Se necesitan mensajes sinceros para impulsar las relaciones China-Japón

In Noticias, Política exterior by PSTBS12378sxedeOPCH

BEIJING, 18 sep (Xinhua) -- Históricamente, el mes de septiembre ha sido testigo de importantes acontecimientos para el accidentado camino de las relaciones sino-japonesas.


El 18 de septiembre de 1931 marcó el comienzo de la invasión japonesa de China, que duró 14 años. El 3 de septiembre de 1945 es conmemorado como el Día de la Victoria de la Guerra Antijaponesa. El gobierno japonés jugó la farsa de nacionalizar las Islas Diaoyu, territorio inherente de China, comprándolas el 11 de septiembre de 2012, y los dos países establecieron relaciones diplomáticas el 29 de septiembre de 1972.

Un reciente editorial publicado por el diario nipón Asahi Shimbun pedía a China que “sea consciente de la insensatez” de dragar “sentimientos nacionalistas sobre temas relacionados con la historia”.

El pedir al pueblo chino que deje pasar este tema en estos momentos no es una opción, mientras que la decisión inteligente por parte de Japón sería enviar más mensajes positivos sobre un entendimiento tácito.

Recapitular el pasado debería servir como recuerdo de que China y Japón no pueden discutir las actualmente estancadas relaciones bilaterales sin mencionar la historia.

Mientras China mantiene una posición clara sobre los asuntos históricos, los provocadores comentarios del gobierno japonés y su actitud hacia la historia solo alimentan la tensión latente en la desconfianza mutua, dando paso fácil a la rivalidad y la hostilidad.

Mientras tanto, las dañadas relaciones diplomáticas podrían provocar un impacto negativo en la cooperación económica, con más chinos evitando los productos japoneses tras la “compra de las Islas Diaoyu”.

Cifras de la Organización de Comercio Exterior de Japón muestran como las exportaciones del país nipón a China han caído un 16,7 por ciento en los primeros seis meses de 2013, en comparación con la caída del 14,8 por ciento registrad en la segunda mitad de 2012, situándose en el nivel más bajo de los últimos cuatro años. La posición de China como el mayor mercado de exportación de japón también ha sido reemplazada por primera vez en cinco años.

China y Japón comparten un gran potencial de cooperación económica. Para explorarlo, y debido a la actual situación, se necesitan negociaciones sinceras debido a la actual situación en la cooperación bilateral política y económica.

China entiende que llevará tiempo resolver los temas históricos y no tiene prisa por encontrar una solución de la noche a la mañana. Cuando China y Japón establecieron relaciones diplomáticas en 1972, los líderes de los dos países eligieron equilibrar sus disputas, incluyendo sobre las Islas Diaoyu, para centrarse en la cooperación.

Los dos países mantuvieron la tranquilidad sobre las disputadas islas durante muchos años, hasta que el equilibrio se rompió con la provocadora decisión de Tokio en septiembre del año pasado.

El escueto intercambio de palabras entre el presidente chino, Xi Jinping, y su homólogo japonés, Shinzo Abe, en Rusia este mismo mes muestra la disposición de Beijing de volver a colocar las relaciones bilaterales en el camino adecuado. Ya que Japón ha estado proponiendo diálogos bilaterales con China, es momento de que Japón envíe mensajes sinceros.