“Histórica” asistencia de China a reunión anual del BID

In Noticias, Política exterior by PSTBS12378sxedeOPCH

La asistencia de China, por primera vez, a la reunión anual del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), fue considerada hoy como "histórica" por el presidente de esa institución, Luis Alberto Moreno.


Este año es un hito muy importante en la historia del BID, estamos conmemorando nuestro 50 aniversario y China tomará parte por primera vez de nuestra reunión anual en marzo en Medellín, en su condición de miembro más reciente de nuestra institución”, dijo Moreno. 

Las declaraciones del presidente del BID fueron formuladas a la revista “América Economía” – con oficinas editoriales en Santiago, Lima, Buenos Aires, México, Sao Paulo y Miami -, que analiza los impactos de la crisis económica más grande que haya padecido el mundo en siete décadas.

Del 27 al 31 de este marzo, en Medellín, Colombia, 200 kilómetros al noroeste de Bogotá, el BID efectuará la Reunión Anual de su Asamblea de Gobernadores.

En el encuentro estará un representante de la banca de China para inaugurar de manera oficial la participación del gigante asiático en esa institución.

EL BID se ha estado asociando con diversos países para mitigar los riesgos actuales y prevenir que se produzcan las consecuencias negativas de la crisis financiera global.

“La crisis está reduciendo la disponibilidad de crédito en los países con economías emergentes y está reduciendo, al mismo tiempo, la demanda de materias primas, que son la principal fuente de exportaciones de América Latina y el Caribe”, dijo Moreno.

Según su presidente, “el BID creó en octubre 2008 un fondo de liquidez de emergencia por 6 mil millones de dólares para proveer financiamiento para los bancos de la región a fin de que puedan continuar otorgando préstamos a las empresas”.

Para Moreno, “si la crisis durara sólo un año y el crecimiento económico fuera de 1,1 por ciento, que es el escenario más reciente previsto por el Fondo Monetario Internacional, hasta 2,8 millones de personas podrían volver a caer este año en la pobreza en América Latina y el Caribe”.

Según el BID, 12,7 millones de personas en la región podrían caer por debajo de la línea de la pobreza en los próximos dos años, lo que significa un incremento de 7 por ciento.

Además, el número de personas en situación de extrema pobreza podría aumentar en siete millones.

Moreno dijo que en los últimos cinco años, los países de América Latina y el Caribe han hecho un excelente trabajo mejorando la solidez de sus economías y la calidad de vida de millones de personas.

“Desde 2003, unas 48 millones personas han superado la línea de la pobreza. Necesitamos asegurar que esas ganancias no se pierdan”, añadió.

Moreno sugirió a los gobiernos de la región usar “el dinero sabiamente” para asegurar que no se destruyan sus recientes avances en la lucha contra la pobreza.

También recomendó invertir en las redes de seguridad social, particularmente en los programas de transferencia condicional de efectivo, que aseguran la permanencia de los niños en las escuelas y un apropiado cuidado de salud.

Asimismo, indicó que los países deben invertir en infraestructura, porque esos proyectos no solamente estimulan la economía, sino que también aseguran el crecimiento futuro.

“También necesitamos evitar el proteccionismo, que puede agravar la situación y destruir las relaciones comerciales, porque es importante tomar en cuenta que no existe ninguna alternativa que haya demostrado ser mejor que el comercio y la integración como vías de prosperidad y erradicación de la pobreza”, dijo.

Moreno aseguró que el BID hace un enorme esfuerzo para incrementar su financiamiento.

“Este año podríamos aprobar una cifra récord de hasta 18 mil millones de dólares, de los cuales 12 mil millones procederían de nuestro capital ordinario y hasta 6 mil millones de nuestro fondo de liquidez para emergencias”, adelantó.

Moreno advirtió que la crisis ha demostrado que las instituciones financieras necesitan ser flexibles y tener la capacidad de adaptarse a un ambiente de cambio constante.

Sin embargo, aseguró que los préstamos y operaciones del BID no han sido concretamente afectados por la crisis, aunque “no ha resultado inmune” porque su cartera de inversiones líquidas sufrió pérdidas el último año, aunque el banco “mantiene su sólida posición financiera”.

Para Moreno, “América Latina necesita hoy un banco sólido, no sólo para responder a este momento de incertidumbre financiera y desaceleración económica, sino también para superar los retos que plantea el desarrollo que no pueden posponerse más”.