CELAC puede ser el gran interlocutor de América Latina con China

In Noticias, Política exterior by PSTBS12378sxedeOPCH

La primera reunión ministerial del Foro China-CELAC (Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños), instaurado oficialmente en julio de 2014, se celebrará los días 8 y 9 de enero en Beijing, abriendo un nuevo capítulo para la diplomacia china en este año.


La primera reunión ministerial del Foro China-CELAC (Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños), instaurado oficialmente en julio de 2014, se celebrará los días 8 y 9 de enero en Beijing, abriendo un nuevo capítulo para la diplomacia china en este año.

El cónclave es el resultado de la puesta en práctica de los consensos alcanzados por el presidente chino, Xi Jinping, y líderes latinoamericanos y caribeños, durante la cumbre que mantuvieron en julio pasado en Brasilia, e implica que el planteamiento de una cooperación integral entre China y América Latina y el Caribe se hace una realidad.

El lema del encuentro –“Nueva plataforma, nuevo punto de partida y nueva oportunidad: esfuerzos mancomunados para impulsar la asociación de cooperación integral China-CELAC”–, muestra la disposición y la resolución de ambas partes para elevar las relaciones bilaterales al más alto nivel.

Esto se refleja en el número de participantes. Según el director general del Departamento de Asuntos de América Latina y el Caribe de la Cancillería china, Zhu Qingqiao, de los 33 miembros del bloque regional 30 han confirmado su participación, además de representantes de varias organizaciones como la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), el Banco Interamericano de Desarrollo y el Banco de Desarrollo de América Latina.

“Esta reunión significa que la visión del Foro de China y la CELAC se ha vuelto realidad”, declaró Zhu, que señaló que al menos 40 ministros, entre ellos 20 de Relaciones Exteriores, participarán en la reunión.

Como primera actividad importante de la diplomacia china en el nuevo año, el presidente de China, Xi Jinping, asistirá a la ceremonia de inauguración de la reunión el 8 de enero, junto con sus homólogos de Costa Rica, Luis Guillermo Solís; de Ecuador, Rafael Correa; de Venezuela, Nicolás Maduro, así como el primer ministro de Bahamas, Perry Christie.

“Este encuentro representa un gran acontecimiento para la diplomacia de China con los países latinoamericanos, y significa un notable avance en la cooperación integral entre China y la región latinoamericana”, apuntó Wu Hongying, directora de Estudios Latinoamericanos del Instituto de Relaciones Internacionales Contemporáneas de China, en declaraciones a Xinhua.

Añadió que la cooperación integral sino-latinoamericana es un importante complemento de la cooperación bilateral entre China y algunos países de la región. La cooperación bilateral y la multilateral entre ambas partes lograrán desarrollarse y promoverse mutuamente.

Por su parte, Xu Shicheng, investigador del Instituto de Estudios Latinoamericanos de la Academia de Ciencias Sociales de China, afirmó que esta reunión ministerial constituye un importante paso hacia la sistematización de la cooperación integral sino-latinoamericana.

Propuso incluir en el marco del Foro China-CELAC los existentes mecanismos de cooperación como el Foro de Ministros de Agricultura de China y América Latina, la Cumbre Empresarial China-América Latina y el Foro de Políticos Jóvenes de China y América Latina.

Se espera que en la próxima reunión ministerial se ratifique, con metas concretas y los medios para lograrlas, el Plan de Cooperación entre China, América Latina y el Caribe para 2015-2019, formulado por el presidente chino en Brasilia.

Los expertos opinaron que es cada vez más destacada la interdependencia entre China y América Latina en sus respectivas estrategias de desarrollo, y las relaciones entre ambas partes han dado un gran salto en los últimos años debido a la complementariedad económica y gracias a la promoción por parte de líderes de ambos lados.

En menos de dos años desde que asumió el cargo en marzo de 2013, el presidente chino se hareunido con los líderes de todos los países latinoamericanos y caribeños con los que China mantiene relaciones diplomáticas, destacando la posición de la región en la diplomacia china.

Mientras tanto, varios líderes latinoamericanos han realizado visitas a China poco después de asumir el cargo. “Esto muestra la suma importancia que prestan a las relaciones con China”, dijo Wu Hongying.

Según su criterio, China y América Latina tienen similares tareas de desarrollo, parecidas suertes históricas, e idénticos puntos de vista sobre algunos temas internacionales de importancia. “China considera a América Latina un ‘valor de alza potencial’, y América Latina ve en China una gran oportunidad para el desarrollo”, apuntó la investigadora.

El académico argentino Gustavo Girado sostuvo que desarrollar una relación de cooperación con una China fuerte traerá a los países latinoamericanos un nuevo tipo de la cooperación Sur-Sur.

“Desarrollar una cooperación integral ha sido la aspiración común y la opción estratégica de ambas partes”, indicó Zhu Qingqiao.

Según cálculos de la CEPAL, un punto porcentual del crecimiento de la economía china aumentará en 0,5 puntos porcentuales el Producto Interno Bruto (PIB) de la región latinoamericana en conjunto, siendo China el motor del crecimiento de la economía de los países latinoamericanos.

En los primeros 11 meses de este año, el volumen del intercambio comercial entre ambas partes sumó 241.930 millones de dólares, y las inversiones no financieras de China en la región llegaron a 9.060 millones de dólares, bajo las adversas circunstancias económicas y financieras internacionales.

El 17 de julio en Brasilia, Xi propuso un esquema 1+3+6, es decir, “un plan, tres motores y seis campos”, para fomentar una asociación de cooperación integral entre China y América Latina y el Caribe, que se caracterice por la igualdad, el beneficio mutuo y el desarrollo común.

“Un plan” se refiere a la elaboración de un Plan de Cooperación entre China, América Latina y el Caribe para 2015-2019, con el fin de lograr el crecimiento inclusivo y el desarrollo sostenible.

“Tres motores” se refiere al comercio, las inversiones y las finanzas, con los cuales se promueve el desarrollo integral de la cooperación práctica entre ambas partes y se pretende elevar, en un margen de 10 años, el volumen del intercambio comercial a los 500.000 millones de dólares anuales, frente a los 261.600 millones de dólares de 2013.

“Seis campos” se refiere a la energía, la construcción de infraestructuras, la agricultura, la manufactura, la innovación tecnológica y la tecnología de la información, sectores en los cuales se hará hincapié para lograr un mayor desarrollo de la cooperación de beneficio mutuo entre China y América Latina.

Los expertos coincidieron en que los citados campos ensancharon el radio para la cooperación entre ambas partes. Además de la tradicional cooperación en el sector energético, los otros cinco se convertirían en nuevos focos de crecimiento para la futura cooperación entre China y CELAC.

Además, China ha anunciado la puesta en marcha de un crédito especial de 20.000 millones de dólares para la construcción de infraestructuras en América Latina y el Caribe, y un préstamo preferencial de 10.000 millones de dólares.

En ese sentido, Zhu afirmó que se han logrado notables avances en la implementación del paquete de apoyo financiero que China ofrece a la región de América Latina y el Caribe, y expresó la esperanza de que países latinoamericanos y caribeños recurran de forma activa a estos planes financieros, y que ambas partes exploren más proyectos de cooperación práctica.