Legisladores chinos piden reforma a campos de trabajo

In Derechos humanos, Noticias by PSTBS12378sxedeOPCH

BEIJING, 3 mar (Xinhua) -- Antes del comienzo de la sesión anual de la legislatura nacional de China el martes, los legisladores nacionales apoyaron la reforma a los polémicos campos de trabajo en los cuales la policía puede sentenciar a personas a hasta cuatro años de "reeducación" sin un juicio.


BEIJING, 3 mar (Xinhua) — Antes del comienzo de la sesión anual de la legislatura nacional de China el martes, los legisladores nacionales apoyaron la reforma a los polémicos campos de trabajo en los cuales la policía puede sentenciar a personas a hasta cuatro años de “reeducación” sin un juicio.


El sistema de campos de trabajo, conocido como laojiao, es “una desgracia para la imagen nacional de China y requiere una reforma urgente” porque es contrario a los principios de gobernanza y justicia legales que busca el país, dijo Yang Weicheng, quien es diputado de la Asamblea Popular Nacional (APN) y abogado de la provincia de Shandong.



Deng Hui, un diputado de la APN y decano de la escuela de derecho de la provincia de Jiangxi, dijo que el sistema de campos de trabajo viola varias leyes, incluido la Ley sobre Legislación y la Ley de Castigos Administrativos. También es una desviación a una convención de los derechos humanos que ha firmado el gobierno chino, agregó.



“La reforma al laojiao es inminente e ineludible”, dijo Deng.



El sistema de campos de reeducación por medio del trabajo fue establecido en la década de los 50 para consolidar la república recién fundada y para rectificar el orden social. Permite a la policía detener personas, generalmente acusadas de delitos menores, por hasta cuatro años sin un juicio abierto.



Aunque ha ayudado a mantener el orden social en las décadas pasadas, también ha surgido su lado negativo. Como un castigo extrajudicial, es propenso a un uso inadecuado y al abuso de parte de la policía. Además, es contrario a la creciente conciencia legal entre el público y a los esfuerzos de China en pro del régimen de la ley.



Dai Zhongchuan, un diputado de la APN y experto en derecho de la provincia de Fujian, opinó que “en cierto grado, el sistema de campo de trabajo hace que la gente viva temerosa. Es una medida que carece de restricciones y de supervisión, que puede privar y limitar la libertad de la gente fuera de los tribunales, lo que la vuelve sumamente propensa al abuso del poder”.



Durante años, han crecido los exhortos para que se reforme el sistema. Varios casos de alto perfil recientes, en los que se hizo un mal uso de la educación en los campos de trabajo, lo han puesto aún más bajo los reflectores.



En un caso, Tang Hui, una mujer de la provincia de Hunan, centro de China, fue sentenciada a internamiento en un campo de trabajo en agosto del año pasado después de exigir castigos más severos para siete hombres encontrados culpables de secuestrar, violar y prostituir a su hija de 11 años de edad. La mujer fue liberada en una semana después de las quejas del público y de académicos.



En otro caso, Ren Jianyu de 25 años de edad fue arrestado en 2011 por publicar y comentar en línea más de 100 mensajes de “información negativa”. Un mes después de su arresto, fue condenado a dos años en un campo de trabajo por “incitar a subvertir el poder del Estado” sin ser sometido a proceso judicial. Ren fue liberado en noviembre pasado después de cumplir la mitad de su sentencia. Las autoridades centrales han reconocido la necesidad de la reforma. En enero, una conferencia nacional de trabajo político y jurídico consideró al proceso como una prioridad de 2013.



Algunas provincias ya actuaron. La suroccidental Yunnan dejó de enviar a gente a campos de reeducación por medio del trabajo bajo el argumento de que amenaza la seguridad nacional, causa demandas que generan disturbios y manchan la imagen de los funcionarios.



A fines de enero, la provincia de Guangdong, sur de China, dijo que tiene planeado poner fin al sistema este año.



Sin embargo, Yang Weicheng dijo que la abolición total del sistema laojiao sigue siendo difícil por el momento y que la reducción de su uso podría ser una medida aplicada durante la transición.




En opinión de Deng Hui, la tarea primordial de la reforma es transferir el derecho a aplicar el laojiao a las autoridades judiciales, al mismo tiempo que se recurre a la corrección comunitaria como un método sustituto.