China y A. Latina exploran nueva vía para modernizar la cooperación económica bilateral

In Noticias, Política exterior by PSTBS12378sxedeOPCH

BEIJING, 31 may (Xinhua) -- El primer ministro chino, Li Keqiang, concluyó esta semana una gira intensa por cuatro naciones latinoamericanas -Brasil, Colombia, Perú y Chile- con la firma de más de 70 convenios, valorados en decenas de miles de millones de dólares.


BEIJING, 31 may (Xinhua) — El primer ministro chino, Li Keqiang, concluyó esta semana una gira intensa por cuatro naciones latinoamericanas -Brasil, Colombia, Perú y Chile- con la firma de más de 70 convenios, valorados en decenas de miles de millones de dólares.

Durante su gira, Li reiteró la aspiración china de impulsar la cooperación en materia de capacidad productiva con la región, y propuso el nuevo modelo de cooperación “3 por 3”.

Esta iniciativa satisface las necesidades de reestructuración económica de ambas partes, guiándolas hacia una nueva vía de cooperación más pragmática y fructífera.

CLAVE UNO: INFRAESTRUCTURAS

La deficiencia en las infraestructuras ha sido, desde el inicio de la industrialización, un gran condicionante para el crecimiento sostenible de América Latina y el Caribe, obstaculizando su capacidad para participar en las cadenas globales de valor.

Según las estadísticas dadas a conocer por la Comisión Económica de las Naciones Unidas para América Latina y el Caribe (CEPAL), los países de la región deberían invertir el 6,2 por ciento anual de su Producto Interno Bruto (PIB) para satisfacer sus demandas de infraestructuras en el período 2012-2020, frente al promedio del 2,7 por ciento del PIB de inversión ejecutado en el último decenio.

No obstante, las infraestructuras constituyen una de las oportunidades de inversión más atractivas en la región. Y China, que goza de ventajas comparativas en capitales, equipamientos y tecnología de infraestructura, muestra gran interés por este terreno.

El secretario ejecutivo adjunto de la CEPAL, Antonio Prado, destacó que China y América Latina cuentan con una convergencia de intereses en infraestructuras, señalando que “China tiene una sobrecapacidad para producir máquinas y equipos, para construir infraestructura y también de ingeniería en infraestructura, y la región tiene un déficit en esa área”.

Durante la visita del premier chino a Brasil y Perú, las tres partes han decidido llevar a cabo un estudio de viabilidad sobre la propuesta de un ferrocarril transcontinental que conectaría la costa pacífica de Perú con la costa atlántica de Brasil.

Li destacó que China ha acumulado mucha experiencia en la construcción de ferrocarriles, y apuntó que los equipos de fabricación china cuentan con ventajas en lo que se refiere a la seguridad y al coste, elementos clave que le han permitido pasar la prueba de las competiciones en el mercado internacional.

Por otro lado, Li declaró en Chile que China está dispuesta a participar en la construcción del Túnel Bioceánico de Chile, que vinculará el Pacífico con el Atlántico, compartiendo su abundante experiencia en la construcción de túneles ubicados en zonas propensas a seísmos.

Miguel Noronha, de la constructora brasileña Barbosa Mello Participaciones e Inversiones, consideró que la capacidad de China para realizar grandes proyectos puede representar una contribución muy importante para el desarrollo de Brasil.

“Creo que China, viniendo con soluciones de conjunto, con financiamiento, equipamiento, construcción, capacidad de operación, sistemas, todo eso trae una contribución muy grande”, recalcó Noronha.

CLAVE DOS: CONEXION INDUSTRIAL

Debido a la bonanza económica registrada durante la última década con los altos precios de las materias primas, muchos países exportadores latinoamericanos de “commodities” han entrado en un proceso de “reprimarización” de la economía, retornando al viejo modelo primario-exportador de recursos naturales.

Como consecuencia, las inversiones tanto domésticas como extranjeras se concentran excesivamente en el sector extractivo, y el peso de las manufacturas en el PIB de la región experimenta una contracción significativa.

El panorama del desarrollo industrial de China contrasta con el de América Latina. El Gobierno chino publicó este mes el plan “Hecho en China 2025”, a fin de lograr que China pase de ser la fábrica del mundo a una potencia manufacturera mundial.

Durante su gira por América Latina, el premier Li propuso el nuevo modelo de cooperación “3 por 3”, compuesto por tres vías (logística, energética e informática); la interacción virtuosa entre las empresas, la sociedad y el gobierno; y tres canales de financiación: fondos, créditos y seguros.

En este sentido, China estimulará a sus empresas a invertir en la región para fomentar la cooperación en el procesamiento de productos energéticos, mineros y agrícolas y forjar la cooperación en la cadena completa de las industrias de la maquinaria, la siderurgia, la química, los alimentos y los materiales de construcción.

Para la secretaria ejecutiva de la CEPAL, Alicia Bárcena, el interés de China en fortalecer los vínculos con la región ofrece “una oportunidad histórica” y pone como ejemplo la reversión de “la preocupante reprimarización exportadora”, mediante “avances en productividad, innovación, infraestructura, logística y formación y capacitación”.

“La cooperación entre la región y China podría privilegiar esta renovación de la política industrial, favoreciendo el procesamiento de los recursos naturales y sus encadenamientos productivos con las manufacturas y los servicios”, afirmó Bárcena.

Como ejemplo, los fabricantes chinos de maquinaria pesada SANY, XCMG y Zoomlion crecen muy rápidamente en Brasil, y ocupan el 85 por ciento del mercado de grúas en este país.

Acerca de la industria de la tecnología de la información, las empresas chinas también cuentan con un gran ímpetu de penetración en el mercado latinoamericano. En 2014, la empresa china de internet Baidu lanzó un nuevo motor de búsqueda en portugués en Brasil, mientras que otra compañía del país asiático, Alibaba, ha elevado, vía Aliexpress, su volumen de comercio electrónico hasta suponer el 20 por ciento del comercio total de este tipo en este mismo país.

CLAVE TRES: COOPERACION FINANCIERA

En 2014, el presidente chino, Xi Jinping, planteó un esquema de cooperación de “1+3+6”, en el cual “3” se refiere al comercio, la inversión y la cooperación financiera, es decir, los tres motores para fortalecer la cooperación de beneficio recíproco entre China y América Latina.

En comparación con el comercio y la inversión, la cooperación financiera permanece en una fase incipiente y aún queda mucho espacio por explorar.

Durante la visita en Brasil, el premier Li anunció el 19 de mayo en Brasilia que Beijing creará un fondo especial de 30.000 millones de dólares para fomentar la cooperación entre China y América Latina en materia de la capacidad productiva y la fabricación de equipamiento.

El fondo será canalizado directamente a los proyectos de cooperación sin ningún compromiso político, aseguró Li.

Por otra parte, el Banco Industrial y Comercial de China y el banco brasileño Caixa Económica Federal llegaron a un acuerdo que prevé un fondo de 50.000 millones de dólares dirigidos a las infraestructuras.

El ministro de Desarrollo, Industria y Comercio Exterior de Brasil, Armando Monteiro Neto, destacó que la visita de Li abrió nuevos horizontes de cooperación sino-brasileña en el sector financiero.

“En cooperación financiera, la perspectiva es crear dos fondos que puedan contribuir de forma importante a la financiación de proyectos estratégicos en Brasil y América Latina”, apuntó Monteiro.

En la última parada de la visita, en Chile, Li y la presidenta chilena, Michelle Bachelet, fueron testigos de la firma de un Memorándum de Entendimiento entre el Banco Popular de China y el Banco Central de Chile, que estipula la permuta de divisas por un valor de 22.000 millones de yuanes (3.600 millones de dólares).

Además, ambos países decidieron establecer en Santiago el primer banco de liquidación de yuanes en la región, mientras que la parte china ofrecerá a los Inversores Institucionales Extranjeros Calificados denominados en Renminbi (RQFII, siglas en inglés) una cuota de 50.000 millones de yuanes para apoyar el desarrollo de la economía real.

El canciller chileno, Heraldo Muñoz, aplaudió los nuevos logros de la cooperación financiera entre ambas partes, indicando que “Chile se va a transformar en un centro financiero para China para la liquidación de su moneda, a través de la instalación acá”.

A su vez, el ministro de Relaciones Exteriores de China, Wang Yi, consideró que la visita de Li a América Latina promueve aún más la asociación estratégica integral entre China y América Latina con resultados fructíferos en varios terrenos, incluidos las finanzas, la capacidad productiva, las infraestructuras y los intercambios culturales.

El modelo “3 por 3” no solo cumple las necesidades de América Latina, sino que también inspira nuevos canales para la cooperación de alto nivel entre China y otros países en vías de desarrollo, especialmente las economías emergentes, para así marcar el comienzo de una nueva era para la cooperación Sur-Sur, remarcó Wang.