G77+China presentará en ONU propuesta para reestructurar deudas soberanas

In Noticias, Política exterior by PSTBS12378sxedeOPCH

BUENOS AIRES, 29 ago (Xinhua) -- El canciller argentino, Héctor Timerman, anunció aquí que "el G-77 más China presentará un proyecto ante las Naciones Unidas para establecer un marco regulatorio sobre el proceso de reestructuración de deuda soberana".


BUENOS AIRES, 29 ago (Xinhua) — El canciller argentino, Héctor Timerman, anunció aquí que “el G-77 más China presentará un proyecto ante las Naciones Unidas para establecer un marco regulatorio sobre el proceso de reestructuración de deuda soberana”.

Timerman realizó el anuncio acompañado del ministro de Economía, Axel Kicillof, y destacó que la propuesta se funda en “una iniciativa impulsada por Argentina a raíz del litigio que el país enfrenta por ese tema con los fondos buitres”, sostuvo la agencia oficial de noticias Télam.

El ministro Timerman precisó que “el 9 de septiembre próximo, en el marco de la Asamblea General de las Naciones Unidas, se dará un debate sobre la necesidad de contar con una Convención para la reestructuración de la deuda soberana, a partir de la iniciativa que presentará este grupo conformado por más de 130 países”.

“El objetivo de la discusión es el de alcanzar una convención para resolver en forma justa, equitativa y no bajo amenazas de un sistema que pueda establecer un juez o un país, sino en base a lo que resuelvan todos los estados miembros de las Naciones Unidas” cuando se desarrollan procesos para la reestructuración de una deuda soberana, detalló el canciller.

El alto funcionario agregó que “Argentina propondrá a través del G-77 más China negociar una convención multilateral para dar marco jurídico a los procesos de renegociación de las deudas soberanas”, con el fin de hacer sostenible el sistema financiero internacional y permitir el crecimiento de los países endeudados.

Por su parte, el ministro Kicillof explicó que “uno de los ejes de la iniciativa” será que “tal como (sucede) en los sistemas jurídicos de todos los países, cuando hay quiebras en el sector privado y se convoca a acreedores, si dos tercios (de éstos) toman una decisión, los demás deben aceptar”.

Recordó también que en la actualidad, con el marco jurídico vigente en los Estados Unidos, que son los tribunales que Argentina eligió en 2005 y 2010 para reestructurar su deuda, “un sólo acreedor puede tirar abajo la reestructuración” a partir de una sentencia como la que emitió el juez Thomas Griesa en primera instancia dos años atrás, ratificada luego por un tribunal de apelación y la Corte Suprema norteamericana que se negó a tratar el caso en la máxima instancia.

“Si la mayoría (de los países en la Asamblea General de las Naciones Unidas) vota afirmativamente (por la propuesta anunciada), en menos de un año Argentina habrá dado al mundo una Convención para resolver en forma justa, equitativa y no bajo amenazas de un sistema que pueda establecer un juez o un país, sino en base a lo que resuelvan todos los estados miembros de la ONU”.

Kicillof, asimismo, aseguró que “el resto de los países (del G-77+China) nos ha pedido que transmitamos esta experiencia (ante la ONU) para que nunca más pase lo de Griesa, nunca más pase un reclamo como el que formula (el titular del fondo NML, Paul) Singer” porque “los fondos buitres son un parásito del sistema financiero internacional que tienen que desaparecer”.