China se somete a segunda revisión de ONU sobre derechos humanos

In Derechos humanos, Noticias by PSTBS12378sxedeOPCH

China ha implementado, o ha estado llevando a cabo, las recomendaciones recibidas hace cuatro años durante la primera revisión sobre derechos humanos de la ONU y básicamente ha cumplido con su compromiso, dijo hoy un importante diplomático chino.


China ha implementado, o ha estado llevando a cabo, las recomendaciones recibidas hace cuatro años durante la primera revisión sobre derechos humanos de la ONU y básicamente ha cumplido con su compromiso, dijo hoy un importante diplomático chino.

Wu Hailong, jefe de la delegación china, dijo en su declaración inaugural en la Segunda Revisión Universal Periódica (RUP) sobre China por parte del Consejo de Derechos Humanos, que la noción de promover y salvaguardar los derechos humanos ha sido incorporada desde hace mucho tiempo en la constitución china, en sus planes nacionales de desarrollo económico y social y en la Constitución del Partido Comunista de China.

Puesto que la economía es la base para promover y proteger los derechos humanos, en los últimos cuatro años, China ha seguido haciendo del desarrollo su máxima prioridad, dijo Wu, quien también es el enviado especial del Ministerio de Relaciones Exteriores de China.

El gobierno chino ha tomado medidas concretas para mejorar el bienestar de la gente y compartir los frutos de la reforma y el desarrollo entre la gente, así como para proteger y promover el derecho a la vida, la educación, la salud y la vivienda de la gente, dijo Wu.

Wu señaló que China ha establecido un sistema legal socialista con caracaterísticas chinas que proporciona un firme apoyo legal para lograr los derechos humanos al máximo.

Los derechos políticos de los ciudadanos chinos han sido mejor defendidos, el gobierno chino ha fortalecido el sistema judicial y ha establecido una mejor protección de los derechos humanos como objetivo importante, dijo.

El gobierno chino también ha tomado medidas concretas para proteger la libertad de expresión de la gente y la libertad de creencia religiosa de conformidad con la ley, dijo Wu.

Wu también habló ante el consejo sobre la labor de China en la protección de los derechos humanos de los grupos especiales, incluyendo huérfanos, niños minusválidos, niños con VIH/Sida, niños de familias pobres y niños mendigos, personas minusválidas, ciudadanos ancianos y grupos étnicos minoritarios.

Wu señaló que el gobierno chino adopta una actitud activa en los intercambios y la cooperación internacionales en derechos humanos.

China se ha unido a 26 convenciones internacionales sobre derechos humanos y ha trabajado arduamente para implementarlos, dijo.

El diplomático dijo que siempre hay espacio para mejorar en el ámbito de los derechos humanos.

“Estamos seriamente conscientes de que China aún enfrenta muchas dificultades y desafíos en el fomento y la protección de los derechos humanos”, dijo Wu.

 Wu mencionó los desafíos y dijo que el desarrollo desequilibrado, no coordinado e insostenible sigue siendo un problema agudo, el servicio básico médico y de salud no puede cubrir por completo las necesidades de la gente y los recursos y el medio ambiente están imponiendo crecientes limitaciones al desarrollo económico.

El enviado señaló que con la realización del Sueño Chino, la causa de los derechos humanos en China tendrá logros aún mayores.

En el posterior diálogo interactivo, los representantes de 137 países hicieron comentarios o recomendaciones en relación con el desarrollo de los derechos humanos en China.

La mayoría de las naciones, en particular los países en desarrollo, señalaron el avance que China ha logrado en el desarrollo de los derechos humanos en los últimos cuatro años.

Funcionarios de los departamentos de gobierno pertinentes de China respondieron preguntas sobre educación, VIH/Sida y planificación familiar, protección al medio ambiente y organizaciones de la sociedad civil.

Delegados de la región administrativa especial Hong Kong y de la región administrativa especial de Macao también respondieron preguntas sobre el desarrollo de los derechos humanos en ambas regiones.

Ravinatha P. Aryasinha, representante permanente de Sri Lanka ante la oficina de la ONU en Ginebra, elogió a China durante la sesión de diálogo por el significativo avance logrado en la implementación de los objetivos de desarrollo del milenio (ODM), en los esfuerzos por promover el derecho al desarrollo, en el logro de la seguridad alimentaria y en especial en relación con los grupos vulnerables.

“El día de hoy, Sri Lanka recibió informes sobre los muchos acontecimientos elogiables en el fomento y protección de los derechos humanos ocurridos en China en los últimos cuatro años. En un país tan vasto como China, con una población de 1.300 milones de habitantes, esto no es poca cosa”, dijo Aryasinha a Xinhua en una entrevista exclusiva.

El enviado dijo que cada país enfrenta sus propios retos y que lo importante es la voluntad de enfrentarlos y de abordarlos de una manera que resulte coherente con las normas sociales y culturales de cada país.

Wafaa Bassim, representante permanente de Egipto ante la ONU en Ginebra, dijo que el éxito de China en lo que respecta a transformar los impresionantes récords de crecimiento económico en indicadores igualmente impresionantes de erradicación de la pobreza, distribución de la riqueza y desarrollo humano pueden constituir la mejor práctica de la que todas las economías emergentes y en desarrollo pueden aprender.

El Grupo de Trabajo del Consejo de Derechos Humanos sobre la RUP también someterá a revisión a otras14 naciones, incluyendo Arabia Saudí, Nigeria, México e Israel durante su XVII sesión del 21 de octubre al 1 de noviembre.

El mecanismo de la RUP fue establecido por el Consejo de Derechos Humanos en junio de 2007 con el fin de garantizar que todos los Estados miembros de la ONU sean sometidos a revisiones de antecedentes con el fin de mejorar la situación de derechos humanos en todo el mundo.

China se sometió a la primera RUP en 2009. Durante ella, el gobierno chino aceptó 42 recomendaciones planteadas por otros países, incluyendo realizar mayores esfuerzos por mejorar la vida de la gente, reducir la pobreza, profundizar la reforma del sistema judicial, proteger los derechos de los grupos étnicos minoritarios y ayudar a otras naciones a lograr el derecho al desarrollo. Fin