El mundo pone los ojos en Asia y China

In Noticias, Política exterior by PSTBS12378sxedeOPCH

Al concluir el Foro de Boao este año, el pasado 16 de abril, el comentario más recurrente entre los participantes fue que la reunión había sido un éxito total. Así lo reafirmaron figuras como el ex primer ministro francés Jean-Pierre Raffarin, quien al valorar su asistencia al encuentro, celebrado en la meridional localidad insular de Sanya, dijo al diario Guangming que “me voy con la impresión de que hoy China, y Asia toda, se encuentran en el centro de atención del mundo ".


A la edición de este año acudieron líderes políticos y empresariales de diversos países, entre los cuales se destacaron los jefes de Estado de los países miembros del grupo BRICS, (Rusia, Brasil, Suráfrica, la India y China). Los tres primeros, Dimitri Medvédev, Dilma Russeff y Jacob Zuma, pronunciaron sendos discursos en la ceremonia de apertura. También estuvieron presentes el primer ministro de Corea del Sur, Kim Kwang Sik, el jefe de Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, el jefe del Ejecutivo ucraniano, Mykola Azarov, y el viceprimer ministro y titular de Finanzas de Nueva Zelanda, Bill English, entre otros dirigentes, así como más de 1.400 figuras políticas, comerciales, industriales y científicas de diferentes países y regiones.


Todos los líderes asistentes aprovecharon la oportunidad para promover la causa de su respectivo país y profundizar las relaciones con Asia. El presidente ruso, Dimitri Medvédev, dijo: “Rusia comparte fronteras con China y es un vecino de Asia, cuyas economías se están desarrollando rápidamente. Rusia cuenta con abundantes recursos naturales. En el futuro, deberemos fortalecer la cooperación con China y con Asia “.



La presidenta de Brasil, Dilma Russeff dijo: “Brasil ha establecido una nueva estrategia de desarrollo, la cual otorga especial importancia al desarrollo de las relaciones comerciales y económicas con China y Asia”.



El presidente sudafricano, Jacob Zuma, se pronunció por que los países asiáticos, incluida China, inviertan en su país.



El preidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, indicó que el español es el tercer idioma más hablado del mundo, y que España puede ser un puente idóneo para que China y Asia desarrollen sus relaciones con los países de América Latina.



“Hemos alcanzado un notable desarrollo en los sectores de transporte, agricultura y ganadería, los cuales constituyen ventajas para nuestra cooperación con China y Asia, ” afirmó el primer ministro de Ucrania, Mykola Azarov, al presentar su país.

 La más reciente reunión del Foro de Boao para Asia ha generado vivo interés entre los empresarios europeos y estadounidenses. La corporación “Volvo”, conocido gigante automotor europeo, fue el principal patrocinador del foro de este año. Leif Johansson, presidente de la compañía dijo en un discurso en la ocasión: “Enfrentamos una oportunidad histórica para promover el comercio a largo plazo. “


Otro motivo por el que el mundo ha estado atento a esta reunión, que se celebró bajo el lema de “desarrollo inclusivo”, ha sido la evidencia de que Asia se recupera de la crisis financiera internacional, otorgando un nuevo impulso a la reactivación de la economía mundial, según crece por días la competitividad de esa región. A ningún país pasan por alto hoy las oportunidades comerciales que se vislumbran en las potencialidades del desarrollo económico asiático.



El concepto de “desarrollo inclusivo”, presentado por el presidente chino, Hu Jintao, ante el plenario, supone un modelo que abarca a todos los países y ciudadanos, congregados en el afán de lograr un desarrollo conjunto y parejo, que permita a todos el disfrute compartido de los beneficios. En comparación con el modelo tradicional, el desarrollo inclusivo es más abierto y constante, capaz de mitigar los desequilibrios estructurales y la desigualdad de oportunidades, fomentar el establecimiento de la igualdad de derechos y oportunidades y el establecimiento de normas más claras y transparentes, que promuevan la distribución racional y conduzcan, en última instancia, al desarrollo integral de la Humanidad.



El desarrollo inclusivo es asimismo una forma de poner en práctica los Objetivos de Desarrollo del Milenio de Naciones Unidas, en el empeño por eliminar las barreras surgidas de las diferencias históricas, culturales, religiosas y sociales entre diferentes nacionalidades. El desarrollo inclusivo es una solución conjunta a los problemas globales relacionados con la seguridad alimentaria y energética, el cambio climático y los desastres naturales, entre otros temas acuciantes. El consenso de Boao es que el desarrollo inclusivo de Asia abriga el compromiso abierto de la región para crear un entorno favorable a la inversión de todos los países. (Pueblo en Línea)

20/04/2011