Cooperación energética Venezuela-China impulsa el desarrollo de ambos países

In Noticias, Política exterior by PSTBS12378sxedeOPCH

CARACAS, 19 jul (Xinhua) -- Desde la firma en 2001 del memorando de entendimiento sobre la cooperación energética, los acuerdos adoptados entre Venezuela y China en este sector se han convertido en el motor dinamizador de las relaciones bilaterales.


CARACAS, 19 jul (Xinhua) — Desde la firma en 2001 del memorando de entendimiento sobre la cooperación energética, los acuerdos adoptados entre Venezuela y China en este sector se han convertido en el motor dinamizador de las relaciones bilaterales.

“Estos vínculos constituyen el principal impulso del desarrollo soberano de Venezuela, pues involucran toda la cadena de valor de los hidrocarburos, la cual está orientada a garantizar el suministro energético a la República Popular China por muchos años”, sentenció Asdrúbal Chávez, vicepresidente de Refinación, Comercio y Suministro de Petróleos de Venezuela (PDVSA).

En declaraciones a Xinhua, el alto funcionario reconoció que no es casualidad el marcado interés de ambos gobiernos de ampliar los vínculos en la esfera energética.

“En las últimas décadas China ha incrementado vertiginosamente sus niveles de desarrollo económico, tecnológico e industrial para lo cual requiere mayores volúmenes de crudo pues es el segundo importador de energía del mundo al consumir cada día 10 millones de barriles. Por su parte Venezuela ha decidido concretar nuevas alianzas internacionales para combatir la pobreza y desigualdad heredada por la Revolución Bolivariana en 1999 teniendo en China un socio muy apreciado y respetado”, apuntó.

Por tal motivo desde hace 13 años que PDVSA trabaja estrechamente con las compañías petroleras China National Petroleum Corporation (CNPC) y China Petrochemical Corporation (SINOPEC) que colaboraron para que, junto con la voluntad política de Venezuela, se concretara el envío en 2005 de 50.000 barriles de petróleo al día.

“Poco a poco hemos ido avanzando en el suministro de petróleo y hoy día estamos suministrando a China más de 500.000 barriles de crudo diarios. Esto se dice fácil pero significa que cada cuatro días PDVSA envía un barco con un cargamento de 2 millones de barriles a China”, señaló Chávez.

De acuerdo con los datos ofrecidos por el alto directivo de la empresa petrolera sudamericana, la factura de hidrocarburos con China ya ha superado los 20.000 millones de dólares anuales mientras que hace 15 años, no alcanzaba siquiera los 400 millones dólares.

Asimismo reveló que entre 2005 y 2014, Caracas ha facturado a Beijing 88.894 millones de dólares por la entrega de petróleo, y se estima que esta cifra se duplicará en 2017 cuando se alcance la meta de suministrar un millón de barriles de crudo al día a China.

“En lo que respecta a la producción petrolera al cierre de 2014 se espera producir con las empresas mixtas entre China y Venezuela 178.000 barriles de petróleo al día e iremos aumentando progresivamente a 350.000 barriles al día para 2017 y 689.000 barriles al día para 2019. Lo cual también contribuirá a la meta de llegar a 1.600.000 barriles al día el envío de petróleo a China”, adelantó.

De igual manera informó que actualmente en el marco de esta cooperación energética están en ejecución 48 proyectos de desarrollo conjunto en las áreas de hidrocarburos, servicios petroleros, petroquímica, generación eléctrica, minería y financiamiento.

A ello se suma la constitución de varias empresas mixtas como PetroCedeño y PetroParia, donde participa por la parte china la corporación SINOPEC.

“En la Faja Petrolífera del Orinoco ‘Hugo Chávez’, donde se ubican las mayores reservas de crudo del mundo, hemos conformado empresas mixtas que ya tienen vida activa y extraen petróleo. Asimismo, se realizan estudios conjuntos en el bloque Junín 10 Sur con la empresa mixta PetroCedeño, y en el bloque integrado Junín 1 se encuentra trabajando PetroParia”, anunció el directivo de PDVSA.

Igualmente en la Faja está presente China International Trust and Investment Corporation (CITIC), compañía con la cual se mantienen las negociaciones para su participación en los campos de esa reserva petrolera, la construcción de viviendas en la misma, desarrollo agrícola y los condominios industriales de la zona.

En materia de refinación, señaló Chávez, PDVSA participa en la planta de purificación de hidrocarburos Jieyang, ubicada en la provincia de Guangdong, en el sur de China, la cual está en construcción y donde Venezuela tendrá una participación del 40 por ciento.

“Esta planta podrá procesar unos 400.000 barriles de petróleo al día, provenientes de la Faja Petrolífera del Orinoco. También tenemos dentro de nuestro programa de desarrollo de infraestructura en China para el procesamiento de crudo venezolano la construcción de dos refinerías adicionales que estarán dedicadas a esta actividad”, reveló el alto funcionario.

Dentro de los acuerdos de colaboración entre ambas naciones está contemplado además el transporte de crudo, razón por la cual se creó una empresa mixta con 50 por ciento de participación de cada país que ya tiene operativos tres barcos VLCC que pueden transportar hasta 2 millones de barriles de petróleo.

En el área petroquímica, Venezuela cuenta con la asesoría de la reconocida empresa china SINOPEC con la cual lleva adelante hoy día, entre otros muchos, un proyecto de producción de olefinas y resinas plásticas en el estado de Zulia, ubicado en el nororeste del país.

“Un sueño que siempre habíamos tenido como país petrolero era la posibilidad de construir taladros de perforación en Venezuela. En toda la historia de nuestra industria petrolera los taladros siempre fueron importados pero hace unos años nos asociamos con una empresa china fabricante de taladros y ya tenemos una fábrica de ellos en la Faja del Orinoco y hemos ensamblado 18 taladros en el país”, comentó Chávez.

El directivo de PDVSA también indicó que a partir de este intercambio de petróleo con China se han logrado constituir y sustentar mecanismos novedosos de financiamiento como lo son el Fondo Pesado, el Fondo de Gran Volumen y Fondo Chino-Venezolano, entre otros que representan los cimientos para el desarrollo productivo del país.

“Actualmente, con la activación de varios fondos, tenemos un financiamiento por parte de China a Venezuela de 41.000 millones de dólares de los cuales Venezuela ha cancelado 24.000 millones y eso ha sido parte de esa confianza que hemos construido en el marco de nuestra cooperación energética”, afirmó.

Al mismo tiempo reconoció que el fortalecimiento con que cuenta el Estado bolivariano para atender sus compromisos internacionales y garantizar los recursos para proyectos sociales en el país, se deben en gran parte a la colaboración financiera con China, tomando como base la solidez de las reservas internacionales de hidrocarburos con que cuenta la nación sudamericana.

“La cooperación con China apunta a consolidar el papel de Venezuela como potencia energética mundial y a desarrollar el poderío económico de la nación con base en el aprovechamiento óptimo de las potencialidades que ofrecen nuestros recursos para la generación de la máxima felicidad de nuestro pueblo así como de las bases materiales para la construcción del socialismo bolivariano”, sentenció Chávez.

Igualmente recordó que, en el marco de los objetivos estratégicos de la nación, trazados en el Plan de la Patria, programa de gobierno hasta 2019, está la conformación de una red de relaciones políticas de respeto y complementariedad con los polos de poder emergentes.

“Bajo esta orientación debemos resaltar que la cooperación con la República Popular China se ha desarrollado tomando en cuenta las enormes reservas petroleras venezolanas y la creciente demanda de fuentes de energía confiables de China para garantizar sus planes de desarrollo y su seguridad energética. Se trata de una relación de mutuo beneficio en favor de nuestros pueblos”, concluyó el vicepresidente de PDVSA.