China enfrenta desafíos diplomáticos en 2012

In Noticias, Política exterior by PSTBS12378sxedeOPCH

La inestabilidad y la incertidumbre se ciernen amenazantes sobre el mundo apenas despunta 2012, año en que China debe desempeñar un papel aún mayor en los asuntos mundiales, según el ministro de Relaciones Exteriores, Yang Jiechi.


“El crecimiento y la desaparición de fuerzas globales, los cambios y ajustes en el sistema internacional, así como las tensiones e interacciones en las relaciones globales se desarrollarán a niveles más altos”, dijo Yang en un comunicado publicado el lunes por la noche en la página web del Ministerio de Relaciones Exteriores.


Este año será testigo asimismo de una enorme cantidad de cambios en todo el mundo, a tenor de las elecciones en Estados Unidos, Rusia, Francia y la República de Corea. El XVIII Congreso Nacional del Partido Comunista de China también está previsto para este año.





Aunque convencido de que, para China, las oportunidades superarán a los desafíos en 2012, Yang pidió esfuerzos para crear “un mejor ambiente externo” mediante la adhesión a la senda del desarrollo pacífico.





Como parte de este empeño, señaló el canciller, habrá que desplegar “una labor más adecuada con los países donde se celebrarán elecciones, procurando evitar la perturbación de las relaciones bilaterales debido a factores de su política interna”, expresa el comunicado.





El país debe profundizar la comunicación con EEUU. a través de canales de diálogo existentes, para evitar errores de apreciación estratégica, y a su vez asegurar la paz y la estabilidad en la región de Asia y el Pacífico, dijo Ren Yuanzhe, investigador del departamento de diplomacia en la Universidad de Asuntos Exteriores de China.



La resolución de los temas pendientes con sus vecinos, será una prioridad de la diplomacia china en 2012, dijo Ren.





“Mantener la estabilidad en las zonas aledañas a China no sólo responde a los intereses de China y sus vecinos, sino también de EEUU”, agregó.





Pero esto no será fácil, porque la presión externa que enfrenta China como resultado de su continuo crecimiento irá en aumento, dijo Wang Junsheng, un experto en estudios asiáticos de la Academia China de Ciencias Sociales.



“China se encuentra en un período de avance estratégico, que tendrá una duración prolongada,” dijo.





En su intervención, Yang dijo que se mejorarán los mecanismos para impulsar la cooperación mutuamente beneficiosa con los países vecinos, con vistas a aumentar la confianza, disipar las sospechas y estabilizar la región.





Para conseguirlo, de acuerdo con Wang, se precisa que la diplomacia esté guiada por principios racionales, pragmáticos e independientes.





China debe asumir más responsabilidades en los asuntos regionales y globales y ofrecer más mecanismos transnacionales que demuestren su condición de potencia responsable, dijo.





Al hacer un balance de 2011, Yang explicó que se produjeron “cambios muy profundos y complicados” en el escenario mundial.





Estos van desde fallas en la gobernanza económica mundial, que se refleja en la intensificación de la crisis financiera a escala planetaria, a los enfrentamientos y tensiones regionales y la creciente influencia estratégica de la región de Asia y el Pacífico, donde la entrada de cada vez más fuerzas en competencia ha complicado la dinámica interregional, de acuerdo con Yang.





Por su parte, Wang dijo que las mejoras en las relaciones con los estados vecinos fueron un hito definitorio de la diplomacia china en todo el año.





“Además de promover la amistad tradicional con la República Popular Democrática de Corea y Pakistán, China consolidó sus relaciones con Vietnam y la India, con los cuales mantiene disputas territoriales, y se fortaleció durante la reunión de la Cooperación Económica de Asia y el Pacífico (en Hawai, en noviembre)”, dijo Wang. , y agregó que la reciente visita a China del primer ministro japonés, Yoshihiko Noda, también apoya esta interpretación.





“La diplomacia china en 2011 defendió con firmeza la soberanía, la seguridad y los intereses de desarrollo nacionales, reforzando la posición internacional de China y su influencia. Esto demuestra que, en general, la diplomacia china es más dinámica, abierta y confiada.”





Citando la evacuación de 35.860 ciudadanos chinos de la devastada Libia – el mayor esfuerzo de este tipo en el extranjero desde la fundación de la República Popular de China en 1949 – y una patrulla conjunta con Laos, Tailandia y Myanmar en el río Mekong, tras una tragedia que dejó 13 marinos chinos muertos, Yang dijo que China está comprometida a proteger los derechos legítimos de sus ciudadanos en el extranjero.






“No hay otra opción para nosotros que no sea aumentar el gasto y garantizar los derechos de nuestros ciudadanos en el extranjero”, dijo Wang.