Violencia en Kunming es obra de fuerzas separatistas de Xinjiang

In Autonomías, Noticias by PSTBS12378sxedeOPCH

KUNMING, 2 mar (Xinhua) -- Las evidencias halladas en la escena del crimen muestran que el ataque terrorista ocurrido este sábado en la Estación de Trenes de Kunming, en la provincia de Yunnan en el suroeste de China, fue cometido por fuerzas separatistas de Xinjiang, informó el gobierno municipal.


KUNMING, 1 mar (Xinhua) — Se confirmó la muerte de 28 personas y lesiones a 113 a consecuencia de un ataque en la estación de trenes de Kunming, capital de la provincia de Yunnan en el suroeste de China, señalaron las autoridades.

Se trató de un ataque terrorista violento organizado y premeditado, dijeron las autoridades.

Un grupo de desconocidos armados con cuchillos atacaron a las personas que se encontraban en la estación de trenes de Kunming alrededor de las 21:00 horas, causando la muerte y lesiones de personas, dijo la policía de la ciudad.

Un reportero de Xinhua en el lugar comentó que varios sospechosos han sido detenidos, y la policía continúa investigando a las personas en la estación.

El reportero señaló que al lugar han llegado bomberos y personal médico, y que los lesionados están siendo trasladados al hospital para su atención de emergencia. La principal carretera a la estación ha sido acordonada.

Un médico del Hospital Popular Kunming No.1 dijo a Xinhua por teléfono que el personal médico del hospital está atendiendo urgentemente a los lesionados, añadiendo que hay incertidumbre respecto al número exacto de víctimas.

Otro médico del hospital declaró a Xinhua que los heridos siguen llegando al hospital.

Reporteros de Xinhua en el hospital señalan que una docena de cuerpos pudieron verse en el hospital. Hasta las 00:00 horas del domingo hora local, más de 60 víctimas del ataque han sido enviadas al hospital, según muestra el registro de entradas de emergencia.

Yang Haifei, un residente local de Yunnan, comentó a Xinhua que fue atacado y sufrió heridas en el pecho y espalda.

Yang dijo que estaba comprando un boleto cuando vio a un grupo de personas entrando rápidamente a la estación, la mayoría de ellos vestidos de negro, que empezaron a atacar a los transeúntes.

“Vi a una persona dirigirse directo a mi con un cuchillo largo y corrí junto con otros”, narró, añadiendo que las personas que se fueron quedando atrás resultaron severamente heridas.

“Ellos sólo cayeron al piso”, recordó.

En el pabellón de guardia frente a la estación, tres víctimas estaban llorando. Una de ellas, llamada Yang Ziqing, comentó a Xinhua que estaban esperando en la estación el tren de las 22:50 horas con destino a Shanghai, y tuvieron que escapar cuando un hombre empuñando un cuchillo llegó repentinamente donde estaban.

“Los esposos de mis dos compañeras fueron llevados al hospital, pero yo no puedo encontrar a mi esposo, no contesta su teléfono”, sollozó Yang.

Imágenes publicadas en Sina Weibo, el equivalente chino de Twitter, muestran a la policía local patrullando la estación. En las fotografías pudieron observarse cuerpos ensangrentados en el piso. También se vieron médicos transportando a gente lesionada hacia un hospital local.

Una usuaria de Weibo, identificada como “HuangY3xin-Dione”, quien se encontraba almorzando en un restaurante cerca de la estación, dijo que “estaba muerta de miedo”, añadiendo que vio un grupo de hombres vestidos de negro con largas navajas persiguiendo personas.

El buró de trenes de Kunming anunció que la salida de trenes no se ha visto afectada.

El incidente generó enojo masivo entre la población de China, y los internautas condenaron severamente los violentos ataques a través de redes sociales en línea como Sina Weibo y WeChat, un popular servicio de mensajes instantáneos.

El ataque ocurrido en la estación pudo generar sangre y violencia, pero también despertar un fuerte sentido de justicia y fortaleza entre nosotros. Condenamos con firmeza la violencia, y pedimos a las personas detener la circulación de imágenes sangrientas, dice un mensaje en WeChat.

A través de Sina Weibo, los internautas difunden la solicitud de detener la circulación de fotos sangrientas por Internet.

“Dejen de publicar fotos sangrientas porque eso es lo que buscan los matones”, expresó un usuario de Weibo identificado como “Fuzhaolouzhu”.

Otra usuaria de Weibo, “CakeryCupcakes”, dijo que espera que los principales medios de comunciación puedan proporcionar información inmediata y transparente.

“No debemos seguir información no confirmada ni imágenes sangrientas para evitar más pánico”, escribió la usuaria.

El Buró de Manejo de Seguridad del Ministerio de Seguridad Pública calificó el incidente como un “grave crimen violento” a través de su cuenta oficial Sina Weibo.

Ahora, la situación gradualmente se estabiliza, y los lesionados están siendo atendidos, mientras la policía investiga el caso, dijo.

“No importan los motivos que tuvieron los asesinos, matar personas inocentes es despiadado y va contra la justicia. La policía aplicará severas medidas contra los crímenes de acuerdo con la ley sin ninguna tolerancia. Los muertos podrán descansar en paz”, se lee.

La estación de trenes de Kunming, ubicada en el área sudeste de la ciudad, es una de las estaciones de trenes más grande en el suroeste de China. Inició operaciones en 1958.