¿Por qué se elige Seatle como la primera escala de a visita de Xi a EE.UU.?

In Noticias, Política exterior by PSTBS12378sxedeOPCH

La visita del mandatario chino a EE.UU. atrae mucha atención de la comunidad internacional. Ya es un consenso mundial que China y Estados Unidos, dos gigantes situados en lados opuestos del océano Pacífico, juegan un papel clave en la formación del futuro de la vasta región que se encuentra entre ellos, y cuya eminencia en los asuntos globales está creciendo cada día.


El presidente chino, Xi Jinping salió este martes por la tarde de Beijing para realizar una visita de estado a Estados Unidos del 22 al 25 de septiembre, a invitación de su homólogo estadounidense, Barack Obama.

Invitado por Ban Ki-moon, secretario general de la ONU, Xi también visitará la sede del organismo en Nueva York para asistir a una serie de cumbres conmemorativas del 70º aniversario del establecimiento de la Organización de las Naciones Unidas del 26 al 28 de septiembre.

La primera escala del recorrido del mandatario chino es Seatle, ciudad estadounidense de orilla occidental más cercana a China. ¿Pero por qué es esta la primera escala? El alcalde de Seatle, Edward B. Murray dijo:

“Al normalizarse las relaciones entre EE.UU. y China, el primer buque de carga proveniente de China arribó a Seatle, y el mayor socio comercial del estado de Washington, que está en Seatle, es China. Tenemos más contactos comerciales con China que otros estados norteamericanos.”

En opinión de Tao Wenzhao, investigador del instituto de asuntos estadounidenses de la Academia de Ciencias Sociales de China, Seatle es la sede de muchas compañías mundialmente reconocidas como Boeing, Software y Geogle , entre otras:

“En el intercambio comercial y tecno-científico entre China y EE.UU., Seatle siempre juega un papel muy importante. Por eso no es extraño que sea la primera escala del viaje del presidente Xi.”

La visita del mandatario chino a EE.UU. atrae mucha atención de la comunidad internacional. Ya es un consenso mundial que China y Estados Unidos, dos gigantes situados en lados opuestos del océano Pacífico, juegan un papel clave en la formación del futuro de la vasta región que se encuentra entre ellos, y cuya eminencia en los asuntos globales está creciendo cada día.

Con este telón de fondo, existe una sensación cada vez mayor entre los funcionarios y expertos chinos, estadounidenses y asiáticos de que la primera visita de Estado del presidente chino, Xi Jinping, a EEUU podría fortalecer las interacciones positivas China-EEUU en la región de Asia-Pacífico, y de este modo conseguir que el océano Pacífico haga honor a su nombre.

El presidente Xi, firme defensor de la paz y la prosperidad en Asia-Pacífico, ha reiterado que “el amplio océano Pacífico es suficientemente vasto para acoger tanto a China como a EEUU”.

También ha urgido en repetidas ocasiones a que ambas partes honren sus compromisos para interactuar activamente en la región, alenten la diplomacia inlcusiva, y conjuntamente jueguen un papel constructivo para reforzar la paz, la estabilidad y la prosperidad regionales.

Con sus importantes responsabilidades compartidas para la región, China y EEUU han puesto en marcha una comunicación y coordinación de múltiples niveles y en múltiples campos en Asia-Pacífico. Impulsada por la visita de Xi, tal coordinación y cooperación no solo es una bendición para los dos países, sino que también beneficiará a la región de Asia-Pacífico y al mundo entero.

En los últimos años, China y EEUU han emprendido esfuerzos conjuntos para construir un nuevo modelo de lazos entre grandes potencias, caracterizado por el no conflicto y la no confrontación, el respeto mutuo y la cooperación ganar-ganar.

Muchos funcionarios y expertos de ambas naciones creen que la región Asia-Pacífico debería convertirse en un “campo de pruebas” para tal tarea.

“Lo que (China y EEUU) estamos haciendo para construir este nuevo modelo de relaciones servirá definitivamente como una muy buena guía para nuestras interacciones en la región Asia-Pacífico; lo que estamos haciendo dará más esencia a este nuevo modelo de relaciones”, dijo el embajador chino en EEUU, Cui Tiankai, en mayo pasado durante un discurso de políticas en Houston.

“En mi opinión, nuestros esfuerzos para conseguir interacciones constructivas en la región Asia-Pacífico serán un pilar importante para este nuevo modelo de relaciones. Y la región será un campo de pruebas para este nuevo modelo”, agregó.