Mentalidad de Guerra Fría no tiene lugar en Asia

In Noticias, Política exterior by PSTBS12378sxedeOPCH

Beijing, 09 de ENERO (El Pueblo)--El Viceministro del Exterior chino Liu Zhenmin instó el domingo a los países asiáticos a descartar la "mentalidad de Guerra Fría" al abordar delicados temas regionales, y añadió que "las asociaciones de seguridad con carácter exclusivo" se quedan cortas para hacer frente a la complejidad de la actual situación regional.


Sus palabras llegan tras un año de tensiones ocasionales entre China y sus vecinos de Asia, que se complicaron aún más por el cambio estratégico de Washington en la región de Asia y el Pacífico.


Asia es generalmente estable y pacífica, sin embargo, hay quedan pendientes temas espinosos como la seguridad marítima y la energía. Para hacer frente a problemas emergentes, las partes concernientes han de fortalecer la confianza mutua en primer lugar en esta región diversa y compleja”, dijo.



Después de muchos años de esfuerzos, se ha logrado establecer una compleja estructura de seguridad de múltiples niveles, la cual desempeña un papel constructivo en la región de Asia y el Pacífico. Esto incluye las Conversaciones a Seis Bandas, la Organización de Cooperación de Shanghai, y la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN), dijo Liu en una entrevista con la agencia de noticias Xinhua.



Todos los mecanismos existentes deberían aprovechar plenamente sus ventajas, explotar su complementariedad y promoverse entre ellos, ya que “en el corto plazo, no es posible forjar un mecanismo supra-regional para Asia y el Pacífico”, dijo Liu.



El mecanismo de seguridad regional debe fundarse en la confianza y beneficio mutuos, la igualdad y la coordinación, añadió.



Como diplomático de China encargado de los asuntos asiáticos, Liu establece la postura de China hacia sus vecinos asiáticos.



Aunque China ha reforzado la confianza mutua con sus vecinos y presenta sugerencias constructivas para la cooperación pragmática, sus relaciones con los países asiáticos fueron puestas a prueba por algunas cuestiones de larga data el año pasado.



En 2011, China experimentó una mayor presión sobre el mar de la China Meridional, donde Malasia, Filipinas, Brunei y Vietnam tienen reivindicaciones.



China ha participado activamente en la solución de los problemas regionales y trató de cooperar con otros países asiáticos para crear un entorno regional de paz, estabilidad, igualdad, confianza mutua y cooperación, aseveró Liu.



Los países concernientes deben dejar de lado las disputas y buscar el desarrollo común antes de resolver las controversias. Las fuerzas de fuera de la región no deben intervenir en las disputas del mar de la China Meridional, insistió



“Este es también el consenso de los países involucrados”, dijo.



Esta situación irregular en la región de Asia y el Pacífico ha complicado el establecimiento de un mecanismo regional de seguridad, pero los miembros de los diferentes mecanismos a menudo han cooperado para abordar los problemas, indicó Zhang Tuosheng, investigador de la Fundación China para Estudios Internacionales y Estratégicos .



“Todas las partes deben compartir los mecanismos de gestión de emergencias, para evitar cualquier escalada en la región, y creo que lazos económicos más estrechos con el tiempo ayudarán a mejorar las relaciones entre los países que tienen disputas territoriales”, agregó.

El comercio entre China y otros países asiáticos alcanzó $ 965.200 millones en los primeros 11 meses del 2011, un alza del 21 por ciento interanual.



China es actualmente el mayor socio comercial de la ANSEA, mientras que la ANSEA es el tercer mayor socio comercial de China. El comercio bilateral entre China y la ANSEA ascendió a $ 328.900 millones en los primeros 11 meses del 2011.



En julio de 2011, China y la ANSEA adoptaron un acuerdo relativo a la aplicación de las directrices de la Declaración sobre la Conducta de las Partes en el Mar de la China Meridional (DOC), a partir de una importante cooperación en el marco de la DOC.



China también firmó un acuerdo con Vietnam sobre principios básicos que rigen la solución de los problemas marítimos existentes entre los dos países.



“Todo esto demuestra que China y la ANSEA tienen la determinación, la sabiduría y la capacidad para mantener conjuntamente la paz y la estabilidad en el mar de la China Meridional”, dijo Liu.



El funcionario reafirmó que el mar de la China Meridional es un importante canal internacional para el transporte, cuya seguridad y libertad de navegación nunca deben ser afectadas por conflictos.


Xinhua contribuyó a esta historia.