China publica libro blanco sobre ayuda al extranjero

In Noticias, Política exterior by PSTBS12378sxedeOPCH

China publicó hoy jueves su segundo libro blanco sobre la ayuda al extranjero en el que explica cómo el país asiático ayuda a otras naciones en vías de desarrollo a reducir la pobreza y mejorar las condiciones de vida sin imponer condiciones políticas.


China publicó hoy jueves su segundo libro blanco sobre la ayuda al extranjero en el que explica cómo el país asiático ayuda a otras naciones en vías de desarrollo a reducir la pobreza y mejorar las condiciones de vida sin imponer condiciones políticas.

El libro blanco titulado “Ayuda de China al extranjero 2014”, apunta que el país asiático, la mayor nación en vías de desarrollo del mundo, destinó 89.340 millones de yuanes (14.000 millones de dólares) para la asistencia al exterior a través de subvenciones, créditos libres de intereses y préstamos concesionales entre 2010 y 2012.

“Cuando China concede ayuda al extranjero, el país se adhiere a los principios de no imponer ninguna condición política, no intervenir en los asuntos internos de las naciones receptoras y respetar plenamente su derecho de optar independientemente por su propio camino y modelo de desarrollo”, subraya el documento.

China comenzó la asistencia al extranjero en 1950, año en el que proporcionó asistencia materiala la República Popular Democrática de Corea (RPDC) y Vietnam, según el anterior libro blanco publicado en 2011.

Antes de las actualizaciones entre 2010 y 2012, China había ofrecido asistencia a 161 naciones y más de 30 organizaciones internacionales y regionales por valor de 256.290 millones de yuanes.

Entre 2010 y 2012, más de la mitad de las ayudas al extranjero de China se destinaron a las naciones africanas, indicó el nuevo documento, que agregó que China proporciona el auxilio en formas de emprendimiento de proyectos, envío de equipos y voluntarios médicos, ofrecimiento de ayuda humanitaria de emergencia y reducción o exención de las deudas de los países receptores.

Las naciones receptoras de la ayuda china durante el periodo incluyen 51 naciones africanas, 30 asiáticas, 9 de Oceanía, 19 de América Latina y el Caribe, y 12 de Europa.

Además, China ofreció asistencia a las organizaciones regionales, entre ellas, la Unión Africana.

“Los países en vías de desarrollo, especialmente los menos desarrollados, todavía afrontan la dura tarea de reducción la pobreza y desarrollarse”, apuntó el libro blanco.

El documento instó a la comunidad internacional a movilizar más recursos para promover el desarrollo económico y social de los países subdesarrollados y eliminar la pobreza en todo el mundo.

En total, China se encargó de la construcción de 580 proyectos en 80 países, incluyendo 80 hospitales, 85 escuelas y 156 proyectos de infraestructuras económicas.

China eximió de 16 créditos libres de intereses vencidos por valor de 1.420 millones de dólares a nueve de los países más pobres y más endeudados: Tanzania, Zambia, Camerún, Guinea Ecuatorial, Malí, Togo, Benín, Costa de Marfil y Sudán.

La ayuda de China al extranjero tiene como objetivo apoyar a los países subdesarrollados a reducir la pobreza y mejorar el nivel de vida de sus pueblos.

China respetará y apoyará la exploración de estos países de los caminos de desarrollo adaptados a sus condiciones nacionales.

El libro blanco se compromete a continuar incrementando la aportación en la ayuda al extranjero, diciendo que China desea cooperar con la comunidad internacional para hacer una mayor contribución al desarrollo de la humanidad.