Auge de China representa más oportunidades que obstáculos para países de Pérsico

In Noticias, Política exterior by PSTBS12378sxedeOPCH

DUBAI, 8 abr (Xinhua) -- La economía de China se recuperará este año y los países del golfo Pérsico se beneficiarán de una creciente integración con la segunda economía más grande del mundo, dijo hoy un economista del Hong Kong and Shanghai Banking Corporation Limited (HSBC, por sus siglas en inglés).


Stephen King, economista en jefe de HSBC, dijo a Xinhua en una entrevista exclusiva que espera que el producto interno bruto de China (PIB) crezca 8,6 por ciento en 2013 y dijo que la amenaza de que la situación de la eurozona pueda impactar las exportaciones de China ha desaparecido.

La recuperación de China también impulsará las perspectivas de crecimiento de los seis integrantes del Consejo de Cooperación del Golfo (CCG), aunque son aliados tradicionales de Estados Unidos y Europa. Todas las divisas del CCG, excepto el dinar de Kuwait, están vinculadas al dólar estadounidense y decenas de empresarios occidentales forman parte de los consejos de administración de primera clase del CCG.

Sin embargo, “Occidente ya no es el motor clave de la economía mundial”, dijo King, y agregó que “un desacople estructural está totalmente a favor del hemisferio oriental”.

Todos los países del CCG son importantes proveedores de petróleo para China y el comercio no petrolero también ha aumentado en los últimos años. El comercio entre Emiratos Arabes Unidos (EAU) y China creció 16 veces en los últimos 10 años, con lo que alcanzó los 40.420 millones de dólares en 2012.

“La vieja regla de que no debes poner todos los huevos en una sola canasta también aplica para las monarquías árabes del golfo, deben mirar al Oriente y al Occidente”, dijo King.

Con respecto al renminbi (RMB), o yuan chino, King dijo que los integrantes del CCG no remplazarán muy pronto el dólar estadounidense (billete verde) por la moneda china (“billete rojo”) y agregó que con el incremento del comercio chino-árabe, los gobiernos y bancos centrales del CCG sin duda revisarán la vinculación de sus divisas con el dólar de forma continua.

Sin embargo, todavía falta mucho camino por recorrer para que el RMB sea una moneda de reserva a nivel mundial. HSBC espera que el RMB sea plenamente convertible para 2017. A largo plazo, algunos países del golfo podrían pensar en vincular sus divisas con una canasta de monedas que incluya al RMB y al dólar o en acumular reservas de RMB, dijo King.

El Banco Industrial y Comercial de China ha establecido sucursales en Arabia Saudí y en EAU, mientras que el banco central de EAU y su homólogo de Beijing llegaron a un acuerdo de intercambio de divisas por valor de 35.000 millones de yuanes (5.540 millones de dólares) en enero de 2012 que estará vigente durante tres años con el fin de estimular el comercio bilateral.

“La integración económica entre Medio Oriente y China está creciendo y es irreversible”, dijo King.