Relaciones entre China y Brasil mantienen desarrollo sano y estable

In Noticias, Política exterior by PSTBS12378sxedeOPCH

BRASILIA, 6 feb (Xinhua) -- El vicepresidente de China, Xi Jinping, visitará entre los días 8 y 22 de febrero México, Jamaica, Colombia, Venezuela, Brasil y Malta. La visita del vicepresidente chino a Brasil coincide con el 35º aniversario del establecimiento de relaciones diplomáticas entre los dos países. Con este motivo, les ofrecemos un breve repaso del desarrollo de las relaciones bilaterales sino-brasileñas.


China y Brasil, los mayores países en vías de desarrollo de Asia y América del Sur respectivamente, han mantenido una relación sana y estable durante sus 35 años de relaciones diplomáticas. Además Brasil fue el primer país que estableció una asociación de cooperación estratégica con China, y desde entonces, las relaciones de cooperación entre ambos no han parado de crecer.


    MANTIENEN CONSTANTES CONTACTOS A ALTO NIVEL

    China y Brasil establecieron relaciones diplomáticas en 1974. Los dos países han mantenido constantes visitas a alto nivel desde noviembre de 1993, cuando el entonces presidente chino, Jiang Zeming, visitó Brasil y firmó el histórico acuerdo de Asociación de Cooperación Estratégica entre China y Brasil. 


    En mayo de 2004, el presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, realizó una visita oficial a China. En noviembre del mismo año, el presidente chino, Hu Jintao, realizó otra a Brasil. El año siguiente, el vicepresidente brasileño, José Alencar, visitó China, y en 2006, el presidente de la Asamblea Popular Nacional de China, Wu Bangguo, viajó a Brasil. En junio de 2008, He Guoqiang, miembro del Comité Permanente del Buró Político de Comité Central del Partido Comunista de China (PCCh), visitó Brasil. 





    Gracias a estos intercambios, los dos países han profundizado el entendimiento mutuo y han superado muchas diferencias. En 2007, los dos países acordaron establecer un mecanismo de diálogo estratégico, celebrándose la primera edición de tal diálogo el mismo año. 







    SE APOYAN MUTUAMENTE EN IMPORTANTES TEMAS INTERNACIONALES 



    Además, China y Brasil cooperan de manera cercana en muchos temas multilaterales y organizaciones internacionales. China y Brasil son los países emergentes más importantes del mundo actual, denominados junto con Rusia y la India el “BRIC”. En diferentes conferencias y foros internacionales sobre diversos temas, China y Brasil han demostrado tener puntos de vista similares.





    Brasil ha expresado en muchas ocasiones su firme adherencia a la política de “una China” , y que Taiwán y el Tíbet son partes inseparables de China. Durante el relevo de la antorcha de las Olimpiadas de Beijing en 2008, Brasil mostró su oposición a relacionar el tema de Tíbet con el deporte y a boicotear los Juegos, expresando su apoyo a Beijing. 







     DESARROL– LO ECONOMICO Y COMERCIAL A ALTA VE– LOCIDAD 



    Por otra parte, en los últimos años, la economía y el comercio entre China y Brasil se han desarrollado a un ritmo muy rápido. En los últimos ocho años, la tasa de crecimiento del comercio bilateral ha llegado al 30 por ciento anual. Hasta finales de 2008, el volumen comercial bilateral alcanzó los 36.400 millones de dólares según cifras del Ministerio de Desarrollo, Industria y Comercio Exterior de Brasil, y según estadísticas de las aduanas chinas, ascendió hasta los 48.500 millones de dólares. 





    En 2007, China superó a Alemania para convertirse en el tercer mayor socio comercial de Brasil, y el año pasado sobrepasó por primera vez a Argentina para convertirse en el segundo mayor socio comercial de Brasil sólo después de Estados Unidos. 





    Brasil, que exporta principalmente materias primas, exporta actualmente productos de alta tecnología, como aviones para vuelos regionales. La empresa brasileña de aeronáutica Embraer, que creó en 2002 una empresa de capital mixto con Aviation Industries of China en Harbin, en el norte de China, ya entregó en 2007 su primer ERJ 145, modelo totalmente fabricado en su planta en China. 

    Por otra parte, una gran cantidad de empresas chinas, sobre todo las de alta tecnología como las fabricantes de electrodomésticos y productos de telecomunicación, han logrado un gran éxito en el mercado brasileño. Las marcas chinas Huawei, ZTE, y Gree ya son muy famosas en Brasil.




    COOPERACION CADA VEZ MAS ESTRECHA EN CULTURA Y DEPORTE 



     Los brasileños muestran cada día más interés en la cultura de China. Las exposiciones sobre cultura china celebradas en Brasil han tenido una calurosa acogida por parte de los brasileños, quienes están además cada vez más intersados en aprender mandarín. 





    Desde 2007, el gobierno chino aumentó la cuota para estudiantes brasileños que quieran estudiar en China. En septiembre y noviembre, se inauguraron  Institutos Confucio en la capital brasileña  de Brasilia y la mayor ciudad del país de Sao Paulo, respectivamente. 



    Tanto Brasil como China son países con un gran potencial deportivo. Como organizadores de grandes eventos deportivos (los Juegos Panamericanos de Río de Janeiro del año pasado y los JJOO de Beijing este año) ambos países han cooperado y compartido sus experiencias en la gestión y organización de tales eventos. 



    Durante las Olimpiadas de Beijing, Brasil envió una delegación para aprender las experiencias de organización con miras a las Copa del Mundo de Fútbol de 2014, y también hizo publicidad de su turismo, así como su candidatura para los Juegos Olímpicos de 2016 en la ciudad de Río de Janeiro.





    BUENOS RESULTADOS EN COOPERACION TECNO– LOGICA 



    La cooperación en tecnología también supone uno de los puntos fuertes de la relación bilateral. 

    Este año se cumplen 21 años desde que China y Brasil lanzasen su programa de cooperación para desarrollar el satélite Sino-Brasileño de Recursos Terrestres CBERS. El primer satélite del programa, el CBERS-1, fue lanzado en octubre de 1999, desde la base de Taiyuan, en China, y operó con éxito hasta agosto de 2003. El segundo y el tercero fueron lanzados en 2003 y 2007 respectivamente, y el cuarto se lanzará en 2010. 





    Los datos suministrados por el satélite, además de desempeñar un papel muy importante en la inspección de la zona amazónica de Brasil, también se ofrecen de forma gratuita a otros países en vías de desarrollo. Este proyecto, además de ser el contenido concreto y más exitoso de la Asociación de Cooperación Estratégica,se convirtió en un prototipo de la Cooperación Sur-Sur.



    Además del satélite, China y Brasil también tienen un gran potencial en la cooperación en los terrenos de bioenergía y protección del medio ambiente. Fin