Parlamento chino adopta revisión de la Ley de Estadísticas

In Legislación, Noticias by PSTBS12378sxedeOPCH

BEIJING, 27 jun (Xinhua) -- La Asamblea Popular Nacional (APN) de China, el máximo órgano legislativo del país, aprobó hoy sábado una enmienda a la Ley de Estadísticas que tiene por objetivo  prevenir la falsificación de datos oficiales. 


La ley revisada, que entrará en vigor el 1 de enero de 2010,  permitirá imponer “severos castigos” a aquellos funcionarios que  “intervengan en el trabajo estadístico gubernamental y manipulen o se inventen los datos”. 

     La Ley de Estadísticas original se promulgó en 1983. 

     La ley revisada prohíbe a los funcionarios gubernamentales y a  los líderes de las instituciones chinas alterar los datos  recopilados por los estadistas.  

     De acuerdo con esta norma, los estadistas deben conservar los  documentos originales y mejorar los procesos de control, firma,  transferencia y archivo de datos. 

     Además, estos profesionales deben mantener la disciplina y  proteger los datos “inalterados” contra cualquier interferencia. 

     La ley revisada también indica que los funcionarios que alteren  las estadísticas intencionadamente, pidan a las agencias  estadísticas que falsifiquen datos o se venguen de aquellos que se nieguen a llevar a cabo este tipo de prácticas serán castigados.  

     La APN ha detectado en los últimos años “graves falsificaciones de datos” al supervisar la ejecución de la Ley de Estadísticas. 

     Según un informe de la máxima legislatura del país, los  funcionarios de un pueblo en la municipalidad suroccidental china  de Chongqing pidieron a los estadistas que añadieran un “0” a la  cifra de producción de una empresa local para alcanzar los 30  millones de yuanes (unos 4,4 millones de dólares), cumpliendo así  con el objetivo de desarrollo económico anual. 

     El ex director del Buró Nacional de Estadísticas (BNE), Li  Deshui, reveló en marzo de 2005 que los datos de Producto Interior Bruto (PIB) suministrados por los gobiernos locales estaban 3,9  puntos porcentuales por encima de los calculados por el BNE, lo  que supone una diferencia de casi 2,66 billones de yuanes. 

     Los analistas apuntaron que la falsificación de datos por parte de algunos funcionarios podría estar vinculada a una “admiración  ciega” por el crecimiento económico, que solía ser un barómetro  del comportamiento de los empleados gubernamentales. 

     La novena sesión del Comité Permanente de la APN, que se  celebra cada dos meses, concluyó hoy después de seis días de  deliberaciones.