Premier chino alenta a empresas chinas a contribuir al desarrollo de África

In Noticias, Política exterior by PSTBS12378sxedeOPCH

EL CAIRO, 6 nov (Xinhua) -- El primer ministro de China, Wen Jiabao, que se encuentra de visita en Egipto, charló a través de videoconferencia con aprendices africanos que reciben formación en el centro de enseñanza para Medio Oriente y el norte de Africa de la empresa china de telecomunicaciones Huawei.


 “Mi nombre chino es Hua Mulan”, dijo una estudiante del centro de formación de Huawei en Nigeria a Wen a través de la videoconferencia. “Me acordaré de tu nombre, porque es el nombre de una antigua heroína china”, respondió Wen. “Ella era la Mulan número 1 y yo soy la Mulan número 2”, contestó la mujer entre risas.

   “Mulan número 2” afirmó que más de 5.000 personas han recibido cursos de formación en el centro en los últimos años. Ha visitado la sede central de Huawei en la ciudad de Shenzhen, en el sur de China, y espera poder enseñar a muchos más africanos todo lo que ha aprendido en China.

 

   Wen respondió: “Esto refleja un importante cambio en la cooperación entre China y Africa, y es que le estamos dando prioridad a la formación profesional. El pueblo africano es valiente e inteligente. Creo que podéis dominar las tecnologías modernas, e impulsar así el desarrollo de Africa.”

 

   En todo el continente africano, Huawei, que tiene sucursales en casi todos los países africanos, tiene seis centros de formación, en los que más de 12.000 personas de diferentes países africanos

han recibido formación sobre tecnología de las comunicaciones.

 

   Fundado en octubre en El Cairo, el nuevo centro de formación para Medio Oriente y el norte de Africa de Huawei tiene una mayor capacidad y unas instalaciones más funcionales que el antiguo

centro. El antiguo centro, que fue abierto en 2005, ha ofrecido formación a unas 5.000 personas en los últimos cinco años.

 

   Wen, que llegó aquí el viernes por la tarde para realizar una visita oficial y asistir a la ceremonia de inauguración de la cuarta Reunión Ministerial del Foro de Cooperación China-Africa, visitó el centro de formación nada más llegar.

 

   Hend Kiwan, una mujer egipcia de 33 años de edad, aseguró que había aprendido muchas habilidades y conocimientos técnicos en el centro de formación. También realizó una visita a la sede central de Huawei en Shenzhen antes de que comenzase su formación. Ahora es gestora de recursos humanos.

 

   Wen dijo a Kiwan que cree que la calidad de una empresa depende de la calidad de sus empleados, por lo que la empresa debe darle una gran importancia a la formación.

 

   Por su parte, Moussa Bousso, estudiante de Senegal, dijo al premier chino que los profesores del centro son excelentes, y que los productos de telecomunicaciones chinos, con su bajo precio y su buena calidad, son muy populares enter empresas africanas y chinas, y son muy bien recibidos en Africa.

 

   En respuesta, Wen expresó su esperanza de que las empresas chinas “enseñen a los estudiantes las tecnologías más modernas y más avanzadas.”

 

   Bousso invitó a Wen a visitar Senegal, y Wen agradeció esta cordial invitación.

 

   Ahmed, un hombre iraquí que habla muy buen chino, expresó su deseo de que vayan más empresas chinas a su país una vez que se haya restaurado la paz y la estabilidad, y de tener más

posibilidades de ir a China para recibir formación.

 

   “Al igual que tú, tengo la misma esperanza de que Irak recupere la paz lo antes posible”, aseguró Wen, añadiendo que la formación no tiene fronteras, y que cree que los deseos de Ahmed se harán pronto realidad.

 

   A través del sistema de vídeo, el director del centro de formación de Huawei en Sudáfrica, quien se presentó como Charles, saludó a Wen en chino y le informó brevemente sobre el centro.

 

   Wen dijo que le satisfacía que las relaciones entre China y Africa hayan ido más allá de los intercambios personales y que la cooperación en el terreno tecnológico se haya expandido.

 

   Durante una visita a la sala de exposiciones del centro de formación, Wen vio fotografías de agricultores africanos realizando llamadas telefónicas con teléfonos nuevos, y de empleados de Huawei dando donativos a los ciudadanos locales. El premier los elogió por hacer tan buenas obras: “Vosotros y Africa estáis creciendo juntos.”

 

   Wen alentó a los directivos de Huawei a plantearse la formación desde una perspectiva más amplia de la cooperación entre China y Africa, en lugar de simplemente para el desarrollo de su empresa, y ayuden así a promover la amistad entre los chinos y los africanos.

 

   El premier expresó su deseo de que las nuevas tecnologías, incluida la tecnología de telecomunicaciones, se desarrollen rápidamente en Africa y dé una nueva perspectiva al continente rico en recursos naturales.

 

   “Me alegra mucho que las empresas chinas puedan aportar su granito de arena al desarrollo de Africa”, afirmó Wen. Fin