Las prisiones chinas respetan los derechos de los reclusos, según el Ministerio de Justicia

In Derechos humanos, Noticias by PSTBS12378sxedeOPCH

El Ministerio de Justicia de China ha modificado el código nacional de conducta de prisioneros y eliminado las prohibiciones a la homosexualidad, al cabello teñido...


(SPANISH.CHINA.ORG.CN /Xinhua) – “China ha logrado grandes avances en la protección de los derechos de los prisioneros en los años recientes, incluida la eliminación de una política de conducta que discriminaba a los internos homosexuales”, dijo ayer un funcionario judicial encargado de estudios penales sobre derechos humanos.

El Ministerio de Justicia modificó el código nacional de conducta de prisioneros y eliminó las prohibiciones a la homosexualidad, al cabello teñido y otros estilos y costumbres de vida que anteriormente no estaban permitidos en las prisiones chinas.

La revisión fue hecha con el fin de mostrar respeto a los derechos de los internos de prisiones, comentó Feng Cangjian, jefe de la oficina de Derechos Humanos en Justicia del Instituto para la Prevención del Crimen, adscrito al ministerio.

Feng dijo ayer en el marco del IV Foro de Pekín sobre Derechos Humanos, que la orientación sexual de una persona no debe hacerla objeto de discriminación, independientemente de que esa persona esté en prisión o no. Sin embargo, indicó que eso no significa que los actos de homosexualidad estén aceptados en las prisiones.

“Los internos podrán estar solos si mantienen su homosexualidad en un plano ‘espiritual'”, explicó Feng. “Pero debido a que los internos de prisiones no son personas libres, no pueden actuar libremente como el resto de nosotros”.

El funcionario dijo que a nivel internacional no se discrimina a los prisioneros homosexuales, pero sí se restringe su conducta. “Abordé ese tema cuando visité prisiones en Estados Unidos. Los oficiales carcelarios ahí me comentaron que los compañeros homosexuales son separados si intentan permanecer juntos”, mencionó Feng.

Feng añadió que las prisiones en Pekín también han prohibido a los funcionarios que ordenen a los internos que se pongan en cuclillas con ambas manos detrás de la cabeza, una práctica comúnmente utilizada para desmoralizar a los internos que entran en prisión por primera vez. Feng dijo que también se han respetado los derechos de los internos que están condenados a muerte, pues las autoridades de las prisiones han comenzado a permitir que estos internos se reúnan con sus familiares inmediatos justo antes de ser ejecutados. El uso de la inyección letal como método de ejecución también está siendo promovido, pues es considerado más humano que los fusilamientos tradicionales.

El uso de la inyección letal en China se inició en 1997 y ha sustituido por completo la ejecución por fusilamiento en las provincias de Shandong, Yunnan y Liaoning, de acuerdo con estadíticas oficiales.

Aunque las modificaciones políticas son prometedoras, los desafíos permanecen para poner en vigor los cambios, pues tomará algún tiempo capacitar a los 300.000 custodios para que los aceleren, dijo Feng.

El abuso verbal en contra de los sospechosos, convictos e internos sigue siendo frecuente, dijo. “Los fiscales siguen acostumbrados a describir a los sospechosos como ‘inhumanos’ o que ‘actúan como animales’. Esos términos degradantes todavía son escuchados en los veredictos de los tribunales”, dijo Feng.

El funcionario señaló que el ministerio publicará un libro de texto en octubre con el objetivo de educar a los custodios de las cárceles acerca de los derechos de los internos.