Diálogo de alto nivel EEUU-China

In Noticias, Política exterior by PSTBS12378sxedeOPCH

WASHINGTON, 24 jul (Xinhua) -- El próximo Diálogo Estratégico y Económico (S&ED en inglés) de alto nivel entre EEUU y China hará "más cercanas" las relaciones económicas de las dos naciones, las cuales son "importantes para la recuperación de la economía mundial," dijo Albert Keidel, un especialista estadounidense en economía china, en una entrevista con Xinhua este miércoles.


“El diálogo es histórico, tenemos dos miembros principales del gabinete de parte de EEUU, el Departamento de Estado y el Departamento del Tesoro, reuniéndose con dos miembros del Consejo de Estado de China. Esto nunca había ocurrido anteriormente,” dijo el ex funcionario de alto rango del Departamento del Tesoro de EEUU y actualmente un conocido economista independiente. “Es un verdadero progreso.”

La primera ronda del S&ED, a celebrarse el 27 y 28 de julio en Washington, es la reencarnación, en un formato más amplio, del Diálogo Estratégico Económico iniciado por el ex secretario del Tesoro, Henry Paulson, quien utilizó el foro para comprometer a Beijing en una serie de temas críticos para las relaciones bilaterales a largo plazo.

El nuevo mecanismo fue lanzado de manera conjunta por el presidente chino, Hu Jintao, y el presidente de EEUU, Barack Obama, durante su reunión en Londres en abril.

Se espera que las relaciones económicas tengan un rol prominente durante las amplias discusiones. Hay muchos intereses y temas comunes que pueden discutirse entre los dos países, dijo Keidel.

“La recuperación de la economía global será el tema principal en la parte del diálogo económico,” dijo. “Cómo pueden cooperar estos dos países, así como ayudar a comprenderse mutuamente, al mismo tiempo que buscan maneras para ayudar al mundo a salir de esta recesión, es esencial.”

Keidel elogió las políticas económicas de China al enfrentar la crisis financiera, y dijo que China tendrá un rol cada vez más importante en la recuperación económica global.

“La recuperación en China tiene un impulso simbólico para el mundo. Ayudará a los países que exportan productos primarios, maquinaria y otros productos.” Sin embargo, EEUU tiene mayor responsabilidad para ayudar a resolver la crisis global, mencionó.

Además, Keidel dijo que existen muchos otros intereses compartidos entre los dos países. “Por ejemplo, el cambio climático y el calentamiento global, estos son los temas en los que China y EEUU ya tienen arreglos sobre los cuales pueden trabajar, pero necesitan compromisos más detallados. También pueden colaborar en otros temas, tales como la seguridad alimentaria y la seguridad de productos.”

Al responder una pregunta respecto a las recientes preocupaciones sobre un mayor proteccionismo comercial por parte de EEUU, debido a que Lawrence Summers, principal consejero económico del presidente de EEUU, Barack Obama, dijo que la reconstrucción de la economía estadounidense será más orientada a la exportación, el profesor Keidel dijo que esto no significa que habrá una guerra comercial entre China y EEUU.

Por el contrario, él cree que EEUU y China volverán a un patrón comercial de beneficio mutuo, en el cual EEUU vende tecnología, alimentos, y otros bienes necesarios para China, y China vende bienes manufacturados de bajo valor, y otros productos cada vez más sofisticados. Añadió que la economía estadounidense necesita cambiar. Admitió que la economía estadounidense no consumirá tanto como para crear un gran déficit, lo cual causó preocupación en los acreedores en el extranjero, como China.

China no ha estado conforme con el altísimo déficit presupuestal de EEUU, ocasionado en parte por el gasto masivo de Obama para impulsar la economía. Se espera que el déficit de Washington alcance los 1,8 billones de dólares este año.

Aun cuando todavía hay diferencias y malentendidos entre los dos países, Keidel expresó su perspectiva optimista hacia una relación bilateral económica.