China se opone a que cualquier país acepte detenidos chinos de Guántanamo

In Derechos humanos, Noticias by PSTBS12378sxedeOPCH

China se opone a que cualquier país acepte a ciudadanos chinos de etnia uygur retenidos en la prisión de la base estadounidense de Guántanamo, declaró el martes la portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores, Jiang Yu, durante una rueda de prensa regular celebrada en Beijing.


Jiang hizo estos comentarios en respuesta a las informaciones publicadas por medios de comunicación que apuntan a que Suiza está considerando recibir a varios detenidos uygures de la base de Guántanamo.


China ha mostrado siempre su firme oposición a que EEUU libere a los detenidos chinos en territorio estadounidense o a su traslado a un tercer país en cualquier forma, añadió la funcionaria.



Los detenidos uygures que se encuentran en Guántanamo son presuntos miembros del “Movimiento Islámico del Turkestán Oriental”, catalogado como grupo terrorista por el Consejo de Seguridad de la ONU, subrayó Jiang, por lo que deben ser las instituciones chinas las que se hagan cargo de los arrestados y juzguen sus casos.



De acuerdo con la resolución 1373 del Consejo de Seguridad de la ONU, todos los Estados deben evitar que aquellos que financian, planean, facilitan o cometen actos terroristas utilicen sus respectivos territorios para fines terroristas contra otros países y sus ciudadanos.



Todos los países, incluida Suiza, tienen la obligación de cumplir con sus compromisos internacionales, subrayó.



“Esperamos que la parte suiza proceda de acuerdo a la situación de cooperación bilateral, respete los intereses de China, cumpla de manera efectiva con sus obligaciones internaciones y no acepte a los detenidos chinos de Guántanamo”, afirmó Jiang.



Los reclusos procedentes de la región autónoma uygur de Xinjiang (noroeste de China) fueron capturados durante la guerra de Afganistán lanzada tras los ataques terroristas en EEUU el 11 de septiembre de 2001.



El presidente estadounidense, Barack Obama, se comprometió dos días después de asumir el cargo el año pasado a cerrar el 22 de enero de 2010 el centro de detención de Guántanamo, donde unas 200 personas permanecen detenidas, si bien posteriormente admitió que no podría cumplirse con esa fecha debido a la complejidad de la tarea. (Xinhua)

13/01/2010