Cooperación China-Africa desafía tiempos difíciles

In Noticias, Política exterior by PSTBS12378sxedeOPCH

SHARM EL-SHEIKH, Egipto, 8 nov (Xinhua) -- La Cuarto Reunión Ministerial del Foro de Cooperación China-Africa (FOCAC, siglas en inglés) se está llevando a cabo en el centro vacacional de Sharm el-Sheihk en el Mar Rojo. El foro, un evento que sirve de seguimiento a la Cumbre de la FOCAC en Beijing en 2006, merece mayor atención bajo la actual recesión que ha afectado a toda la economía mundial.


Tanto China como el continente africano han tenido que lidiar con las repercusiones de la crisis financiera desde que inició en EEUU el otoño pasado. Actualmente, la economía mundial sigue siendo frágil, aunque ya se ha comenzado a salir de la recesión, si es que las estadísticas más recientes de las economías más grandes tienen credibilidad.    Durante una recuperación en forma de “U” en lugar de una en forma de “V”, FOCAC es una buena oportunidad para que ambos lados desafíen el prospecto de la economía mundial y creen nuevas estrategias para cooperar cuando hay tiempos difíciles.


   Africa, que era un proveedor de materias primas para el mercado internacional, resultó muy afectado por la crisis global. Los precios de las exportaciones africanas tuvieron una gran caída

debido a que la demanda de las industrias disminuyó y la inversión extranjera directa, un componente clave para algunas economías africanas exitosas, se detuvo debido a que los cautos inversionistas guardaron su dinero.



   Según el Banco Mundial, la tasa promedio de crecimiento de los países del subsahara será de 1,5 por ciento en 2009 en comparación con el 5,5 por ciento del año anterior.



   Sin necesidad de decirlo, China también sufrió por la crisis. Su economía creció 7,7 por ciento en los primeros tres trimestres de este año en comparación con más del ocho por ciento de años previos, además, el país más poblado debe proveer empleos para aquellos que fueron despedidos por los exportadores.



   Sin embargo, China ha cumplido su promesa y ha implementado todos los planes de cooperación hechos en la Cumbre de Beijing. Las ocho medidas anunciadas por el presidente chino, Hu Jintao, en 2006 para fortalecer la cooperación sustancial con el continente, han sido llevadas a cabo en los últimos tres años gracias a los esfuerzos de ambos lados.



   Siendo un país responsable, la inversión y los planes de ayuda de China para el continente no fueron interrumpidos por la crisis financiera y hoy domingo se revelaron nuevas promesas para Africa.



   China anunció en la ceremonia inaugural de la reunión que el gobierno chino pondrá en práctica ocho nuevas medidas para fortalecer la cooperación entre China y Africa. Las ocho nuevas medidas, que sustituirán a las ocho medidas de 2006, pretenden impulsar la cooperación China-Africa en los próximos tres años.



   China y Africa han establecido relaciones duraderas desde 1956, cuando el primer país africano reconoció a la República Popular China. La cooperación bilateral, con base en la igualdad, el apoyo y benificio mutuo, así como en el desarrollo, está más allá de la cooperación a corto plazo.



   En años recientes, algunas personas de Occidente que contribuyen poco al desarrollo del continente que alberga a la mayor parte de los países en desarrollo, acusó a China de realizar iniciativas desiguales y de explotar a Africa. Si se revisa la implementación y los resultados de las medidas del foro se verá que la acusación no tiene fundamentos.



   Los pueblos de China y de Africa son buenos amigos que disfrutan tanto de la hermandad como de la asociación, y el FOCAC ha resultado un mecanismo que ha sido probado y ha funcionado desde que se inició en 2000.


 Con un nuevo impulso, nuevas medidas y nuevos objetivos, la cuarta reunión ministerial está destinada a crear una nueva era en la cooperación entre China y Africa, a pesar de los prolongados tiempos difíciles. Fin