TLC China-Australia impulsará lazos económicos

In Noticias, Política exterior by PSTBS12378sxedeOPCH

 China y Australia firmaron hoy un histórico tratado de libre comercio (TLC) luego de una década de negociaciones, con lo que abren nuevas oportunidades de negocios para los dos países.Se espera que el TLC China-Australia (ChATLC), firmado por el ministro chino de Comercio, Gao Hucheng, y el ministro australiano de Comercio e Inversión, Andrew Robb, ofrezca el catalizador para el crecimiento futuro en una serie de áreas que incluyen productos, servicios e inversión.


“La firma del ChATLC ofrecerá una plataforma más apropiada y una garantía institucional mejorada para que los dos países se complementen y obtengan ventajas y lleven a cabo una cooperación estrecha de ganar-ganar”, dijo el presidente chino, Xi Jinping, en un mensaje al primer ministro de Australia, Tony Abbott.

Xi indicó que China trabajará con Australia para aprovechar la oportunidad de promover el desarrollo sostenible y estable de la asociación estratégica integral, así como de la paz y la prosperidad en la región y el mundo.

En la ceremonia de firma, Gao señaló que el ChATLC tiene una “importancia monumental” en las relaciones bilaterales e “impulsará la cooperación económica y ofrecerá un fuerte ímpetu al crecimiento económico de los dos países”.

De todos los acuerdos que involucran a China, éste contiene “el nivel más elevado de liberalización del comercio e inversión”, comentó Gao.

“El acuerdo asegura a Australia un mayor acceso de mercado a la segunda mayor economía del mundo, mejora nuestra posición competidora en un mercado de crecimiento rápido, promueve la inversión bilateral y reduce los costos de importación”, dijo Robb.

De acuerdo con el pacto, más de 85 por ciento del comercio de productos estará libre de aranceles desde el primer día del ChATLC, y la cifra crecerá a 95 por ciento cuando se aplique completamente luego de un periodo de transición.

El mineral de hierro y los concentrados, el carbón, el oro, los servicios de viaje relacionados con la educación y el cobre son las cinco principales importaciones de China desde Australia, mientras que la ropa, equipo y partes de repuesto de telecomunicaciones, computadoras, muebles, juguetes y artículos deportivos son las cinco principales exportaciones chinas.

Las empresas y consumidores chinos tendrán un mayor acceso a recursos naturales y productos acabados, como alimentos de alta calidad. Los australianos también se beneficiarán de la ropa y dispositivos electrónicos más económicos hechos en China.

El ChATLC ahora se encuentra en proceso jurídico y parlamentario antes de entrar en vigor.

El acuerdo comercial fue alcanzado luego de una década de conversaciones que iniciaron en 2005. El proceso fue acelerado enormemente luego de que Xi realizara una visita de Estado a Australia en noviembre de 2014, que dio como resultado la firma de la Declaración de Intención.

China firmó un TLC similar con la República de Corea a principios de junio.

Hasta ahora, China ha firmado 14 TLC que involucran a 22 países y regiones del mundo, incluidas Nueva Zelanda, los países de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (Asean), Hong Kong y Suiza.

Tu Xinquan, director asociado del Instituto de China de Estudios de la OMC de la Universidad de Negocios Internacionales y Economía en Beijing, consideró al tratado esperado durante mucho tiempo como un hito en los esfuerzos de China para promover la integración regional.

Los dos países han disfrutado de lazos económicos cada vez más estrechos luego de forjar relaciones diplomáticas hace más de cuatro décadas. China es ahora el socio comercial, el mercado de exportación y fuente de importaciones más grande de Australia.

El volumen comercial bilateral creció a 136.900 millones de dólares USA el año pasado, 16 veces la cifra del 2000. Las empresas chinas habían invertido alrededor de 75.000 millones de dólares en Australia para 2014, convirtiéndola en el segundo mayor destino de inversión sólo después de Hong Kong.

OPORTUNIDADES MUTUAS

El ChATLC facilitará el flujo de capital y beneficiará a las industrias y consumidores de ambos países, y producirá oportunidades sin precedentes para las compañías.

“El pacto significa que China abrirá su vasto mercado a los exportadores de productos agrícolas y proveedores de servicios australianos, y que Australia, rica en recursos, disminuirá el margen para los inversionistas chinos”, dijo Tu.

El acuerdo elevará los umbrales de selección para los inversionistas privados chinos en sectores no sensibles en Australia para facilitar la inversión proveniente de la segunda mayor economía del mundo.

“El ChATLC disminuirá enormemente los obstáculos para la inversión china”, dijo Li Jian, un investigador de comercio exterior del Ministerio de Comercio de China.

David Liao Yi-chien, presidente y gerente general de HSBC China, espera que un mayor número de compañías privadas chinas inviertan con base en las ventajas ofrecidas por el tratado.

“Más inversión irá hacia sectores como servicios, turismo, agricultura e infraestructura”, comentó.

El pacto impulsará también los pagos transfronterizos en renminbi por parte de las compañías australianas. Liao indicó que ayudará a convertir a Australia en un centro para pagos externos en renminbi.