Califican a cumbre Xi-Obama como gran éxito en abordar diferencias y profundizar cooperación

In Noticias, Política exterior by PSTBS12378sxedeOPCH

WASHINGTON, 26 sep (Xinhua) -- La cumbre recién concluida entre el presidente de China, Xi Jinping, y su homólogo de Estados Unidos, Barack Obama, fue calificada como un gran éxito en el manejo de las diferencias entre las dos potencias, en la reducción de las tensiones y en la profundización de la cooperación en asuntos importantes.


WASHINGTON, 26 sep (Xinhua) — La cumbre recién concluida entre el presidente de China, Xi Jinping, y su homólogo de Estados Unidos, Barack Obama, fue calificada como un gran éxito en el manejo de las diferencias entre las dos potencias, en la reducción de las tensiones y en la profundización de la cooperación en asuntos importantes.

La cumbre entre Xi y Obama el viernes representó la conclusión de la primera visita de Estado de Xi al país norteamericano, la cual duró cuatro días. Xi primero visitó la ciudad costera occidental de Seattle antes de viajar a Washington D.C. el jueves. La visita fue “sumamente productiva”, dijo Obama en la conferencia de prensa conjunta tras reunirse con Xi en la Casa Blanca.

Después de la cumbre se publicó una lista de 49 resultados tangibles de la visita de Xi, entre los que están acuerdos y consensos sobre un número de asuntos bilaterales, regionales y globales, incluida ciberseguridad, cambio climático, combate al terrorismo, reforma del Fondo Monetario Internacional (FMI) y asistencia mundial para el desarrollo.

Las dos partes acordaron que “deben seguir comprometidas a mantener una relación fuerte chino-estadounidense para contribuir a la paz, estabilidad y prosperidad del mundo y de la región”, dice la declaración conjunta en la que se incluye la lista de resultados.

Los dos líderes reafirmaron su compromiso de continuar el esfuerzo para construir un nuevo modelo de relación entre grandes países, expandir los esfuerzos conjuntos para el combate del cambio climático para buscar un acuerdo vinculante en la Conferencia de Cambio Climático de la ONU que se realizará en París en diciembre, y asociarse para ayudar a los países pobres a combatir la pobreza.

Las reuniones entre los dos mandatarios “han sido exitosas al discutir con franqueza las diferencias entre los dos países y encontrar áreas de interés común donde los dos países puedan cooperar”, opinó Vikram Nehru, asociado superior del Programa de Asia del Fondo Carnegie para la Paz Internacional.

Los expertos consideran que la visita de Xi desactivó las tensiones recientes porque discutió con Obama ampliamente algunas de las principales preocupaciones estadounidenses, incluida ciberseguridad, disputas marítimas, cambio climático y derechos humanos.

La mayoría de los expertos considera que uno de los logros más importantes de la visita de Xi fue el anuncio presidencial conjunto sobre cambio climático. Los dos mayores emisores renovaron su compromiso de reducir las emisiones de gases productores del efecto invernadero. China planea establecer en 2017 un sistema de comercio de emisiones a nivel nacional, sobre el cual ha estado trabajando el país durante cerca de 20 años con algunos socios estadounidenses. China también proporcionará 3.000 millones de dólares para ayudar a otros países en desarrollo a enfrentar el cambio climático.

El anuncio “representa un avance significativo en el liderazgo y cooperación estadounidense-chinos sobre cambio climático”, dijo el viernes el secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry. Él calificó al cambio climático como un “desafío definitorio de nuestro tiempo”.

Rick Larsen, un miembro de la Cámara de Representantes y copresidente del Grupo de Trabajo Estados Unidos-China en el Congreso de Estados Unidos, elogió el anuncio por ser “un precursor crítico para un acuerdo exitoso del clima de la ONU”.

Las dos partes también acordaron establecer un mecanismo de diálogo de alto nivel sobre el combate al robo cibernético y prometieron no involucrarse en el robo cibernético, patrocinado por el Estado, de propiedad intelectual para obtener ventajas comerciales.

El acuerdo “da a este tema una gran prioridad en las agendas de ambas naciones en el país e internacionalmente”, dijo Robert Hormats, ex subsecretario de Estado para crecimiento económico, energía y medio ambiente y ahora vicepresidente de la firma de consultoría Kissinger Associates.

Micheal O’hanlon, director de investigación de política exterior de Brookings Institution, dijo que tiene algunas dudas sobre el consenso del combate de los ciberdelitos pero que es un acuerdo innovador.

Sobre otro tema difícil, Estados Unidos y China apoyan el mantenimiento de la paz y estabilidad en el Mar Meridional de China, y una solución pacífica a las disputas territoriales entre las partes involucradas directamente a través de negociaciones y consultas.

En asuntos económicos, las dos partes acordaron impulsar vigorosamente las negociaciones y acelerar los trabajos para alcanzar un tratado de inversión bilateral (TIB) de alto nivel, de beneficio mutuo y de ganar-ganar, y acordaron facilitar la comercialización y compensación con renminbi en Estados Unidos.

John Frisbie, presidente del Consejo de Negocios Estados Unidos-China (Uscbc, por sus siglas en inglés), calificó de “suficiente” el avance sobre TIB y dijo que la comunidad de negocios apoya la conclusión de ese tratado de alto nivel.

Michael Bloomberg, fundador de Bloomberg L.P. y ex alcalde de la ciudad de Nueva York, dijo el viernes que felicitaba “al presidente Obama y al presidente Xi por un número de medidas económicas, pero en particular por el avance en el mecanismo para comercializar la moneda china en Estados Unidos”.

“Ésta será una acción muy poderosa para mejorar las relaciones bilaterales, promover el comercio entre nuestros países, mejorar la competitividad de las compañías estadounidenses e impulsar al sector financiero estadounidense”, dijo Bloomberg.