Relaciones chino-brasileñas disfrutan de mejor momento histórico, afirma embajador chino

In Noticias, Política exterior by PSTBS12378sxedeOPCH

BRASILIA, 14 jul (Xinhua) -- Las relaciones bilaterales entre China y Brasil disfrutan de su mejor momento histórico, mostrando una creciente influencia integral y estratégica con una extensión y profundidad sin precedentes, aseveró el embajador chino en el país suramericano, Li Jinzhang, en una entrevista con Xinhua.


BRASILIA, 14 jul (Xinhua) — Las relaciones bilaterales entre China y Brasil disfrutan de su mejor momento histórico, mostrando una creciente influencia integral y estratégica con una extensión y profundidad sin precedentes, aseveró el embajador chino en el país suramericano, Li Jinzhang, en una entrevista con Xinhua.

En las últimas décadas, los vínculos chino-brasileños han entrado en una nueva época de rápido desarrollo, mientras que los dos países experimentan frecuentes visitas recíprocas de nivel alto, estrecha coordinación internacional, fructífera cooperación comercial y económica, y un cada vez mayor intercambio cultural, declaró Li.

Ambas naciones, mayores países en vías de desarrollo de Oriente y Occidente e importantes economías emergentes, fomentan su confianza mutua a través del mantenimiento de un estrecho contacto de alto nivel y la mejora del sistema de diálogo político a diferentes niveles, señaló en vísperas de la visita de Estado que el presidente chino, Xi Jinping, realizará a Brasil los días 17 y 18 de julio.

Li recordó que en 2013, primer año en el cargo del presidente chino, Xi Jinping, éste se reunió en dos ocasiones con su homóloga brasileña, Dilma Rousseff, primer jefe de Estado latinoamericano con la que celebró conversaciones. Durante sus encuentros, los dos líderes abordaron el desarrollo de los lazos entre las dos naciones.

Además, ambos presidentes mantuvieron la comunicación a través de cartas y vía telefónica, establecieron estrechos vínculos de trabajo y amistad personal, y asentaron una firme base política para el desarrollo de las relaciones entre los dos países, agregó el diplomático chino.

China y Brasil han fomentado la coordinación en los asuntos multilaterales e internacionales. En el marco de la ONU, la Organización Mundial del Comercio (OMC), el G-20 y el BRICS cooperaron y se apoyaron en los temas sobre la gobernanza global, la crisis financiera internacional y el cambio climático, defendiendo conjuntamente los intereses de los países en vías de desarrollo, declaró.

Asimismo explicó que en 2013, China apoyó positivamente la candidatura brasileña al cargo de director ejecutivo de la OMC, mientras que Brasil respaldó firmemente la candidatura china al de director ejecutivo de la Organización de las Naciones Unidas para el Desarrollo Industrial, acciones que mostraron el significado integral y estratégico de las relaciones chino-brasileñas en los asuntos internacionales.

La cooperación económica y comercial entre China y Brasil se ha convertido en la base material y el punto más brillante de los lazos bilaterales, apuntó el embajador, quien añadió que el volumen comercial bilateral superó los 90 mil millones de dólares estadounidenses en 2013 frente a los mil millones de dólares en 1993, cuando ambas partes establecieron la asociación estratégica.

Actualmente, subrayó Li, China es el mayor socio comercial, el mayor destino de exportaciones y la mayor fuente de importaciones de Brasil, mientras que el país sudamericano es el noveno socio comercial de China en el mundo y el mayor del país asiático en América Latina.

Las exportaciones de productos agrícolas de Brasil a China han superado los 20 mil millones de dólares, representando una quinta parte de las exportaciones agrícolas del país suramericano, agregó.

El embajador indicó que la inversión mutua ha logrado una mejora significativa en los últimos años. En 2013, la inversión china en Brasil llegó a los 2.200 millones de dólares, manteniendo una positiva tendencia.

Muchos inversionistas chinos en Brasil son grandes compañías, entre ellas siete empresas que figuran entre las principales 500 del mundo, apuntó.

El embajador recordó que el año pasado, un consorcio formado por la brasileña Petrobras, la Corporación Nacional de Petróleo de China (CNPC, siglas en inglés) y la Corporación Nacional de Petróleo Submarino de China (CNOOC, siglas en inglés) ganó el contrato para explotar conjuntamente un yacimiento petrolífero presalino descubierto en el campo brasileño de Libra.

Entre tanto, a comienzos de este año, la mayor compañía estatal del sector eléctrico de China, State Grid Corporation (SGCC, siglas en inglés), ganó junto con ELETROBRAS la licitación para el proyecto de transmisión de la usina hidroeléctrica de Belo Monte.

Li afirmó que China y Brasil cuentan con una buena base para la cooperación en los sectores de infraestructuras, minería, energía, comunicación, manufactura y agricultura, aspecto de suma importancia dentro de la cooperación bilateral.

“Por ejemplo, China tiene capacidad y experiencia en la construcción de ferrocarriles, carreteras y aeropuertos, mientras Brasil goza de ventajas excepcionales y un nivel avanzado en el desarrollo agrícola, así que las dos partes tienen un gran potencial para la cooperación en estos sectores”, apostilló.

Además, las dos partes profundizarán la cooperación en los sectores de aviación e investigación espacial, fabricación de equipos avanzados, energía y materiales alternativos y comunicación, manifestó.

Respecto al intercambio cultural y entre personas, el embajador chino dijo que “se está ampliando y es prominente entre los países en vías de desarrollo”.

Los dos pueblos exhiben un gran entusiasmo en el intercambio cultural. Por ejemplo, a los chinos les gustan el baile, el fútbol, el teatro y el cine de Brasil, en tanto a los brasileños les encantan la ópera de Beijing, la comedia, la acrobacia y las artes marciales de China, detalló el diplomático.

En la actualidad existe una gran oleada de jóvenes interesados en estudiar el idioma chino en Brasil, que ocupa el primer puesto en Latinoamérica en cuanto a institutos Confucio, con siete, mientras que otros dos están a punto de inaugurarse.

Asimismo, un número de universidades chinas han abierto el curso de portugués. Muchos estudiantes brasileños vienen a China a estudiar, y los primeros 200 brasileños en el marco del proyecto “Ciencia sin Frontera” ya iniciaron sus estudios en China, explicó el embajador.

En comparación con el rápido desarrollo de la cooperación económica y comercial, todavía existe gran espacio para la mejora del intercambio entre personas y cultural, agregó.

“En los 40 años de relaciones diplomáticas entre China y Brasil, ambos países han experimentado cambios grandes y profundos. Los dos países establecieron la asociación estratégica en 1993 y elevaron las relaciones a nivel de asociación estratégica integral en 2012. La próxima visita del presidente Xi a Brasil impulsará ineludiblemente los vínculos chino-brasileños a una nueva etapa de desarrollo”, concluyó Li.