Asociación UE-China es esencial para crecimiento y prosperidad, dice Barroso

In Noticias, Política exterior by PSTBS12378sxedeOPCH

BRUSELAS, 19 nov (Xinhua) -- La asociación entre la Unión Europea (UE) y China es esencial para el crecimiento y la prosperidad de ambas partes y los dos deben emprender una estrategia de largo plazo para fortalecer sus relaciones, declaró a Xinhua el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Barroso.


BRUSELAS, 19 nov (Xinhua) — La asociación entre la Unión Europea (UE) y China es esencial para el crecimiento y la prosperidad de ambas partes y los dos deben emprender una estrategia de largo plazo para fortalecer sus relaciones, declaró a Xinhua el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Barroso.

“Las relaciones entre la UE y China deben continuar siendo una importante fuente de crecimiento económico, empleos, desarrollo e innovación de ambas partes”, dijo Barroso en una entrevista exclusiva con Xinhua antes de partir para una cumbre entre la UE y China en Beijing.

En la cumbre del jueves, los máximos líderes de China y de la Unión Europea celebrarán el décimo aniversario de su asociación estratégica integral y establecerán el tono de la futura cooperación.

En la década pasada, las dos partes han mantenido relaciones estrechas al mismo tiempo que fortalecen el diálogo político, la cooperación económica y los intercambios culturales.

“Estamos en una importante coyuntura y la cumbre tiene un significado especial… Será un importante momento para preparar la próxima década de cooperación entre la UE y China”, señaló Barroso.

PERSPECTIVAS DE LA CUMBRE

Durante la cumbre, Barroso, junto con el presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, se reunirán con el presidente de China, Xi Jinping, y con el primer ministro, Li Keqiang.

“Estoy muy complacido de reunirme con el presidente Xi Jinping”, afirmó Barroso. “El hizo una contribución muy positiva en la pasada cumbre del G20 y estamos trabajando mano a mano con China y con otros socios para garantizar que la economía mundial continúe recuperándose”.

La cumbre entre la UE y China, que abarcará asuntos políticos, económicos y culturales, dará inicio a las negociaciones sobre un tratado de inversión bilateral, que los expertos dicen que eliminará barreras para el acceso al mercado e impulsará la inversión entre ambas partes.

La reunión también incluye eventos alternos sobre urbanización, negocios, innovación, energía, política regional y empresarios jóvenes.

Barroso mencionó que la UE también espera progresar en la acción conjunta respecto a grandes asuntos globales, ctales omo el desarrollo mundial sostenible, el cambio climático, la cooperación en el G20 y la seguridad en el entorno común.

“En años recientes nos hemos dedicado a mejorar el entendimiento y la confianza mutuos, con importantes beneficios sobre complejos asuntos como Irán o la lucha contra la piratería, donde nuestros esfuerzos conjuntos pueden hacer una real contribución a la seguridad global”, dijo.

El presidente mencionó que está muy convencido de que las ambiciones de China de una economía ecológica y una urbanización masiva ofrecerán abundantes oportunidades de negocios para ambas partes. Las empresas europeas con conocimientos técnicos pueden ayudar a los 1.350 millones de chinos a lograr una mejor calidad de vida, indicó.

“La UE y China se han vuelto muy interdependientes”, comentó Barroso, quien pidió a ambas partes que asuman una estrategia de largo plazo para impulsar su asociación estratégica.

“Esperamos establecer la dirección para fortalecer más nuestra asociación estratégica integral y así enfrentar los retos del futuros”, declaró.

CONVERSACIONES SOBRE INVERSION

Mientras el comercio bilateral supera los 1.000 millones de euros al día en promedio, la inversión bilateral es menor a las expectativas, con apenas dos por ciento de la inversión externa directa de la región en China, en comparación con cerca de 30 por ciento en Estados Unidos.

La Comisión Europea recibió el mes pasado el mandato de negociar un tratado bilateral de inversión con China, dijo Barroso, quien añadió que la cumbre debe ser el momento adecuado para iniciar las negociaciones.

“Este acuerdo impulsará los flujos de inversión bilateral proporcionando un marco más simple, más seguro y predecible para los inversionistas en sus relaciones de inversión de largo plazo”, mencionó.

La UE de 28 miembros tiene el mercado único más grande del mundo con 500 millones de consumidores y un producto interno bruto (PIB) anual de 12,6 billones de euros.

China, por su parte, es la segunda mayor economía del mundo con un rápido crecimiento a medida que profundiza su industrialización y urbanización.

RETOS COMERCIALES

La UE es el mayor socio comercial de China, mientras que ésta es el segundo mayor socio comercial de la UE detrás de Estados Unidos, y la principal fuente de importaciones de la UE.

El año pasado, el comercio bilateral total superó los 430.000 millones de euros, cuatro veces más en 10 años, creando empleos y oportunidades de negocios para ambas partes.

Sin embargo, las prolongadas crisis económica y de deuda soberana de Europa se han convertido en un arma de doble filo para las relaciones comerciales entre la UE y China. La cooperación se fortaleció mientras las disputas se agravaron en el sector de energía solar y otras industrias.

Sobre las disputas comerciales que fueron resueltas por ambas partes, Barroso señaló que “algunas veces aparecen molestias bilaterales en el camino de desarrollo de nuestra visión de largo plazo”.

“Debemos basarnos en la experiencia obtenida en esas disputas para sentarnos en torno a la mesa y discutir proactivamente y resolver los asuntos antes de que se conviertan en disputas”, expresó.