Hong Kong será superconector de Franja y Ruta de la Seda

In Noticias, Política exterior by PSTBS12378sxedeOPCH

HONG KONG, 9 ago (Xinhua) -- Hong Kong debe intensificar su papel como el "superconector " que vincule a la parte continental china con el resto del mundo y aprovechar la oportunidad que ofrecen las iniciativas chinas de 'una Ruta, una Franja' para impulsar su economía, dijo Leung Chun-ying, jefe ejecutivo de la Región Administrativa Especial de Hong Kong (RAE).


HONG KONG, 9 ago (Xinhua) — Hong Kong debe intensificar su papel como el “superconector ” que vincule a la parte continental china con el resto del mundo y aprovechar la oportunidad que ofrecen las iniciativas chinas de ‘una Ruta, una Franja’ para impulsar su economía, dijo Leung Chun-ying, jefe ejecutivo de la Región Administrativa Especial de Hong Kong (RAE).

El gobierno de la RAE debe abandonar la anticuada mentalidad de “no intervención” en el desarrollo económico en medio de la creciente competencia con las economías vecinas, dijo Leung durante una reciente entrevista en exclusiva con Xinhua en la Casa de Gobierno, la residencia oficial del jefe ejecutivo.

Es la primera vez que el jefe ejecutivo acepta una entrevista después de que legisladores opositores del Consejo Legislativo de la RAE vetaron en junio una moción de sufragio universal para la reforma constitucional de la región.

Desde entonces, el gobierno de la RAE ha prometido enfocarse en promover el desarrollo económico regional y mejorar la calidad de vida de los habitantes de Kong Kong en los restantes dos años de gobierno.

“En los últimos tres años nos dedicamos a promover la reforma constitucional”, dijo Leung. “De modo que debemos desviar nuestra atención a la economía y las condiciones de vida”.

Leung señaló que había propuesto la idea de que el gobierno participe activamente en la promoción de la economía de Hong Kong, la cual es ahora reconocida por la sociedad de la RAE.

Pero esta ha sido una idea más bien diferente dado que Hong Kong ha considerado adecuado durante mucho tiempo la política de no intervención en la economía implementada por los gobernadores durante el período colonial británico.

“Una de las razones por las que propuse esta nueva idea es que los gobiernos de las economías rivales de Hong Kong han estado bastante activos en el manejo de los asuntos económicos y sociales”, añadió el jefe ejecutivo.

Si Hong Kong, como economía, va a competir con rivales como Singapur y República de Corea, el gobierno tiene que reconsiderar el tipo de papel que el gobierno de la RAE debe y puede desempeñar, dijo el jefe ejecutivo.

Después de asumir el cargo en 2012, Leung exhortó a Hong Kong a desempeñar un papel como “superconector” entre la parte continental china y el resto del mundo, en vista de las ventajas únicas de la región derivadas del principio de ‘un país, dos sistemas’.

El “superconector” debe actuar en ambos sentidos, según Leung. Por un lado, Hong Kong debe seguir ayudando a las compañías de la parte continental con sus negocios en el extranjero. Por otro lado, el gobierno de la RAE debe prestar más atención para atraer más inversión extranjera, talentos y tecnologías a Hong Kong y a la parte continental.

De acuerdo con Leung, muchas economías han mostrado gran interés en cooperar económicamente con la parte continental china a través de Hong Kong.

Leung enfatizó que tal función de Hong Kong no podría notarse en los datos de los volúmenes de trasbordo comercial. “Muchas materias primas vendidas por Estados Unidos, Canadá o India son enviadas directamente a la parte continental, pero sus contratos son firmados con compañías de Hong Kong”.

Leung también reveló que el gobierno de la RAE está considerando una forma adecuada, incluyendo el establecimiento de un órgano oficial, para participar en las iniciativas chinas de “la Franja y la Ruta”.

El jefe ejecutivo considera que las compañías de Hong Kong en la región y el resto del mundo podrían brindar su experiencia de negocios y contribuir al ambicioso programa del país y al papel de Hong Kong en él.

Leung indicó que Hong Kong debe reforzar su posición de lugar para sede de compañías en la promoción de las iniciativas de “una Franja, una Ruta”.

Para participar en las iniciativas de “la Franja y la Ruta”, las compañías de Hong Kong tienen muchas opciones fuera de los ámbitos dominantes de la región como comercio, logística, turismo, finanzas y servicios profesionales, dijo Leung, quien añadió que el ganado e incluso la industria química serían opciones adecuadas.

El jefe ejecutivo también señaló que la función de “superconector” de Hong Kong no se limita a lo económico, también funciona en el aspecto científico.

El Instituto Karolinska de Suecia, una de las mayores y más prestigiosas universidades médicas del mundo, decidió establecer un centro de investigación en Hong Kong, el primero de su clase fuera de Suecia.

La Universidad de Chicago y la Universidad de Cornell también han establecido centros de investigación cooperativa en Hong Kong.

De acuerdo con Leung, el gobierno de la RAE abrirá más oficinas económicas y comerciales en el extranjero para satisfacer una creciente demanda para promover a Hong Kong. Hasta ahora, el gobierno de la RAE ha establecido 11 oficinas económicas y comerciales en el extranjero.

Sin embargo, Leung señaló que todavía hay algunos obstáculos dentro de Hong Kong a pesar de los esfuerzos del gobierno para impulsar el desarrollo económico y mejorar la calidad de vida de la población.

Leung criticó los discursos dilatorios de algunos legisladores opositores de la asamblea de la RAE sobre varios asuntos económicos y sociales, lo que ya ha reducido el ritmo de desarrollo económico de Hong Kong.

Leung enfatizó que abordar el problema de vivienda es un trabajo de largo plazo en Hong Kong y no debe abandonarse a medio camino. Por consiguiente, Leung indicó que Hong Kong debe tener un constante suministro de terrenos.

“En el plazo de largo plazo, una de las soluciones es ganar terreno al mar. Ahora tenemos algunas audaces visiones más allá del puerto Victoria”, dijo Leung a Xinhua.

El jefe ejecutivo señaló que la creciente oferta de tierra no sólo busca resolver el problema de vivienda de los residentes de Hong Kong, sino también las necesidades de desarrollo económico de la región, incluyendo el sector financiero.