China jugará papel líder y constructivo en COP21: jefe de inicitiva WWF

In Noticias, Política exterior by PSTBS12378sxedeOPCH

GINEBRA, 28 nov (Xinhua) -- China ha desempeñado y continuará jugando un papel crítico en las negociaciones relacionadas con la respuesta política internacional al cambio climático, señaló Samantha Smith, líder de la Iniciativa Global de Clima y Energía del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF, por sus siglas en inglés).


GINEBRA, 28 nov (Xinhua) — China ha desempeñado y continuará jugando un papel crítico en las negociaciones relacionadas con la respuesta política internacional al cambio climático, señaló Samantha Smith, líder de la Iniciativa Global de Clima y Energía del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF, por sus siglas en inglés).

Al hablar en una entrevista con Xinhua, antes de la XXI Conferencia de Naciones Unidas sobre Cambio Climático (COP21) en París, Smith elogió los compromisos asumidos por China para detener las emisiones de gas invernadero a la vez que aplaudió su actual compromiso con el principio de “responsabilidades comunes pero diferentes”.

Congruente con la Contribución Prevista y Determinada a Nivel Nacional (INDC, por sus siglas en inglés) de China que fue presentada en junio de este año, es la ambición del país para reducir las emisiones de CO2 por unidad del producto interno bruto (PIB) de 60 a 65 por ciento para el año 2030 comparado con los niveles de 2005.

En su INDC, China anunció sus planes para lograr el control de emisiones de dióxido de carbono alrededor de 2030, aumentar la proporción de combustibles no fósiles en consumo de energía primaria a alrededor de 20 por ciento, a la vez que aumenta el volumen de bosques en unos 4.500 millones de metros cúbicos en comparación con 2005.

El apoyo de 3.100 millones de dólares de China para el fondo de cooperación Sur-Sur, que ayudará a los países en desarrollo a combatir el cambio climático, también es considerado un paso en la dirección correcta por Smith.

“China puso un gran compromiso en la mesa”, añadió Smith. “De todas las cosas que podemos ver, China está determinado a jugar un papel líder y constructivo con el país en desarrollo más grande”.

Esas acciones ocurren mientras los países de todo el planeta se unen bajo los auspicios de la COP21, cuyo objetivo es alcanzar un acuerdo legalmente universal sobre el clima para mantener el calentamiento global por debajo de los dos grados Celsius.

Smith indicó que “casi todos los países quieren lograr algún tipo de acuerdo pero lo que quieren en el acuerdo aún no se determina”.

Los compromisos de naciones industrializadas para proporcionar fondos que ascienden a 100.000 millones de dólares por año hasta el 2020 para apoyar acciones tangibles de mitigación de países en desarrollo han fallado mientras las diferencias entre lo que se promete y lo que se cumple persiste.

El asunto del financiamiento posterior a 2020 también es un tema de actualidad para Smith, mientras las naciones en desarrollo se esfuerzan por industrializarse sin combustibles fósiles, una tarea que requiere acceso confiable y recursos financieros a largo plazo.

En medio de reportes preliminares de que 2015 fue el año más cálido registrado, y ya desde que el Protocolo de Kyoto entró en vigor hace diez años, Smith indicó que “se ha discutido acerca de lo que está ocurriendo”.

A la luz de esto, dio la bienvenida al hecho de que desde 2005 ha habido una revolución en el sector de energía con un cambio progresivo de una dependencia de combustibles fósiles a fuentes de energías renovables.

La experta del WWF elogió que China ha desempeñado un papel importante para reducir costos en tecnologías de transformación de energía, y la energía renovable se ha vuelto una gran prioridad para los políticos en Beijing.

Las ciudades chinas activamente manejan los impactos de la contaminación y el clima, mencionó Smith, quien concluyó que “hacer algo sobre el cambio climático también tiene que ver con lograr que las personas cuiden los asuntos que tienen que ver con la contaminación y el clima”.

La COP21 se llevará a cabo en París del 30 de noviembre al 11 de diciembre. Fin