Presidente chino llega a California para reunirse con Obama

In Noticias, Política exterior by PSTBS12378sxedeOPCH

El presidente chino, Xi Jinping, llegó el jueves a California para reunirse con el presidente estadounidense, Barack Obama, en una cumbre, que según analistas, ayudará a promover el desarrollo duradero, sano y estable de las relaciones entre China y Estados Unidos.


El presidente chino, Xi Jinping, llegó el jueves a California para reunirse con el presidente estadounidense, Barack Obama, en una cumbre, que según analistas, ayudará a promover el desarrollo duradero, sano y estable de las relaciones entre China y Estados Unidos.


Xi fue recibido por funcionarios locales en el Aeropuerto Internacional de Ontario, California.



La cumbre China-Estados Unidos, la primera desde que Xi asumiera el poder el pasado mes de marzo, tendrá lugar el viernes y el sábado en la finca Sunnylands, propiedad de Walter y Leonore Annenberg.



Se espera que Xi y Obama intercambien puntos de vista sobre las políticas doméstica y exterior, así como sobre temas de importancia fundamental y asuntos regionales e internacionales de interés común, según funcionarios chinos.



Al reunirse con el consejero de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Thomas Donilon, el 27 de mayo en Beijing, el presidente Xi anotó que las relaciones entre China y Estados Unidos se encuentran ahora en una etapa importante que une el pasado y el futuro.



Xi pidió a los dos países que tomen en cuenta los intereses fundamentales de ambas naciones y del mundo, y que busquen juntos un camino que no tiene precedentes y que inspirará a las generaciones futuras.



Sobre la cumbre China-Estados Unidos, Xi dijo que él y Obama abordarán de manera extensa y en profundidad los “importantes temas estratégicos de interés común” con el objetivo de profundizar la comprensión, fomentar la confianza mutua, acumular el consenso y promover la cooperación.



“Estoy convencido de que con los esfuerzos conjuntos, la cumbre logrará importantes progresos positivos e inyectará nueva vitalidad a las relaciones bilaterales”, aseguró Xi , agregando que la cumbre beneficiará a los dos países, promoverá la paz, la estabilidad y la prosperidad en Asia, la región del Pacífico y el mundo.



Las relaciones entre China y Estados Unidos han mantenido un buen ritmo de crecimiento en los últimos cuatro años, con la expansión del diálogo y la cooperación en el terreno comercial, de energía, cultural y medioambiental.



Tanto China como EEUU han compartido un buen comienzo de año en lo que a las relaciones bilaterales se refiere, y han visto oportunidades para mejorar su crecimiento.



Un portavoz del Ministerio de Exteriores de China, dijo que la cumbre entre los dos países llega en un momento adecuado, ya que ambas partes quieren que sus líderes se reúnan lo antes posible para tratar y planificar el desarrollo de las relaciones bilaterales.



La reunión contribuirá a que se refuerce la comunicación estratégica, al incremento de la confianza mutua, a la profundización de la cooperación bilateral, y a la gestión de las diferencias entre China y EEUU, según detallan analistas.



“El anuncio de que los dos presidentes van a reunirse resulta muy alentador, especialmente la agenda que ha sido publicada”, dijo el ex secretario de Estado Henry Kissinger el mes pasado, durante un discurso pronunciado en el foro “Relaciones Económicas entre China y EEUU en la próxima década”.



La cumbre “hace hincapié específicamente en la relación de largo alcance (entre los dos países), la revisión de sus recientes interacciones, y la definición de objetivos a largo plazo, que podrían convertir la reunión en un evento trascendental para las relaciones sino-estadounidenses, y también para las relaciones del mundo”, explicó Kissinger.



Tras la elección de Xi como nuevo presidente de China el pasado mes de marzo, Xi y Obama mantuvieron una conversación telefónica sobre la expansión de la cooperación y el respeto mutuo entre China y EEUU.



Obama dijo, durante la citada conversación, que actualmente las relaciones entre EEUU y China se encuentran frente a una oportunidad histórica para establecer el curso que tomará su futuro desarrollo.



EEUU espera poder trabajar con China para mantener el contacto entre los jefes de Estado de los dos países y reforzar la comunicación y el diálogo, en una apuesta por promover un desarrollo estable de los lazos bilaterales y construir un nuevo tipo de relaciones entre potencias, afirmó.



Xi dijo que China mantiene y promueve firmemente el desarrollo de las relaciones sino-estadounidenses y quiere trabajar con EEUU para mejorar la confianza común, expandir la cooperación, gestionar sus diferencias, y mantener contactos de alto nivel.



También dijo que los dos países deberían mantener y promover de manera conjunta el sano desarrollo de una serie de mecanismos, incluyendo el Diálogo Económico y Estratégico, las consultas de alto nivel sobre intercambios humanísticos, la mejora del desarrollo de la asociación de cooperación y la búsqueda de un camino para un nuevo tipo de relaciones entre potencias.




Xi se encuentra en la última parada de su gira por cuatro naciones de América, que ya le ha llevado a Trinidad y Tobago, Costa Rica y México, y que han otorgado un vigoroso ímpetu a las relaciones de China con los tres países.