China rechaza “declaraciones equivocadas” sobre muerte de ciudadana china

In Derechos humanos, Noticias by PSTBS12378sxedeOPCH

El vocero del Ministerio de Relaciones Exteriores, Hong Lei, dijo en una conferencia de prensa que "China expresa su profunda insatisfacción y su firme oposición a las declaraciones erróneas hechas por los gobiernos e instituciones de Estados Unidos y Europa sobre la muerte de Cao Shunli". Cao sufría una enfermedad crónica, aclaró Hong.


China expresó hoy su profunda insatisfacción y su firme oposición a los comentarios estadounidenses y europeos sobre la muerte de la ciudadana china Cao Shunli.

El vocero del Ministerio de Relaciones Exteriores, Hong Lei, dijo en una conferencia de prensa que “China expresa su profunda insatisfacción y su firme oposición a las declaraciones erróneas hechas por los gobiernos e instituciones de Estados Unidos y Europa sobre la muerte de Cao Shunli”. Cao sufría una enfermedad crónica, aclaró Hong.

La mujer fue investigada en septiembre por la sospecha de “provocar peleas y problemas”. En febrero estaba en libertad bajo fianza en espera de juicio con libertad de movimiento restringida, añadió Hong.

Cao murió a causa de una falla múltiple de órganos causada por tuberculosis y una severa neumonía en un hospital el 14 de marzo, después de que los esfuerzos por salvarla fueron infructuosos, explicó Hong. “Recibió un tratamiento concienzudo y proactivo durante su enfermedad y sus derechos legales fueron garantizados”, indicó.

China es un país regido por leyes y todos son iguales ante la ley, afirmó Hong. Cada ciudadano chino debe acatar estrictamente las obligaciones establecidas en la Constitución y las leyes a la vez que goza de los derechos otorgados por la Constitución y las leyes, dijo el vocero. “Nadie está por encima de la ley”, aseveró.

“Nos oponemos a que otros países utilicen el nombre de los derechos humanos para interferir en la soberanía e independencia judicial de China”, expresó Hong.

“Esperamos que los países involucrados acaten estrictamente las normas básicas de las relaciones internacionales sobre la no injerencia en los asuntos internos de otros países, y dejen de interferir con toda serie de excusas”, señaló. Fi