Asunto de Islas Diaoyu incrementa enemistad entre China y Japón: Encuesta

In Noticias, Política exterior by PSTBS12378sxedeOPCH

El punto muerto entre Beijing y Tokio sobre el asunto de las Islas Diaoyu ha dañado considerablemente la actitud de ambos pueblos hacia su vecino, y nueve de cada diez personas opinan que sienten antipatía hacia la otra nación, muestra una encuesta.


El punto muerto entre Beijing y Tokio sobre el asunto de las Islas Diaoyu ha dañado considerablemente la actitud de ambos pueblos hacia su vecino, y nueve de cada diez personas opinan que sienten antipatía hacia la otra nación, muestra una encuesta.

Los resultados de la encuesta anual publicada hoy son los peores en casi una década desde que el Diario de China y el grupo de consultoría japonés Genron NPO empezaron a patrocinar en conjunto la encuesta en 2005.

A pesar de esta mutua aversión, 72 por ciento de los chinos y 74 por ciento de los japoneses entrevistados consideran las relaciones entre las dos naciones como “importantes”. Las cifras correspondientes de grupos chinos y japoneses clasificados por los investigadores como “intelectuales” llegaron a 80 por ciento y 92 por ciento, respectivamente.

Los hallazgos muestran que 92,8 por ciento de los chinos encuestados tienen una actitud negativa hacia Japón, 28 puntos porcentuales más que el año pasado, mientras 90,1 por ciento de los japoneses “comunes” tiene sentimientos negativos hacia China, en contraste con el 84,3 por ciento del año pasado.

Para realizar la encuesta, en junio y julio, se entrevistó a 1.540 chinos en Beijing, Shanghai, Chengdu, Shenyang y Xi’an, 200 miembros de la “élite social” de todo el país y 802 estudiantes y maestros universitarios de cinco importantes universidades de Beijing.

En Japón, 1.000 adultos y 805 intelectuales, la mayoría con experiencia sobre China, fueron entrevistados.

Las actitudes de los “intelectuales” en ambas naciones son más moderadas, y 52,8 por ciento de los chinos y 36,3 por ciento de los japoneses expresaron una percepción positiva mutua.

La mayor razón para la actitud negativa es el tema de las Islas Diaoyu. El 53,2 por ciento de los japoneses comunes eligió en una pregunta de opción múltiple sobre la lógica detrás de los sentimientos de los entrevistados. La cantidad de chinos insatisfechos sobre el tema casi se ha duplicado, de 39,8 por ciento el año pasado a 77,6 por ciento este año.

La segunda mayor razón del disgusto de los chinos sobre Japón es que: “Japón no ha ofrecido disculpas sinceras por su agresión contra China”. Eso corresponde con la segunda razón de disgusto de los japoneses con China. “Las críticas chinas por los problemas históricos”.

Cuando se preguntó sobre Japón, la primera idea común entre los chinos fue las Islas Diaoyu, superando a los “productos electrónicos”.

La respuesta más común entre los japoneses respecto a China sigue siendo la comida china, aunque una tercera parte eligió las tensiones por la soberanía sobre las Islas Diaoyu y casi otra tercera parte eligió la contaminación del aire.

Para solucionar el problemas de las Islas Diaoyu, la mayoría de los japoneses eligió las negociaciones y el arbitrio internacional. Pero una mayoría de los japoneses bien educados dijo que la prioridad debe ser evitar conflictos militares precipitados y casi la mitad eligió “reservar las disputas y buscar el desarrollo común del área disputada”.

Del lado chino, más de la mitad de los entrevistados apoya “consolidar el control chino (sobre el área disputada) para proteger el territorio”, mientras que la segunda elección más apoyada fue “hacer que mediante esfuerzos diplomáticos Japón admita la existencia de la disputa territorial”. Fi