China no permite interferencia en asuntos internos bajo pretexto de derechos humanos

In Derechos humanos, Noticias by PSTBS12378sxedeOPCH

BEIJING, 14 abr (Xinhua) -- El ministro de Relaciones Exteriores de China, Wang Yi, subrayó hoy lunes que el país tiene la voluntad de intercambiar opiniones con otros países sobre los derechos humanos pero no permitirá la interferencia externa en sus asuntos internos con el pretexto de los derechos humanos.


BEIJING, 14 abr (Xinhua) — El ministro de Relaciones Exteriores de China, Wang Yi, subrayó hoy lunes que el país tiene la voluntad de intercambiar opiniones con otros países sobre los derechos humanos pero no permitirá la interferencia externa en sus asuntos internos con el pretexto de los derechos humanos.


Al participar en una conferencia de prensa junto a su homólogo alemán, Frank-Walter Steinmeier, quien está de visita en China, Wang señaló que China concede gran importancia a la protección de los derechos humanos.



La gente sin prejuicios verá el progreso significativo que ha logrado China en este terreno, aseguró Wang.



China tiene la voluntad de intercambiar opiniones sobre los derechos humanos con Alemania basándose en la igualdad y el respeto mutuo, señaló Wang, y destacó que el país no permitirá interferencias externas en sus asuntos internos.



Los derechos e intereses legítimos de los ciudadanos chinos están garantizados por la constitución y las leyes, indicó Wang, y apuntó que China se adhiere al principio de la igualdad ante la ley.



Los que se dediquen a actividades ilegales, no importa su posición o creencia, serán castigados conforme a la ley, añadió.

 Por su parte, la portavoz de la cancillería china, Hua Chunying, urgió a EEUU a dejar de utilizar los llamados derechos humanos como excusa para intervenir en los asuntos internos de China.

Durante la rueda de prensa diaria de la cancillería, Hua dijo que está justificado llevar a Xu Zhiyong, ciudadano chino que violó la ley china, ante la justicia.



El Departamento de Estado estadounidense dijo el pasado viernes que EEUU “está profundamente decepcionado” después de que un tribunal chino de apelación haya mantenido la sentencia de prisión de cuatro años de duración a Xu, y pidió al lado chino que lo libere inmediatamente.



Hua urgió a la parte estadounidense a que dejara de hacer declaraciones irresponsables sobre los casos judiciales pertinentes y dejase de quebrantar la soberanía e independencia judiciales de China.




China es un país gobernado por la ley, agregó la vocera, subrayando que ningún país extranjero tiene el derecho de intervenir en una sentencia judicial china.