Estatus de observador en Consejo Artico garantiza derechos legítimos de China

In Noticias, Política exterior by PSTBS12378sxedeOPCH

A pesar de carecer de poder de voto, los expertos dicen que la reciente decisión del Consejo Artico de otorgar el estatus de observador a China puede garantizar los derechos legítimos y las actividades del país en la región.


A pesar de carecer de poder de voto, los expertos dicen que la reciente decisión del Consejo Artico de otorgar el estatus de observador a China puede garantizar los derechos legítimos y las actividades del país en la región.

El miércoles, en la VIII Conferencia Ministerial del Consejo Artico, China y otros cinco Estados recibieron el estatus de observadores en la organización.

Fundadado en 1996, el grupo cuenta ahora con ocho países miembros en la región del Artico: Rusia, Estados Unidos, Canadá, Suecia, Noruega, Finlandia, Dinamarca e Islandia.

China solicitó por primera vez el estatus de observador en la organización en 2006 y desde 2007 ha estado actuando como un observador ad hoc.

Qu Xing, jefe del Instituto de Estudios Internacionales de China, dijo que aunque no tiene poder de voto, China puede tener influencia con medios bilaterales e incrementar la transparencia e igualdad sobre los temas relacionados con la región ártica.

Qu añadió que recibir el estatus de observador muestra que las actividades y opiniones de China respecto a la región han sido reconocidas por todos los países miembros.

El ex embajador chino en Noruega, Tang Guoqiang, indicó que con su estatus de observador, su país fortalecerá la cooperación con los países que rodean el Artico en investigación científica, la apertura de nuevas rutas de navegación y la exploración de recursos.

Las actividades de China en la región del Artico se han enfocado durante mucho tiempo en la investigación científica. Como país cercano a la región, el clima, ambiente, producción agrícola y desarrollo sostenible de China han sido fuertemente influidos por el ambiente en la región del Artico.

De julio a septiembre de 2012, el equipo chino de investigación del Artico realizó los quintos estudios de campo integrales del país en la región.

Esa fue la primera vez que un equipo de investigación chino cruzó el océano Artico y recorrió la ruta noreste del área.

El país envió cuatro equipos de investigación a la región en 1999, 2003, 2008 y 2010, respectivamente.

La región del Artico se está adquiriendo una importancia estratégica porque el derretemiento de las capas de hielo está haciendo posible una ruta ártica que conecte Europa, Asia Oriental y América del Norte.

La potencial ruta ártica podría reducir en 4.000 kilómetros la ruta de China a Islandia, en comparación con la ruta tradicional que atraviesa el Mediterráneo, el Canal de Suez, el océano Indico, el Estrecho de Malacca y el Mar Meridional de China.

Tang dijo que si se abre la ruta, China se unirá a otros países asiáticos para aprovechar la conveniencia, lo que reduciría enormemente los costos e incrementaría el volumen de carga.

Además, los recursos naturales abundantes en la región está atrayendo más atención de todo el mundo. Se cree que la región del Artico es rica en petróleo, gas y otros recursos, lo que hace que sea llamada el “nuevo Medio Oriente”.

La cooperación económica de China con otros países alrededor del Artico es prometedora. En abril, China firmó un acuerdo de libre comercio con Islandia, el primero de su tipo entre China y el país europeo.

Los expertos también rechazaron algunas acusaciones de que China espera apropiarse y saquear los recursos naturales en la región del ártico y establecer una presencia militar ahí.

El vocero del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, Hong Lei, dijo el miércoles que su país reconoce la soberanía, derechos soberanos y jurisdicción de los países del Artico, así como su papel líder en el Consejo Artico.

China respeta los valores, intereses, cultura y tradición de los aborígenes del Artico y de otros habitantes de la región, agregó. Fi