China subraya 6 prioridades para relaciones entre potencias con EEUU

In Noticias, Política exterior by PSTBS12378sxedeOPCH

BEIJING, 12 nov (Xinhua) -- El presidente de China, Xi Jinping, subrayó hoy seis prioridades para construir un nuevo tipo de relación entre potencias con Estados Unidos.


BEIJING, 12 nov (Xinhua) — El presidente de China, Xi Jinping, subrayó hoy seis prioridades para construir un nuevo tipo de relación entre potencias con Estados Unidos.

“China quiere trabajar junto con Estados Unidos para aplicar el principio de no conflictos, no confrontación, respeto mutuo, cooperación y prosperidad común y hacer que el nuevo tipo de relaciones entre potencias beneficie más a los pueblos de ambas naciones y al mundo”, dijo Xi a Obama en la reunión.

“Haré esfuerzos conjuntos con el presidente Obama”, indicó Xi, añadiendo que le gustaría mantenerse en estrecho contacto con él.

Las seis prioridades en la diplomacia de China con EEUU incluyen la comunicación entre funcionarios de alto nivel, el respeto mutuo, la cooperación en todos los aspectos, la gestión de disputas, la colaboración en Asia-Pacífico y acciones conjuntas en desafíos globales, de acuerdo con Xi:

— China y EEUU deben mejorar los intercambios y la comunicación entre funcionarios de alto nivel con el fin de promover la confianza estratégica. Ambos lados deben dar un mejor juego a los mecanismos de diálogo bilateral, tales como el Diálogo Estratégico y Económico China-EEUU.

— Los dos países deben respetar la soberanía e integridad territorial mutua así como el sistema político y el camino de desarrollo, en vez de imponer el deseo y modelo de uno sobre el otro, que es la condición importante y los cimientos para que los dos países mantengan una relación saludable, estable y sostenible.

— Tienen que profundizar la cooperación en todos los aspectos, incluyendo el comercio, las fuerzas armadas, la lucha antiterrorista, la aplicación de la ley, la energía, la sanidad y las infraestructuras. La cooperación debe abarcar a gobiernos, parlamentos, medios de comunicación, comités de expertos y jóvenes.

— Los dos lados deben gestionar las disputas y cuestiones sensibles de una manera constructiva. Puesto que es inevitable tener diferencias, deben siempre recurrir al diálogo y las consultas y no afectar los intereses centrales del otro.

— Deben mejorar la colaboración en Asia-Pacífico mediante interacciones positivas, el estímulo de la diplomacia inclusiva y el trabajo para la paz, la estabilidad y la prosperidad regionales.

— Tienen que responder conjuntamente a los desafíos regionales y globales. China tiene la voluntad de trabajar con EEUU en las cuestiones de preocupación común, tales como el problema nuclear de Irán, la desnuclearización de la península Coreana y Afganistán, así como asuntos globales como la lucha antiterrorista, el cambio climático y el control de epidemias.

 

CONVERSACIONES PROFUNDAS

Xi y Obama se reunieron hoy por la mañana en el Gran Palacio del Pueblo, en el centro de la capital china, tras una ceremonia de bienvenida con alfombra roja celebrada en honor de Obama, que llegó a Beijing el lunes para participar en la 22ª Reunión de Líderes Económicos del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC), y realizar una visita de Estado a China a invitación de Xi.

Obama felicitó a Xi y al pueblo chino por “organizar una exitosa cumbre de la APEC” y expresó su agradecimiento por la excelente hospitalidad de Xi en su visita de Estado.

Este año se conmemora el 35º aniversario del establecimiento de las relaciones chino-estadounidenses, señaló Xi, quien precisó que las relaciones bilaterales se encuentran ahora en un nuevo punto de partida.

“Ante la actual situación internacional complicada y cambiante, China y EEUU deben cooperar, y lo harán, en más terrenos”, explicó Xi.

Obama indicó que los lazos comerciales y los intercambios entre los dos pueblos han crecido en los últimos 35 años.

“Hemos mostrado que cuando cooperamos, Estados Unidos y China pueden hacer importantes contribuciones a la seguridad y la prosperidad de la región y el mundo”, dijo Obama.

Xi recordó su encuentro con Obama en el Refugio Annenberg en Sunnylands en Rancho Mirage, California, en junio de 2013, donde ambos alcanzaron un consenso sobre la construcción de un nuevo tipo de relaciones chino-estadounidenses.

A partir de entonces, los dos países han obtenido “progresos positivos” en la coordinación y cooperación bilaterales en diversos campos, precisó Xi, quien citó los hechos de que el volumen comercial bilateral llegó el año pasado a 520.000 millones de dólares, que el saldo de las inversiones mutuas se situó en 100.000 millones de dólares y que se realizaron más de 4 millones de viajes entre los dos países.

China y EEUU cooperan en hacer frente al cambio climático, luchar contra la epidemia del ébola y combatir el terrorismo, indicó Xi.

Los hechos han probado que un nuevo tipo de relaciones entre China y EEUU se ajusta a los intereses fundamentales de ambos pueblos y ayuda a mantener la paz, la estabilidad y la prosperidad en Asia-Pacífico y el mundo, destacó Xi.

“Durante la noche del martes y la mañana del miércoles, discutimos nuestras prioridades y nuestra visión para las relaciones EEUU-China”, dijo Obama, que agregó que ambos países se juegan mucho en el éxito de la otra parte y que EEUU acoge con agrado a una China pacífica, próspera y estable.

El presidente estadounidense señaló que él y Xi mantuvieron “un diálogo honesto y constructivo en torno a las diferencias y nos aseguramos que podemos tratarlas de manera pacífica y efectiva”.

Obama subrayó que su discusión con Xi ayudará a garantizar que las relaciones bilaterales continúen produciendo resultados para China, Estados Unidos y el mundo.

Ayer martes por la noche, los dos jefes de Estado mantuvieron un encuentro tras la reunión de la APEC en Zhongnanhai, el céntrico complejo de Beijing sede del gobierno central chino.

RELACIONES ECONOMICAS

Los dos líderes confirmaron el papel central de las relaciones económicas en la relación bilateral y prometieron impulsar sus relaciones económicas y mejorar el sistema económico internacional, dice un comunicado del Ministerio de Relaciones Exteriores chino sobre los principales resultados de la reunión entre Xi y Obama.

El año pasado, el volumen del comercio bilateral creció a 520.000 millones de dólares USA, y la cantidad de la inversión bilateral se ubicó en 100.000 millones de dólares USA.

El comunicado indica que China y Estados Unidos continuarán considerando a las negociaciones del tratado de inversión bilateral (TIB) como el asunto más importante con respecto a la relación económica y que “destinarán más recursos” a las negociaciones, con el fin de alcanzar un tratado de inversión bilateral integral de alto nivel.

China y Estados Unidos empezaron las conversaciones sobre el TIB en 2008, cuando los dos países buscaban elevar la inversión mutua, que apenas constituía una pequeña parte de su inversión externa.

 

NUEVO TIPO DE RELACIONES MILITARES

Durante las conversaciones, Xi propuso “un nuevo tipo de relaciones militares” que se ajuste al nuevo tipo de relaciones entre potencias como China y Estados Unidos.

Xi dijo que los departamentos de defensa de ambos países han firmado una serie de Memorandums de Entendimiento para establecer un mecanismo de información mutua sobre grandes operaciones militares y un código de conducta segura sobre encuentros navales y aéreos entre ambas partes.

Los militares de ambos países deben profundizar sus intercambios, confianza mutua y cooperación en base a los memorandums de entendimiento, apuntó Xi.

China desea lograr progresos en los intercambios entre altos oficiales de las fuerzas armadas de ambos países, mantener un mecanismo de comunicación fluida y realizar más entrenamientos y ejercicios conjuntos con la parte estadounidense.

PARTICIPACION DE EEUU EN INICIATIVAS ASIATICAS

Xi dio la bienvenida a la participación de EEUU en el Banco Asiático de Inversión en Infraestructuras (AIIB, siglas inglesas) y el Fondo de la Ruta de la Seda, iniciativas de China.

Las declaraciones se han producido días después del anuncio de Xi de que China contribuirá con 40.000 millones de dólares al establecimiento de un Fondo de la Ruta de la Seda, que proporcionará apoyo financiero a proyectos de infraestructuras en los países a lo largo del “Cinturón Económico de la Ruta de la Seda” y “la Ruta de la Seda Marítima del Siglo XXI”, dos iniciativas presentadas por China.

El pasado mes de octubre, un total de 21 economías asiáticas firmaron un Memorándum de Entendimiento sobre el establecimiento del AIIB con un capital suscrito inicial previsto de 50.000 millones de dólares.

TAIWAN Y TIBET

Xi urgió a EEUU a que siga la política de “una China” y los principios establecidos por los tres comunicados conjuntos entre los dos países y pidió al gobierno estadounidense que cese las ventas de armas a Taiwan y apoye la paz a través del Estrecho con “acciones concretas”.

En respuesta, Obama aseguró que la postura de EEUU sobre Taiwan no ha cambiado, que no respalda “la independencia de Taiwan”.

EEUU se alegra ver la mejora de las relaciones entre ambos lados del estrecho y espera que la continúe, dijo Obama.

El presidente estadounidense también subrayó que EEUU reconoce que el Tíbet constituye parte de la República Popular China y no apoya “la independencia del Tíbet”.

 

OBJETIVOS CENTRALES PARA CAMBIO CLIMATICO

Después de la reunión entre Xi Jinping y Obama, China y Estados Unidos emitieron una declaración conjunta sobre el cambio climático, anunciando los ambiciosos objetivos y comprometiéndose a hacer esfuerzos conjuntos en los próximos 15 años en la lucha contra el cambio climático.

Estados Unidos pretende lograr el objetivo de reducir sus emisiones totales en entre un 26 y un 28 por ciento en 2025 sobre la base del nivel de las emisiones registradas en 2005 y hará todo lo posible para reducir sus emisiones en un 28 por ciento, según el boletín.

Se espera que las emisiones de dióxido de carbono de China alcancen su máximo nivel para el año 2030, y el país intenta incrementar en un 20 por ciento aproximadamente la cuota de combustibles no fósiles en el consumo primario de energía para ese mismo año.

CONSENSO CONTRA TERRORISMO

Xi y Obama conjuntamente denunciaron cualquier forma de terrorismo y se comprometieron a combatirlo juntos mediante la adhesión a la Carta de la ONU y los principios fundamentales en las relaciones internacionales.

Los dos países también mejorarán la cooperación en tareas de ejecución de la ley tales como perseguir y capturar conjuntamente a fugitivos, recuperar sus propiedades malversadas, combatir el contrabando de drogas y los cibercrímenes.

De acuerdo con el comunicado del Ministerio de Relaciones Exteriores, los dos presidentes acordaron que el Ministerio de Seguridad Pública de China y el Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos, sostendrán una reunión a nivel ministerial a principios del año próximo para discutir la forma de impulsar la cooperación contra el terrorismo y en la aplicación de la ley.

PAPEL DE CHINA

China es participante, constructor y contribuyente del sistema internacional actual, señaló Xi a los reporteros en una conferencia de prensa conjunta con Obama. El desarrollo económico de China ha hecho una contribución importante para impulsar la recuperación económica del mundo luego de la crisis financiera.

China también es el mayor contribuyente de pacificadores de entre los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU y ha enviado a más de 20.000 cascos azules a las misiones de mantenimiento de paz de la ONU, indicó el presidente chino.

Desde el brote de ébola en abril, China ha ofrecido 750 millones de yuanes (122 millones de dólares USA) en ayuda a los países azotados por la epidemia, agregó Xi.

De acuerdo con el comunicado de la cancillería china, China y Estados Unidos mejorarán la comunicación e impulsarán la cooperación para combatir al ébola en Africa.

Obama dijo a los reporteros que Estados Unidos considera a China un socio de cooperación importante, ya sea a nivel bilateral, regional o global.

Desarrollar una relación firme con China ocupa el escenario central en la estrategia estadounidense para reequilibrar a Asia.

Al responder a una pregunta sobre derechos humanos, Xi dijo que su país ha hecho enormes logros en derechos humanos desde la fundación de la Nueva China en 1949, en especial luego de 30 años de reforma y apertura.

China está dispuesta a participar en diálogos con Estados Unidos sobre derechos humanos con base en la igualdad y respeto mutuos.

Después de las conversaciones, Xi ofreció un banquete en honor de Obama en el Gran Palacio del Pueblo con la presencia de los altos líderes chinos Yu Zhengsheng, Liu Yunshan, Wang Qishan y Zhang Gaoli.