El desarrollo de China beneficia sus vecinos

In Noticias, Política exteriorby PSTBS12378sxedeOPCH

China es un país asiático que cuenta con numerosos vecinos geográficos. Hay 14 países con límites territoriales terrestres con ella, más los que comparten la frontera marina, para un total de más de 20.


En años recientes, el aclerado desarrollo económico de China se ha convertido en la principal fuerza motriz para el desarrollo económico del mundo, de lo cual se benefician directamente asimismo los países circundantes. Muestra de ello son los réditos que ha dejado a las economías de estas naciones la continua ampliación del comercio exterior chino.


Entre 1978 y 2008, el volumen total de exportaciones e importaciones de China se incrementó de 20.600 millones dólares a 2.561.600 millones, con un crecimiento anual promedio del 18%, y un aumento total de 124 veces. Su parte del volumen total de las exportaciones e importaciones del mundo aumentó de 0,8% a 8,9%, y el acumulado económico se incrementó a una media anual de 9,8%. En 2009, el año más deprimido para la economía global desde la Segunda Guerra Mundial, la tasa de crecimiento económico de China todavía superaba el 8%, con una contribución total de más del 20% a la economía mundial.



Las Naciones Unidas (ONU), el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Asiático de Desarrollo (BAD) han calculado que el desarrollo económico de China en 2010 seguirá a la cabeza de todos los países del mundo. En estos últimos años, las inversiones de China en otros países se ampliaron rápidamente, de 2002 a 2008, las inversiones directas de China en otros países crecieron a una tasa del 60% anual. En 2009, China invirtió directamente 43.300 millones de dólares en otros países, cifra que aumentó en 6,5% desde el año pasado. Fue algo difícil de conseguir en momentos en que las inversiones del mundo decaían. Además, China interactuó con otros países mediante la cooperación en el campo de servicios, incluidos los laborales, y la tecnolgía, ayuda exterior y otras variantes.



La extensión del desarrollo económico de China, de la inversión extranjera y de la cooperación económica han beneficiado directamente a los países circundantes. Hoy en día, China es el mayor socio comercial de Japón, Surcorea, Rusia, la India y Vietnam, y el tercer mayor socio comercial de la Asociación de Naciones del Sureste Asiático, ANSEA. En 2009, China importó 341.000 millones de dólares de sus vecinos, lo que constituye un contraste agudo respecto al excedente comercial total de China. En el primer trimestre de 2010, con la recuperación de la economía mundial, las importaciones de China de los países circundantes aumentaron nuevamente en gran medida. Las altas cifras de exportaciones a China ayudaron a los países vecinos a recuperarse de la depresión económica y coadyuvará a aumentar su nivel de desarrollo económico en el futuro. Según estima el FMI, en 2010, todos los países fronterizos con China registrarán un positivo desarrollo económico.



Es preciso recalcar que en su mayoría los vecinos de China son países en vías de desarrollo, de ahí que ayudar al desarrollo y prosperidad de los mismos, así como garantizar su estabilidad, sea meta a largo plazo de China. Además de mantener las crecientes importaciones desde dichos países circundantes, es también muy importante que China refuerce la cooperación con ellos y fomente la integración económica. Las medidas en ese sentido incluyen el suministro de ayudas, créditos a las exportaciones, reducción de la deuda y otorgamiento de aranceles preferenciales. En términos de estructura económica, el Este de Asia y Asia sudoriental han tenido relaciones complementarias con China. Por otra parte, como estas áreas comparten una tradición y una larga historia culturales similares a la de China, han devenido el mejor destino para la inversión de ésta. (Pueblo en Línea)


14/05/2010