Macao: Un puente entre China y el mundo de habla portuguesa

In Noticias, Política exterior by PSTBS12378sxedeOPCH

 MACAO, 7 dic (Xinhua) -- Macao, un enclave portugués durante más de 400 años, se ha convertido en un puente entre dos de los bloques de consumo en desarrollo más grandes de mundo, china y el mundo de habla portuguesa, desde su retorno a China hace 10 años, sostuvo hoy lunes un alto funcionario de Macao.


Macao ha firmado acuerdos de cooperación con la mayoría de los países de habla portuguesa, y mantiene relaciones cercanas con ellos, debido a las similitudes en su lengua, historia y cultura,
dijo Rita Botelho Dos Santos.





  Botelho, una portuguesa nacida en Macao, es directora de la oficina de apoyo al secretariado permanente del Foro para la Cooperación Económica y Comercial entre China y los Países de Habla Portuguesa, subordinada al gobierno de la Región Administrativa Especial (SAR) de Macao.





   El Foro, puesto en marcha en 2003 y patrocinado por el Ministerio de Comercio de China, incluye a China, Macao, Brasil, Portugal, Cabo Verde, Guinea Bissau, Mozambique, Angola y Timor Oriental. 





   El comercio entre China y los países de habla portuguesa alcanzó los 77.000 millones de dólares en 2008, cinco veces más que la cifra registrada en 2003, según el Consejo Chino para el Fomento del Comercio Internacional (CCPIT, siglas en inglés).







   Con una extensión de sólo 29,2 kilómetros cuadrados, Macao se ha convertido en un puente entre los 1.300 millones de chinos y los 223 millones de personas que hablan portugués en el mundo, dijo Botelho. 





   Siendo la única región del planeta que tiene como idiomas oficiales el chino y el portugués, Macao supone un entorno adecuado que cuenta con los recursos humanos y le experiencia lingüística necesaria para la celebración de intercambios. 





   “Aquí, tanto las personas de habla portuguesa, como los chinos de la parte continental se sienten como en casa”, añadió Botelho.





   Muchos empresarios, ingenieros y abogados de la región cuentan con un portugués y un chino fluidos, afirmó.





   Gracias a su ventajosa situación geográfica, Macao se ha convertido en el centro de distribución entre China y otros países. 





   La SAR ha establecido una red de comercio exterior con enlaces económicos y comerciales estables con más de 120 países y regiones. También es miembro de unas 30 organizaciones económicas internacionales, y muchas convenciones internacionales o tratados multilaterales incluyen a esta región y se aplican en su territorio.





   “El éxito del rol de plataforma que desempeña Macao también deberá atribuirse a la política de ‘un país, dos sistemas’ y al alto grado de autonomía de la que goza la región, lo que ha hecho posible la consolidación y el desarrollo de Macao como un puerto libre y un territorio de aduanas separado”, apuntó Botelho.





   En la conferencia ministerial previa del Foro, celebrada en 2006, las naciones miembro adoptaron un “Plan de Acción para la Cooperación Económica y Comercial”, para promover la cooperación entre china y los países de habla portuguesa.   Según Botelho, hasta el pasado mes de noviembre, más de 1.900 funcionarios y técnicos de países de habla portuguesa han participado en programas de investigación y capacitación en China desde que se estableciera el foro, superando con creces el objetivo de 900 especificado en dicho Plan de Acción. 





   El volumen de comercio entre China y los países de habla portuguesa aumentó un 65,7 por ciento en 2004 respecto al año anterior, llegando a los 18.270 millones de dólares.





   “Los 46.300 millones de dólares de 2007 significan que hemos superado el objetivo fijado en el Plan de Acción de llegar a entre 45.000 y 50.000 millones de dólares en volumen de comercio entre las dos partes, con dos años de anticipación”, dijo Botelho.





   Es común que los visitantes de países de habla portuguesa, incluyendo altos cargos de camino a la parte continental, pernocten en Macao. 





   “Las actividades no sólo sirven como un medio efectivo de intercambio entre China y los países de habla portuguesa, si no que también ayudan a mejorar el estatus internacional de Macao”, afirmó Botelho, añadiendo que ya han comenzado las preparaciones para la tercera conferencia ministerial de Foro. “Esperamos poder hacer más contribuciones a la mejora de los intercambios entre las dos partes y la expansión de la cooperación”, manifestó.  Fin