiosos, así como esfuerzos para incrementar un sentido de identidad entre la gente de diversos grupos étnicos con “la patria, la nacionalidad china, la cultura china, el PCCh y el socialismo con peculiaridades chinas”.

También deben promoverse los valores marxistas en los puntos de vista de la gente sobre asuntos étnicos, religiosos y culturales, dijo el mandatario.

Las autoridades deben trazar planes de largo plazo y basarse en los funcionarios locales y en la gente común para garantizar la estabilidad persistente del Tíbet y de las provincias vecinas, donde habitan muchas personas de la etnia tibetana y de otras minorías étnicas, incluidas Qinghai, Sichuan, Yunnan y Gansu, indicó el presidente.

Xi urgió a los funcionarios de la región a que sigan el ritmo del Comité Central del PCCh en sus pensamientos y acciones, y les dijo que “cuiden la unidad como a sus propios ojos”.

“Debemos ayudar a la gente de diversos grupos étnicos a entenderse, apoyarse, apreciarse y aprender entre sí”, declaró Xi. También pidió más campañas educativas para promover la unidad étnica y un sentido de pertenencia a la misma nacionalidad china.

Es necesario realizar esfuerzos para promover el patriotismo entre el círculo budista tibetano y administrar de manera efectiva los monasterios en el largo plazo y alentar las interpretaciones de las doctrinas religiosas “quesean compatibles con una sociedad socialista”.

Xi Jinping pidió más esfuerzos para promover el crecimiento económico y el progreso social integral en el Tíbet y en las áreas habitadas por tibetanos en otras cuatro provincias, y prometió medidas sostenibles y políticas preferenciales continuas.

El Tíbet y las áreas habitadas por tibetanos en otras cuatro provincias han entrado en “una etapa crítica” hacia el cumplimiento de la meta del país de construir una sociedad modestamente acomodada de manera integral, expresó Xi en el encuentro.

En el futuro, deben continuar aplicándose políticas financieras, fiscales y de inversión especiales en la región autónoma del Tíbet, suroeste de China, y en las áreas habitadas por tibetanos en las provincias de Sichuan, Yunnan, Gansu y Qinghai, afirmó.

El desarrollo, destinado a mejorar las condiciones de vida de diversos grupos étnicos y a elevar la cohesión social, debe avanzar de manera prudente y estable, y todas las medidas que se tomen deben ser sostenibles, dijo Xi.

El presidente urgió a mejorar los servicios públicos básicos y a adoptar medidas enfocadas para aliviar la pobreza, resolver los problemas clave que conducen a la pobreza y mejorar las condiciones de vida de los pobres lo antes posible.

“Es necesario aplicar políticas de empleo más activas para ayudar a los residentes de todos los grupos étnicos a salir de sus granjas y a los pastores a trabajar en ciudades y compañías e iniciar negocios”, agregó.

Xi dijo que también deben hacerse esfuerzos para incorporar la educación sobre los “valores socialistas clave” en los cursos en escuelas de diversos niveles, difundir el idioma y escritura usados comúnmente a nivel nacional y esforzarse por impulsar a “los constructores amantes del Partido y patriotas y a los sucesores de la causa socialista”.