Hanoi debe detener incidentes de violencia y provocaciones

In Noticias, Política exterior by PSTBS12378sxedeOPCH

BEIJING, 16 may (Xinhua) -- Las noticias sobre los incidentes de violencia antichina en Vietnam han sido preocupantes, sobre todo porque hay pocos indicios de que los ataques estén siendo controlados.


BEIJING, 16 may (Xinhua) — Las noticias sobre los incidentes de violencia antichina en Vietnam han sido preocupantes, sobre todo porque hay pocos indicios de que los ataques estén siendo controlados.

Los informes más recientes indican que al menos un nacional chino murió y 149 resultaron lesionados en el parque industrial Vung Ang, en la provincia vietnamita central de Ha Tinh. 

Pero el hecho de que el gobierno vietnamita no haya controlado la violencia a tiempo constituye un motivo de preocupación aún mayor. 

De acuerdo con el Ministerio de Relaciones Exteriores de China, los agresores vietnamitas han tenido como objetivo empresas chinas, incluyendo las de Taiwan y Hong Kong de China, así como compañías de Singapur y República de Corea. 

Los ataques, que se producen en el contexto de una serie de actividades provocadoras por parte de Hanoi para interrumpir la perforación normal de una plataforma petrolera china en el Mar Meridional de China, no pueden ser justificados bajo ninguna circunstancia. 

Vietnam acusó recientemente a China de violar su soberanía mediante la “plataforma de perforación ilegal HD-981”, a pesar de que el lugar de perforación se ubica en las aguas propias de China y de que las actividades normales de perforación petrolera de este país en la región datan de hace diez años. 

Pero ninguna excusa podría racionalizar los absurdos ataques contra nacionales chinos inocentes que trabajan y viven en Vietnam. 

El gobierno vietnamita tiene toda la responsabilidad de garantizar la seguridad de todos los ciudadanos y compañías chinos en ese país. 

Sin embargo, no parece que Hanoi haya tomado ninguna medida efectiva para controlar los ataques violentos que se están propagando del sur de Vietnam a las partes central y norte de ese país. 

Le Hai Binh, vocero del Ministerio de Relaciones Exteriores de Vietnam, incluso argumentó que es “legítimo y natural” que la gente “muestre su patriotismo y determinación de proteger la soberanía e independencia del país”, cuando comentó los actos extremistas. 

Sin embargo, esto debe realizarse conforme a las leyes y a la amistad entre los pueblos del mundo, indicó Binh al mencionar a la ligera el asunto. 

Tales declaraciones transmiten un mensaje mixto en relación con si Vietnam tiene la capacidad, o incluso la disposición, de asumir la responsabilidad de proteger a los extranjeros en sus territorios. 

Para recuperar su credibilidad internacional, el gobierno vietnamita debe asumir con seriedad su responsabilidad, emprender profundas investigaciones y castigar severamente a los responsables. 

Hanoi tiene una responsabilidad ineludible por los violentos ataques contra compañías y nacionales chinos y debe tomar todas las medidas necesarias y eficaces para garantizar la seguridad de las compañías y nacionales extranjeros en Vietnam. 

La violencia y la provocación nunca deben ser la respuesta a las disputas entre países y deben ser detenidas de inmediato. Fin