China y Noruega acuerdan normalizar sus relaciones bilaterales

In Noticias, Política exterior by PSTBS12378sxedeOPCH

China y Noruega emitieron hoy en Beijing una declaración sobre la normalización de las relaciones.


China y Noruega emitieron hoy en Beijing una declaración sobre la normalización de las relaciones.

“La parte noruega está plenamente consciente de la posición y las preocupaciones de la parte china y ha trabajado activamente para reanudar las relaciones bilaterales”, indicó la declaración.

Las relaciones entre China y Noruega se deterioraron luego de que el Comité del Nobel otorgó el Premio Nobel de la Paz 2010 al delincuente chino Liu Xiaobo.

El 25 de diciembre de 2009, Liu fue condenado a 11 años de prisión luego de que un tribunal en Beijing lo encontró culpable de participar en actividades cuyo propósito era derrocar el gobierno.

“A través de numerosas y meticulosas conversaciones, las dos partes han alcanzado un nivel de confianza que permite la reanudación de las relaciones normales”, añadió la declaración.

El gobierno noruego no apoyará ninguna acción que socave los intereses fundamentales y principales preocupaciones de China y hará todo lo posible para evitar cualquier futuro daño a las relaciones chino-noruegas, indicó.

De acuerdo con la declaración, el gobierno noruego reitera su compromiso con la política de Una Sola China, su pleno respeto a la soberanía e integridad territorial de China y otorga gran importancia a los intereses fundamentales y principales preocupaciones de China.

Ambas partes acordaron impulsar la cooperación en diversos ámbitos, incluyendo comercio, cultura, educación y región polar, así como consolidar las consultas sobre asuntos mundiales.

En su reunión sostenida hoy con el ministro de Relaciones Exteriores de Noruega, Borge Brende, el primer ministro de China, Li Keqiang, dijo que los dos ministros sostuvieron conversaciones sinceras y a fondo y alcanzaron un acuerdo sobre la normalización de los lazos bilaterales.

China espera trabajar con Noruega para abrir un nuevo capítulo en las relaciones bilaterales y para impulsar una relación sostenida, saludable y estable, dijo Li.

Li dijo que China aprecia la adhesión del nuevo gobierno noruego a la política de una sola China y su deseo de mejorar y desarrollar sus relaciones con China.

Las dos economías son muy compatibles, indicó Li, quien agregó que China está preparada para negociar con Noruega sobre un tratado de libre comercio para enviar una clara señal de la liberalización del comercio y la inversión.

Por su parte, Brende destacó que la normalización de las relaciones bilaterales es de significado histórico y ha enviado un mensaje positivo a la comunidad internacional.

Noruega apoya la política de una sola China y respeta sus intereses esenciales y sus principales preocupaciones, lo que constituye el fundamento político para las relaciones.

El primer ministro chino dijo que la historia de las relaciones entre China y Noruega ha demostrado que el respeto mutuo, la igualdad y el cuidado de los respectivos intereses esenciales y principales preocupaciones sirven de condición previa y fundamento para reforzar la confianza política y desarrollar los vínculos.

Noruega desea aprovechar la oportunidad de normalizar sus relaciones con China para promover los intercambios de alto nivel, impulsar la negociación de un tratado de libre comercio bilateral y expandir la cooperación de beneficio mutuo en los ámbitos de inversión, energía hidroeléctrica y explotación de petróleo y gas marinos, precisó Brende.

Hoy con anterioridad, el ministro de Relaciones Exteriores de China, Wang Yi, conversó con Brende.

La parte noruega ha reflexionado profundamente en lo qué daño la confianza mutua y ha mantenido consultas serias con la parte china para mejorar los lazos, dijo Wang.

Las dos partes alcanzaron el consenso de aprender del pasado y de reanudar la confianza, lo que favorece los intereses fundamentales de Noruega y el pueblo noruego, se ajusta a la Carta de la ONU y coloca los lazos China-Noruega en el sendero correcto, dijo Wang.

China espera que la visita de Brende normalice las relaciones e impulse un crecimiento sano y estable de los lazos, indicó Wang.

“El nuevo gobierno noruego no desea asumir el peso de la historia. Adopta un enfoque más pragmático y está dispuesto a mejorar las relaciones con China”, dijo Cui Hongjian, director del departamento de estudios europeos del Instituto de Estudios Internacionales de China.