Colaboran China y AL en creación de modelo para Cooperación Sur-Sur

In Noticias, Política exterior by PSTBS12378sxedeOPCH

BEIJING, (Xinhua) – Después de su viaje a Washington para participar en la cumbre del Grupo de los 20, el presidente chino, Hu Jintao, ha visitado en la última semana Costa Rica, Cuba y Perú para promover las relaciones con América Latina.


Como la situación internacional está sufriendo cambios profundos, el viaje del presidente Hu está destinado a inyectar nueva vitalidad a las relaciones China-América Latina, que han estado avanzando en una vía de desarrollo sana desde principios de este año. Durante este periodo, los presidentes de Chile, México y Venezuela hicieron visitas a China, que también organizó una cumbre de negocios para empresarios de las dos partes. En un hecho destacado, el gobierno chino emitió un documento sin precedentes para aclarar las metas políticas de China sobre América Latina y presentó principios directrices para la cooperación chino- latinoamericana, con lo cual estableció una base más fuerte para el desarrollo continuo, sano y estable de las relaciones mutuas. Estar más unido y cooperar con países en desarrollo es un principio fundamental de la diplomacia china. Como China es el país en desarrollo más grande del mundo y América Latina es una de las principales regiones en desarrollo, las dos partes se encuentran en etapas de desarrollo similares y comparten una amplia gama de intereses comunes. El ministro chino de Relaciones Exteriores, Yang Jiechi, afirmó que en el mundo actual, donde la multipolarización y globalización económica continúan profundizándose, una relación chino- latinoamericana más estrecha es objetivamente inevitable y está acorde con los intereses fundamentales de los dos pueblos. Para un mejor futuro común, los esfuerzos conjuntos de las dos partes crearán un modelo de Cooperación Sur-Sur, que esté basado en la confianza política mutua, que tenga como impulso la cooperación económica y comercial y como consenso las ventajas mutuas.

  

LA BASE: CONFIANZA POLITICA MUTUA
 

  Con el logro de un entendimiento estratégico común sobre el desarrollo de relaciones bilaterales, el intercambio frecuente de visitas de alto nivel constituye una expresión significativa del aumento de la confianza política mutua entre China y América Latina en los años recientes. Desde marzo de 2008, cuatro jefes de Estado de América Latina han visitado China, y la gira que acaba de concluir Hu por tres naciones de la región es la tercera que hace a América Latina en cuatro años. Las visitas frecuentes de alto nivel han impulsado la cooperación bilateral pragmática en diversas áreas, reforzado la coordinación mutua en asuntos internacionales e impulsado efectivamente el desarrollo completo de las relaciones China-América Latina. En el marco de convertirse en “amigos confiables siempre”, China ha establecido con éxito asociaciones estratégicas o asociaciones de cooperación general con muchas naciones de América Latina. Empezando con Brasil a mediados de la década de 1990, China ha construido relaciones con Venezuela, México, Argentina y Chile. Las más recientes fueron con Perú, que estableció una “asociación estratégica” con China durante la visita de Hu. Además, China ha participado estrechamente en organizaciones y mecanismos regionales de América Latina. Después de actuar como observador del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) en 1991 y de la Asociación de Integración de América Latina en 1993, China se convirtió en observador de la Organización de Estados Americanos y de la Comisión Económica de la ONU para América Latina y el Caribe en 2004. Además, China ha establecido mecanismos de diálogo con varios grupos regionales influyentes y mecanismos de consulta a nivel de ministros del Exterior con importantes países, dando forma a un mecanismo multicanal y orgánico de comunicación y diálogo. China ha enviado fuerzas policiacas de mantenimiento de la paz a Haití en misiones de la ONU y contribuyó a la paz y la estabilidad en la región de América Latina.


IMPULSO: COOPERACION ECONOMICA Y COMERCIAL

El impulso de la mutua confianza política ha promovido la cooperación económica y comercial bilateral. El comercio entre China y países de América Latina ha crecido con índices de doble dígito desde la década de 1990, y China se ha convertido en el segundo o tercer mayor socio comerical del continente en los últimos diez años. Las estadísticas recién publicadas señalan que el comercio entre China y América Latina ascendió a 111.461 millones de dólares USA en los primeros tres trimestres del 2008, con un aumento de 52 por ciento respecto al mismo período del año pasado. La inversión directa no financiera de China en la región, que abarca comercio, manufactura y exploración de gas y petróleo, ascendió a 24.960 millones de dólares USA a finales de junio de este año. China y América Latina se han vuelto más interdependientes con la expansión del comercio bilateral. China es ahora un importante socio comerical de Brasil, México, Argentina, Chile y Perú. Además, ha firmado una serie de acuerdos de cooperación económica y tecnológica con 16 países de América Latina, ofreciendo garantías de que las relaciones económicas bilaterales se desarrollarán de manera sana y sólida. La industria de alta tecnología se ha convertido en otro foco de la cooperación entre China y América Latina en los años recientes. Por ejemplo, China y Brasil han llevado a cabo una cooperación fructífera en el uso pacífico de la energía nuclear y en la exploración espacial.

  

ENTENDIMIENTO COMUN: ASOCIACION DE BENEFICIOS Y VENTAJAS MUTUOS

  

Las economías de China y de las naciones latinoamericanas son complementarias. Ambas partes comparten un creciente deseo por elevar las relaciones. La gente de las dos regiones, incluidos líderes y empresarios, han alcanzado un entendimiento común sobre el desarrollo de las relaciones bilaterales desde una altura estratégica, lo cual está acorde con los intereses de ambas partes. Esto les otorga una posición ventajosa en la competencia internacional en el Siglo XXI. La actual crisis financiera ha asestado un duro golpe a la economía mundial, afectando las exportaciones a nivel mundial. La mayoría de las naciones latinoamericanas, como Chile, México, Uruguay y Costa Rica, han expresado su deseo de fortalecer relaciones con China. Desde su perspectiva, incrementar la cooperación con China impulsará a las economías de ambas partes. Deng Xiaoping (1904-1997), el artífice del proceso de reforma y apertura de China, dijo que las políticas chinas con respecto a América Latina incluyen el establecimiento y desarrollo de buenas relaciones con la región, y consideró a la cooperación entre las dos partes como el modelo de Cooperación Sur-Sur. Como pronóstico acertadamente Deng, China y los principales países latinoamericanos como México y Brasil se han desarrollado rápidamente, creando un mayor potencial para la cooperación bilateral en el Siglo XXI. Bajo las nuevas circunstancias, ambas partes otorgarán importancia a sus relaciones a nivel estratégico, lo cual servirá como un nuevo impulso para el desarrollo de las relaciones chino-latinoamericanas.