China y EE.UU. establecerán una relación de socios para enfrentar conjuntamente los desafíos

In Noticias, Política exterior by PSTBS12378sxedeOPCH

Los mandatarios de China y Estados Unidos sostuvieron conversaciones y ofrecieron el martes una conferencia de prensa en Beijing. La Declaración Conjunta Sino-Estadounidense, publicada después de las conversaciones, enfatiza que hay que establecer y profundizar la estrategia bilateral de confianza mutua, y señala que los dos países se esforzarán por establecer durante el siglo 21 una relación activa y cooperativa en todos los aspectos.


Los mandatarios de China y Estados Unidos sostuvieron conversaciones y ofrecieron el martes una conferencia de prensa en Beijing. La Declaración Conjunta Sino-Estadounidense, publicada después de las conversaciones, enfatiza que hay que establecer y profundizar la estrategia bilateral de confianza mutua, y señala que los dos países se esforzarán por establecer durante el siglo 21 una relación activa y cooperativa en todos los aspectos. Al mismo tiempo, se tomarán acciones prácticas y se establecerá, a paso firme, una relación de socios para enfrentar conjuntamente los desafíos, a fin de por promover la paz, estabilidad y prosperidad del mundo. A continuación, más detalles al respecto.

Las conversaciones celebradas en Beijing entre el presidente chino, Hu Jintao, y su homólogo estadounidense, Barak Obama, atrajo la atención de todo el mundo. Después de la reunión, Hu Jintao evaluó positivamente los resultados obtenidos.

El Presidente chino, Hu Jintao dijo,

“El presidente Obama y yo sostuvimos unas felices conversaciones, ambas partes intercambiamos con profundidad opiniones sobre cómo desarrollar relaciones bilaterales y sobre asuntos de relevancia internacional y regional de interés común, y llegamos a un amplio consenso. Las conversaciones fueron francas, constructivas y fructíferas”.

El amplio consenso logrado entre los dos mandatarios fue plasmado en la Declaración Conjunta Sino-Estadounidense después de las conversaciones. Dicha declaración define los puntos de vista de China y Estados Unidos respecto a las relaciones binacionales y el enfrentamiento de los desafíos conjuntos en cinco puntos, a saber: las relaciones sino-estadounidense; el establecimiento y la profundización de la estrategia bilateral de confianza mutua; la cooperación económica y la recuperación global; los desafíos regionales y globales, así como el cambio climático, la energía y el ambiente.

Ante el panorama de las relaciones binacionales, el presidente Hu Jintao expresó que, bajo las nuevas circunstancias, China y Estados Unidos disponen de amplios intereses comunes y espacios de desarrollo respecto a grandes problemas, como la paz y el desarrollo de la humanidad.

El Presidente chino, Hu Jintao dijo,

“El presidente Obama y yo evaluamos positivamente el desarrollo de las relaciones sino-estadounidenses después del cambio de gobierno norteamericano. Acordamos insistir en el fortalecimiento del diálogo, los intercambios y la cooperación a un nivel estratégico, desde un ángulo de largo plazo. Al mismo tiempo, tomaremos acciones prácticas para establecer, a paso firme, una relación de socios para enfrentar conjuntamente los desafíos, a fin de promover la paz, la estabilidad y la prosperidad del mundo”.

Por su parte, Barack Obama consideró que las relaciones entre Estados Unidos y China nunca habían sido tan importantes como ahora, para el futuro de los dos países.

El Presidente estadounidense Barak Obama dijo,

“Los desafíos importantes del siglo 21, como el cambio climático, la proliferación nuclear y la recuperación económica, han tocado a nuestros países, y no podemos resolver ningún desafío con una acción unilateral de cualquier de las partes. Eso indica por qué el presidente Hu y yo hablamos de seguir estableciendo una relación activa y cooperativa en todos los aspectos entre nosotros”.

Por ello, ambas partes han consentido en fortalecer negociaciones y cooperar en lo político, económico y comercial, en el combate al terrorismo, y en temas como el espacio, la sanidad y los intercambios interpersonales y culturales, así como en otros terrenos. Al mismo tiempo, tomarán medidas para enfrentar la crisis financiera internacional, para salvaguardar el sistema de no proliferación nuclear internacional y para promover conjuntamente las conversaciones a seis bandas sobre el problema nuclear en la Península de Corea.