Experto chino es optimista sobre perspectiva de inversión china en América Latina

In Noticias, Política exterior by PSTBS12378sxedeOPCH

BEIJING, 24 mar (Xinhua) -- La inversión china en América Latina está en un momento apropiado y tiene un gran margen para desarrollarse, previó un experto chino en estudios latinoamericanos, al analizar los lazos comerciales sino-latinoamericanos.


 BEIJING, 24 mar (Xinhua) — La inversión china en América Latina está en un momento apropiado y tiene un gran margen para desarrollarse, previó un experto chino en estudios latinoamericanos, al analizar los lazos comerciales sino-latinoamericanos.

“En los últimos 20 años, especialmente en la última década, América Latina no solo ha pasado a tener un gran significado para el crecimiento comercial de China, sino que también se ha convertido en un importante destino de la inversión china en el exterior”, dijo Yang Zhimin, investigador del Instituto de Estudios sobre América Latina de la Academia China de Ciencias Sociales. 

En su artículo titulado “La inversión y las esperanzas de China en América Latina”, publicado en la edición de marzo de la revista China Hoy, Yang se mostró optimista en cuanto al futuro de la inversión china en la región latinoamericana gracias a las favorables condiciones tanto dentro como fuera del país. 

El gobierno chino ha emitido medidas de apoyo para promocionar la inversión en América Latina a fin de adaptarse al acelerado desarrollo del comercio bilateral, dijo Yang. 

El Documento sobre la Política de China para América Latina y el Caribe, publicado por el gobierno chino en 2008, planteaba los principios para las empresas que invierten en América Latina, y especificaba claramente que el gobierno estimula y apoya que las empresas chinas inviertan y cooperen en la región en áreas como las manufacturas, la agricultura, la pesquería, la energía, la exploración de recursos, las infraestructuras y los servicios. 

En 2012, el gobierno chino publicó nuevas medidas para promover la inversión y la cooperación bilaterales con América Latina, destinadas especialmente a la inversión china que ya se encontraba en tierras latinoamericanas, apuntó Yang. 

Como parte de las medidas, la parte china instaló un fondo de cooperación China-América Latina, mientras que los organismos financieros chinos van a invertir 5.000 millones de dólares en la primera fase. 

Además, el Banco de Desarrollo de China encabezó el otorgamiento de un préstamo exclusivo de 10.000 millones de dólares dirigido a la promoción de la construcción y la cooperación en materia de infraestructuras entre China y América Latina. 

China también anima a las compañías a que inviertan en América Latina, fomenten la cooperación sectorial, discutan con los latinoamericanos el establecimiento de un mecanismo industrial y promuevan la conexión y fusión de industrias. 

Según los datos oficiales, el volumen del comercio bilateral entre China y América Latina en 2012 alcanzó los 261.200 millones de dólares. El país asiático es el segundo socio comercial de la región. 

Yang apuntó que el rápido desarrollo de la relación comercial China-América Latina ha sentado ciertas condiciones para la inversión china en esa región. 

La incorporación de China al Banco Interamericano de Desarrollo le permite tener más oportunidades de participar en la construcción de infraestructuras, la suscripción y negociaciones de diversos tratados de libre comercio (TLC) facilitarán la inversión bilateral, y el establecimiento de sucursales de la banca china en la región latinoamericana será un importante canal para la fusión de las inversiones, explicó el experto. 

La inversión china en América Latina tiene un sentido de ganancia compartida, enfatizó el investigador, diciendo que para la parte china, América Latina “es la importante fuente de recursos que necesita nuestro país para su desarrollo económico y puede ofrecer suministros seguros de recursos y cereales”. 

Por su parte, la inversión china no sólo lleva capital y tecnología a América Latina, sino que crea también más empleo, agregó. 

La complementariedad entre China y Latinoamérica destaca en el campo de la construcción de infraestructuras, dijo Yang, agregando que China tiene una gran reserva de divisas, suficiente capital y una poderosa fuerza empresarial, mientras que América Latina necesita mejoras en sus infraestructuras en sectores como los ferrocarriles, las carreteras, la aviación o los puertos, ya que el desfase de las mismas ha afectado la competitividad de dicha región. 

Además, China dispone de abundantes conocimientos en exploración territorial y cultivo de cereales, mientras que está a la vanguardia mundial en tecnología, personal y equipos agrícolas, además de tener más de 20 años de experiencia en la inversión y cooperación agrícolas en el exterior, añadió. 

Todos los elementos citados brindan suficientes garantías para la inversión china en América Latina, afirmó el experto. 

“En la cooperación comercial sino-latinoamericana predominarán el comercio y la inversión a la vez, y se espera que la inversión china en América Latina sea lo más destacado de la relación comercial bilateral”, previó Yang. 

De acuerdo con las estadísticas, la suma neta de la inversión china directa en América Latina solo fue de 1.000 millones de dólares en 2003, pero la cifra superó los 11.900 millones de dólares en 2011. Hasta el año 2012, la inversión acumulada había llegado a los 68.200 millones de dólares. 

A pesar del acelerado desarrollo en la última década, la inversión china en América Latina aún presenta un volumen pequeño, una alta concentración en ciertas áreas y un desequilibrio entre regiones, indicó el investigador. 

“Anteriormente, la inversión china se centraba en Sudámerica y en el terreno de los recursos minerales”, señaló Yang.

El experto exhortó a las compañías e inversionistas chinos a que refuercen la inversión en otras subregiones y terrenos en el futuro, a fin de establecer una relación comercial más equilibrada, armoniosa y sostenible. Fin